Francia registra cerca de 23 000 nuevos contagios de covid-19 en un día

Francia registró en las últimas 24 horas 22 848 nuevos casos del coronavirus, frente a los 26 784 notificados el miércoles 20 de enero del 2021, unos niveles superiores a la media de casos diarios notificados en diciembre, según cifras de las autoridades sanitarias. Además, 346 personas murieron en hospitales por un problema derivado del covid-19, lo que lleva el total de víctimas mortales desde marzo a 71 998.

En los hospitales, 25 735 pacientes se encuentran ingresados por el virus (49 más que el día anterior), de los cuales 2 876 se encuentran en UCI (24 más que el miércoles). La tasa de positividad de test se encuentra en el 6,7%, y la tasa de incidencia nacional en 196 casos por cada 100 000 habitantes.

El Gobierno comunicó este jueves 21 de enero que 823 567 personas han sido ya vacunadas contra el virus en la campaña que inició el pasado 27 de diciembre, cifras que esperan llevar por encima del millón a finales de este mes. En el país, restaurantes, bares, gimnasios, museos y salas de espectáculos permanecen cerrados desde octubre sin fecha de reapertura aún a la vista.

El toque de queda nacional impone a los ciudadanos desde el pasado sábado 16 de enero quedarse en sus casas entre las seis de la tarde y las seis de la mañana.

El Comercio

Desaconsejan las mascarillas hechas en casa por las nuevas variantes de covid-19

Las autoridades francesas desaconsejan ahora utilizar mascarillas hechas en casa, pero también las fabricadas que no garantizan un filtrado superior al 90 % ante el riesgo que suponen las nuevas variantes del coronavirus.

El ministro de Sanidad, Olivier Véran, justificó este martes 19 de enero del 2021 la nueva consigna porque el Alto Consejo de la Salud, una instancia consultiva de carácter técnico, estima que son insuficientes ante los mayores niveles de contagios que han puesto en evidencia algunas de esas variantes, como la que ha proliferado en el Reino Unido.

En una entrevista a la emisora France Inter, el ministro explicó que las que no ofrecen suficientes garantías ante esa nueva amenaza son las hechas de forma artesanal y también las fabricadas con tejido de categoría 2, que únicamente aseguran el filtrado del 70% de las partículas de 3 micrómetros. Se siguen recomendando las quirúrgicas, así como las textiles de categoría 1, que ofrecen un filtrado superior al 90%.

Véran indicó que a partir de los test PCR que se hacen en Francia, la variante que se ha desarrollado en el Reino Unido suponen en torno al 1,4% de los casos positivos, lo que significa entre 200 y 300 diarios y unos 2 000 en total en el país actualmente.

Pero más allá de esa cifra relativamente reducida, advirtió de que hay ejemplos de que se trata de una variante «muy agresiva y muy contagiosa», como el de una residencia en la región de París en la que ya se han contagiado 36 personas con esa misma variante.

Por eso siguió sin excluir que haya que recurrir en el futuro a un nuevo confinamiento -sería el tercero en Francia- aunque por ahora se ha optado por endurecer el toque de queda nocturno, que desde el pasado sábado empieza a las 18:00 horas en todo el país, y no a las 20:00.

«El virus circula mucho para levantar las restricciones, pero menos que para nuestros vecinos», subrayó después de hacer notar que cada día se declaran de media unos 20 000 contagios, unas cifras que no han aumentado en la última semana.

Ante las polémicas por los alcaldes que se quejan de que no llegan a sus poblaciones las vacunas esperadas, el titular de Sanidad dijo que de aquí a finales de la semana se publicarán las dosis disponibles para cada centro de vacunación. Sobre la marcha de la campaña, reafirmó su objetivo: «de aquí a finales de febrero habremos vacunado a 2,4 millones de personas» y si hubiera autorización para nuevas vacunas, se podría llegar a 4 millones.

El ministro confirmó que hay conversaciones con tres farmacéuticas para que en sus plantas se puedan fabricar dosis de vacunas de otras empresas que ya han obtenido autorización para comercializarlas.

En cuanto al debate sobre la pertinencia de un «pasaporte de vacunación» que permitiría hacer cosas como viajar en avión a sus portadores, Véran dijo que «es muy prematuro» dado el porcentaje de población que ha podido acceder a las vacunas, pero «la cuestión se planteará necesariamente». Y, en particular, si se demuestra que las vacunas reducen el riesgo de contagio -añadió-, «ese debate será necesario».

El Comercio

Emmanuel Macron da positivo para COVID-19

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, dio positivo en COVID-19, según anunció el jueves el Palacio del Elíseo.

El mandatario se hizo una prueba “en cuanto aparecieron los primeros síntomas”, indicó el comunicado, sin dar más detalles.

Macron se aislará durante siete días, y “seguirá trabajando y ocupándose de sus actividades a distancia”, añadió el Elíseo.

En un primer momento no estaba claro qué esfuerzos de rastreo de contactos había en marcha. Macron asistió a una cumbre de la Unión Europea a finales de la semana pasada, donde mantuvo una reunión bilateral con la canciller alemana, Angela Merkel. El miércoles se reunió con el primer ministro de Portugal. Las autoridades portuguesas no hicieron comentarios en un primer momento.

Macron también celebró el miércoles la reunión semanal del gobierno, a la que asistieron el primer ministro, Jean Castex, y otros ministros. La oficina de Castex indicó que el primer ministro también se aislaría durante siete días.

La presidencia francesa confirmó que se había cancelado el viaje de Macron a Líbano, previsto para la semana que viene.

Macron y otros miembros del gobierno reiteran que se atienen a estrictos protocolos de higiene durante la pandemia, que incluyen no estrechar manos, llevar mascarilla y mantener la distancia con otras personas.

Macron sigue la recomendación de las autoridades sanitarias galas, que en septiembre redujeron de 14 a siete los días de aislamiento. Las autoridades dijeron entonces que ése es el periodo de más riesgo de contagio, y reducirlo ayuda a aplicar la medida.

Las autoridades francesas señalaron esta semana que muchos en el país no respetaban las cuarentenas de 14 días porque las consideraban demasiado largas. (I)

Perros pueden detectar el covid-19 a través del sudor de las personas

Los perros pueden detectar el covid-19 en las personas a través de su sudor. Así lo demostró un nuevo estudio realizado en Francia y el Líbano, que fue publicado este 10 de diciembre del 2020 en la revista PLOS One, según menciona la cadena CNN en Español.

Un total de 14 perros fueron entrenados para olfatear el nuevo coronavirus de 177 muestras recolectadas. Los canes pudieron detectar el covid-19 con éxito en 95 personas que dieron positivo, mientras que las 82 restantes fueron negativas.

Solo seis perros demostraron habilidades para olfatear las muestras de sudor humano. La tasa de éxito es de entre el 76% y 100%. En países como Finlandia y Chile también se entrenaron a perros rastreadores para detectar el covid-19.

La idea es que los canes puedan ayudar a los médicos como asistentes de diagnóstico. En este caso la orina humana es utilizada para los entrenamientos.

En Finlandia las narices de los canes resultaron tan efectivas en la detección del virus como las pruebas estándar de reacción en cadena de la polimerasa, por sus siglas en inglés (PCR).

Se presume que los perros con sus olfatos altamente sensibles huelen el virus porque la composición de la orina y del sudor cambia cuando una persona se encuentra enferma.  

Ecuador se sumó a esta iniciativa de entrenamiento de perros y la empresa Working Dogs k-9 junto con el Centro de Investigación para la Salud en América Latina de Pontificia Universidad Católica del Ecuador (Ciseal – PUCE) trabajaron con seis canes.​

Los perros huelen los desechos humanos para dar con personas contagiadas, de esta manera la sensibilidad olfativa les permite detectar la reacción fisiológica que se produce en alguien infectado por el covid-19.

Es importante señalar que los perros no entran en contacto directo con las personas,  los desechos son llevados a habitaciones para que los puedan olfatear.

Fuente: El Comercio

El caso de un entrenador de fútbol juvenil que enviaba mensajes inapropiados

En la academia nacional de futbol de Francia, un instructor fue investigado debido a que envió decenas de mensajes de texto perturbadoramente afectuosos a un adolescente de 13 años. Sin embargo, fue despedido solo después de que invitó al joven a almorzar.

En su siguiente club, el hombre levantó sospechas luego de que la angustiada madre de un jugador joven se acercara a un directivo del equipo y le preguntara si era normal que los chicos fueran pesados sin ropa interior. No obstante, fue despedido solo después de que descubrieron que trabajaba con un agente para llevar a los jugadores a otros equipos.

Cuando se dieron cuenta de que trabajaba como el director juvenil de otro equipo francés este año, dos personas que conocían su conducta pasada se pusieron en contacto con el presidente del club para advertirle. Sin embargo, la Federación Francesa de Futbol, que había despedido al hombre de su trabajo en el centro nacional de entrenamiento por sus interacciones inapropiadas con un joven candidato, no dijo nada.

En cambio, durante los últimos ocho años, ha permitido que el exintegrante de su personal se mueva de manera silenciosa de trabajo en trabajo, siempre respaldado por un certificado de alto valor emitido por la federación, el cual ha facilitado su capacidad de continuar trabajando en el deporte. Su información de contacto permanece disponible para empleadores potenciales en el sitio web de la federación.

El hombre, David San José, nunca ha sido sujeto de una denuncia oficial por abuso sexual o contacto físico inapropiado con un menor de edad. Sin embargo, ha podido continuar trabajando con atletas juveniles a pesar de los focos rojos que han planteado nuevas preguntas sobre la incapacidad, o falta de disposición, de las organizaciones deportivas para realizar investigaciones significativas sobre la conducta de adultos responsables por el cuidado de menores.

En los últimos años, esa falta de supervisión ha llevado a escándalos y cargos penales en casos que involucran a gimnastas en Estados Unidos, a futbolistas en el Reino Unido, así como a patinadores artísticos y nadadores en Francia. En casi todos los casos, las investigaciones concluyeron que los rumores y los señalamientos sobre conductas inapropiadas y abuso eran bien conocidos, pero fueron ignorados.

Cuando fue contactado para hablar sobre su etapa en el centro nacional de entrenamiento de Francia en Clairefontaine y su historial laboral después de salir del centro, San José se rehusó a hacer comentarios al respecto. No obstante, otras personas, incluyendo a exentrenadores, exdirectivos y exempleados de la federación, así como diez excompañeros de equipo del joven que recibió los mensajes de texto, aceptaron ser entrevistados.

“Todavía no puedo entender cómo San José puede trabajar con menores después de lo que pasó en Clairefontaine”, dijo el exdirector del centro, Gérard Prêcheur. “No puedo entender cómo él todavía trabaja en el futbol”.

Mensajes de texto y una advertencia

Según compañeros de equipo y la madre del adolescente, los mensajes a veces llegaban en ráfagas: saludos, invitaciones, declaraciones de amor. Para el joven de 13 años que los recibió eran confusos. ¿Por qué un adulto, y especialmente un instructor de una de las principales academias de futbol, lo llenaría de tanta atención?

Durante un tiempo, el menor (ahora de 23 años y cuya identidad no ha sido revelada para proteger su privacidad) no dijo nada sobre los mensajes. Sabía que era afortunado, seleccionado entre un grupo de dos docenas de chicos a los que se les otorgaron lugares codiciados para vivir y entrenar en el centro nacional de entrenamiento de Francia en Clairefontaine, que podría decirse que es la academia de futbol más importante del mundo. Sabía que Clairefontaine había sido el trampolín para decenas de los jugadores profesionales franceses de mayor renombre. Así que en lugar de reportar los mensajes perturbadores, el joven no dijo nada a sus compañeros, sus entrenadores ni a sus padres.

El primer indicio de que algo estaba mal ocurrió durante un traslado en autobús en 2012. La escuadra de talentosos adolescentes estaba de un humor típicamente bullicioso. Entre bromas pesadas Tiago Escorza, uno de los jugadores, tomó el celular de su compañero. Escorza, ahora de 23 años, recordó ver mensajes del instructor al joven, en los que le decía que lo amaba. Su reacción fue estallar en una carcajada (y luego leer los mensajes en voz alta al resto de los jugadores).

“Todos le dijimos: ‘¿Es tu papá o qué pasa?’”, dijo Hedi Mehnaoui, un arquero que estaba presente.

Unos meses después, la madre del joven también descubrió los mensajes. Al cambiar a un nuevo celular que le había comprado a su hijo, encontró un mensaje de texto de San José.

Su esposo estaba furioso por el mensaje, dijo ella, pero también luchaba contra una enfermedad grave, así que la madre decidió que ella confrontaría a San José en persona. Lo hizo mediante una carta, que fue entregada a él en Clairefontaine, en la que le ordenaba que no le mandara más mensajes a su hijo y que no estuviera a solas con él bajo ninguna circunstancia. San José, dijo ella, la dejó sin argumentos al decirle que en su cultura (su familia es originaria de España) era habitual decir cosas como “te amo” incluso a personas fuera del propio núcleo familiar.

El asunto pudo haber concluido ahí, pero una conversación fue escuchada accidentalmente por dos vigilantes encargados de cuidar al equipo durante una inspección vespertina rutinaria. Les enseñaron mensajes (reenviados a otros dos jóvenes) que habían sido escritos por San José.

“Estoy cansado de que siempre soy yo quien dice: ‘Te amo’”, se leía en uno, según los vigilantes.

A la mañana siguiente, uno de los vigilantes informó al entrenador de los juveniles, Philippe Bretaud, y también a Prêcheur, el director de Clairefontaine, sobre lo que había descubierto. Prêcheur, quien dejó su cargo en Clairefontaine en 2014, dijo que su primera reacción fue indignación. “Me puse furioso”, dijo.

Relató que de manera inmediata llamó a los padres del joven y les aconsejó que presentaran una denuncia, pero que ellos se negaron, por temor de que al hacerlo pusieran en riesgo las posibilidades de su hijo de tener una carrera futbolística. Prêcheur le mostró los mensajes a su jefe, François Blaquart, y luego al director técnico del futbol francés.

“Recuerdo que eran mensajes de amor, totalmente inaceptables hacia un menor”, dijo Blaquart.

Blaquart suspendió a San José, quien era responsable de la educación no relacionada con el futbol en las instalaciones, y le ordenó que abandonara Clairefontaine, dijo, y después siguió los lineamientos establecidos y pasó el expediente al Departamento de Recursos Humanos de la Federación Francesa de Futbol.

La federación francesa insistió en que investigó de manera exhaustiva las acusaciones, realizó múltiples entrevistas y designó un psicólogo para que hablara con el joven. Sin embargo, también dijo que no había descubierto evidencia de ningún mensaje de naturaleza sexual o romántica entre San José y el menor, además mencionó que no podía hacer más con las acusaciones.

Se hicieron varios intentos de contactar a San José por teléfono y mensajes de texto antes de que finalmente respondiera a un mensaje a través de la red social profesional LinkedIn en el que se le pidió comentar su periodo en Clairefontaine y su carrera posterior. San José declinó la solicitud. Posteriormente, bloqueó cualquier otro intento de contacto en la plataforma. Poco después, desactivó su perfil.

Silencio en medio de murmuros

Ian Ackley, un sobreviviente de abuso por parte de un reconocido exentrenador del futbol británico, ahora encabeza un grupo que apoya a víctimas de experiencias similares en el futbol inglés. Dijo que casos potenciales de abuso se resuelven con frecuencia de modo silencioso y que se hacen esfuerzos para atraer la menor atención posible hacia ellos.

“Pero genera un problema en otro lado”, dijo Ackley, que mencionó que sufrió de abuso durante casi cuatro años, hasta que cumplió 13 años, por parte de un entrenador en el Manchester City. “Quieren evitarse el daño a la reputación que implica una indagatoria o investigación pública y no quieren consternar a la gente”.

Al no encontrar evidencia de abuso o acoso, a San José se le permitió dejar su empleo de manera silenciosa con sus credenciales altamente calificadas y respaldadas por la federación intactas. La federación dijo que las credenciales le permitieron a San José trabajar como voluntario y en la ley francesa no hay disposicionces que requieran una revisión completa de antecedentes para los entrenadores voluntarios.

Una de sus siguientes paradas fue en el Olympique de Valence, un equipo que juega en los niveles inferiores del futbol francés y está ubicado a una hora en auto al sur de Lyon. Malik Vivant, el director deportivo del equipo, recuerda haberse sorprendido de que alguien tan calificado como San José estuviera disponible. Dada la gestión de San José en Clairefontaine, Vivant consideró un logro haber contratado a alguien de su nivel para entrenar al equipo sub-15 de Valence. Sin embargo, meses después, Vivant comenzó a sospechar.

Primero, la angustiada madre de un jugador joven se acercó al tesorero del club y le preguntó por qué los jugadores tenían que estar desnudos al momento de pesarlos. Más focos rojos se encendieron cuando los directivos del club se enteraron de que un jugador juvenil había pernoctado en la casa de San José.

Prêcheur, el exdirector de Clairefontaine, dijo que cuando descubrió que San José estaba trabajando en Valence, contactó a los directivos del equipo para contarles qué había pasado en su academia. Valence finalmente despidió a San José, pero no por sus interacciones con los jugadores juveniles; fue dado de baja cuando el club descubrió que estaba trabajando con un agente para ofrecer a sus jugadores a otros equipos.

“Como ya tenía dudas, no titubeé y lo despedí”, dijo Vivant.

No obstante, San José permaneció en la región, trabajó en escuelas y, más recientemente, en otro equipo no profesional, el FC Rhône-Vallées. Vivant y Prêcheur dijeron que ambos habían advertido al equipo sobre contratar a San José y les habían descrito a los directivos del club los incidentes que ocurrieron en Clairefontaine y Valence.

El club dijo la semana pasada que pondría fin al contrato de San José.

Sin embargo, la Federación Francesa de Futbol continúa insistiendo en que no hizo nada malo y que sin pruebas no tiene injerencia para prohibir que San José trabaje en el futbol o con menores. (La federación le otorgó una de sus licencias de entrenamiento de más alto nivel en 2017). No obstante, el Ministerio de Deportes de Francia, todavía en recuperación por un escándalo de abuso sexual en natación y patinaje artístico, dijo en un comunicado a The New York Times que sus lineamientos indicaban que se requería analizar las acusaciones (y las acciones tomadas por la federación de futbol del país).

Mientras la investigación está en curso, otros luchan de nuevo con las decisiones que tomaron. La federación de futbol contrató a un consultor de comunicación de crisis poco después de recibir las preguntas del Times sobre San José. Prêcheur dijo que él todavía estaba indignado sobre lo que consideró como el fracaso de la federación para proteger a un futbolista juvenil. El joven ya no está involucrado en el futbol y sus excompañeros ahora dicen que desearían haber hecho más para ayudarle. Incluso la madre del menor, quien decidió no alzar la voz en aquel entonces en un esfuerzo por preservar el sueño de su hijo de tener una carrera futbolística, ahora está evaluando sus decisiones.

Ocho años después de haber visto el mensaje en el celular de su hijo, dijo, desearía haber ido a la policía.

This article originally appeared in The New York Times.

Francia flexibilizará las restricciones por el covid-19 en tres fases

Francia comenzará a flexibilizar las restricciones impuestas por el coronavirus en las próximas semanas, llevando a cabo dicho proceso en tres etapas para evitar un nuevo brote de la pandemia, dijo este domingo, 22 de noviembre del 2020,  el Gobierno.

El martes, el presidente Emmanuel Macron dará un discurso a la nación sobre la situación del virus y podría anunciar una relajación parcial de las restricciones que entraron en vigor el pasado 30 de octubre.

«Emmanuel Macron presentará unas perspectivas durante varias semanas, especialmente sobre cómo ajustar nuestra estrategia.

Lo que está en juego es adaptar las restricciones mientras mejora la situación sanitaria, al tiempo que evitamos que un nuevo brote de la epidemia», dijo el portavoz del Gobierno, Gabriel Attal, al periódico francés Le Journal Du Dimanche.

«Habrá tres fases para aliviar (el confinamiento) en vista de la situación sanitaria y de los riesgos vinculados a algunos negocios: una primera fase alrededor del 1 de diciembre, después antes de las vacaciones de fin de año, y luego a partir de enero de 2021″, añadió Attal. Macron ha dicho que el segundo confinamiento nacional de Francia, que comenzó el 30 de octubre, duraría al menos cuatro semanas.

Las restricciones incluyeron el cierre de tiendas no esenciales, bares y restaurantes.

El Gobierno, no obstante, se encuentra bajo una creciente presión para que alivie dichas restricciones antes de la temporada de compras navideñas -momento en que el sector minorista obtiene la mayor parte de su facturación anual-, después que los últimos datos de contagios hayan mostrado que el país estaría frenando el aumento de casos de covid-19.

«Nos habíamos comprometido a permitirles (a los comerciantes) reabrir alrededor del 1 de diciembre si la situación sanitaria mejoraba, lo que parece ser el caso», dijo Attal. Sin embargo, los bares y restaurantes «continuarán experimentando restricciones», añadió.

El número de nuevas infecciones por coronavirus en Francia aumentó el sábado en 17 881, por debajo de las 22 882 registradas el viernes, mientras que el número de personas hospitalizadas con covid-19 disminuyó por quinto día consecutivo y se redujo a 31 365.

Francia casi dobla el número de muertos por covid-19 en su recuento diario

Francia registró 551 muertos por coronavirus en las últimas 24 horas, casi el doble que la jornada, precedente, lo que eleva la cifra de muertos en el país a 40 987 mientras, anunció este lunes, 9 de noviembre del 2020, el director general de Sanidad, Jér me Salomon.

«El pico de la segunda ola está delante de nosotros», advirtió el Salomon en una conferencia de prensa, en la que señaló que el número de casos confirmados asciende ya a 1 807 millones.

Destacó que 31 125 personas están actualmente hospitalizadas en Francia, 4 690 en de ellas en unidades de reanimación.

«La presión en los hospitales continúa subiendo pero todos los servicios están garantizados», aclaró Salomon, aunque reconoció que muchas operaciones y otros bloques hospitalarios están enteramente dedicados a pacientes de covid-19. Por ello, apeló a la responsabilidad ciudadana:

«Cuanto más responsables seamos y más respetemos el confinamiento, más rápido podremos ir en levantar las restricciones» en vigor.

«Francia es el cuarto país del mundo con más Salomon, cantidad de casos pero también es uno de los países que más pruebas está haciendo, más de tres millones en una semana», explicó que concretó que todas las regiones del país están afectadas aunque aprecian un ligero descenso en las zonas donde primero se estableció el toque de queda.

Sobre el anuncio de la eficacia del 90% de la vacuna de Pfizer, el director general de Sanidad francés cree que hay que «ser prudentes»

EFE

¿Bailar hasta la muerte? La epidemia de baile de 1518

Mover el cuerpo al ritmo de la música puede llevarte a la muerte. Hubo incluso una epidemia, donde la gente se contagiaba bailando.

Según data la historia, la Edad Media fue una época con falta de salubridad y muchas enfermedades emergentes. que acabaron con la vida de millones de personas, especialmente en Europa.

El escenario es Estrasburgo, actual ciudad de Francia, pero sin embargo, en aquel entonces pertenecía al Sacro Imperio Romano Germánico.

Un día en 1518, una mujer salió a la calle y comenzó a bailar durante varios días sin parar; en una semana, unas 100 personas habían sido consumidas por el mismo impulso irresistible de bailar.

Troffea, la pionera en el suceso, eventualmente logró detenerse, sin embargo, los demás habitantes ya se habían “contagiado” y nadie podía dejar de moverse.

Según recoge la BBC, las autoridades estaban convencidas de que los afligidos solo se recuperarían si seguían bailando día y noche, así que los separaron. Incluso, suministraron bailarines profesionales y hasta una orquesta para acompañar a los lugareños.

El portal web Culturizando, acota que el hecho de que estas personas no pudieran dejar de bailar, eventualmente les ocasionó terribles lesiones y hasta infartos, lo que se tradujo a alrededor de 15 muertes por día; ya para final del mes pasaban las 500 víctimas.

A fines de agosto de 1518, alrededor de 400 personas habían experimentado la locura. Finalmente fueron cargados en vagones y llevados a un santuario de curación.

No fue sino hasta principios de septiembre que la epidemia empezó a desaparecer.

Al respecto se crearon varias teorías. Algunos decían que los bailarines eran miembros de un culto herético. Otros por su lado, sugerían que los contagiados habían ingerido cornezuelo o ergot (Claviceps purpurea), un hongo psicotrópico que crece en tallos de centeno. O, que el suceso fue un estallido de histeria colectiva.

Finalmente, la Iglesia vio la plaga del baile como una especie de castigo divino del santo siciliano San Vito, figura católica que penalizaba a través de lo que ahora conocemos como epilepsia. Como solución se propuso realizar una gran procesión a la capilla dedicada al santo y, según los registros, hasta este momento duró la plaga del baile.

Ataque terrorista en Francia dejó tres muertos, uno de ellos decapitado

Tres personas murieron, una de ellas decapitada, por un ataque con cuchillo este jueves en el interior de una iglesia en la ciudad francesa de Niza, por un presunto agresor islamista.

El ataque se produjo hacia las 9 (hora local, 5 GMT) dentro de la basílica Notre-Dame, en pleno corazón de esta ciudad de la Riviera Francesa. El atacante, que intentó esconderse en un baño de la iglesia, fue detenido y está siendo interrogado, tras ser trasladado a un hospital.

Todo hace suponer un atentado terrorista en el interior de la Basílica de Notre Dame”, señaló el alcalde de la ciudad, Christian Estrosi, y la fiscalía antiterrorista abrió una investigación. Según relató Estrosi, el atacante repetía “Allahu Akbar” (Dios es grande) mientras era atendido por el personal médico.

El gobierno elevó a “urgencia atentado” el nivel de alerta en todo el país tras el ataque. Después del atentado, un hombre fue abatido en la ciudad de Avignon cuando amenazaba con un cuchillo a policías y se conoció que un sujeto apuñaló a un guardia de seguridad en un consulado francés en Arabia Saudita.

Por el momento, se conoció que las víctimas son dos mujeres y un hombre. Al respecto, el alcalde confirmó que murió el párroco de la basílica. A su vez, la prensa local informó que una de las víctimas sería una anciana de 70 años que fue decapitada por el agresor, mientras que la otra mujer consiguió salir del templo y buscó ayuda en un café cercano, pero no logró sobrevivir a las heridas.

Nuestra Señora de Niza es un templo neogótico situado en pleno centro de la ciudad de la Riviera Francesa. En el momento del ataque, no se celebraba una misa o servicio religioso, pero las puertas estaban abiertas a quien quiera acercarse a orar.

El ministro del Interior francés, Gérald Darmanin, anunció en Twitter una “reunión de crisis”. La Prefectura de la policía de la región Alpes Marítimos señaló que hay una operación en curso en esa zona de la ciudad pero no avanzó más detalles.

Se creía que el hombre había actuado solo, dijo la policía, que todavía no divulgó detalles sobre su identidad.

La férrea defensa del mandatario francés Emmanuel Macron al derecho a la libertad de expresión, tras el asesinato de un profesor, decapitado en un ataque por mostrar algunas caricaturas de Mahoma, desató una ola de protestas en los países musulmanes y un boicot en algunos países hacia los productos franceses. Líderes internacionales como el mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, han acusado a Macron de xenofobia y de ser “hostil” con el islam.

“Una vez más, en las circunstancias tan difíciles que atraviesa nuestro país, no pudo más que llamar a la unidad y la cohesión de los representantes nacionales”, dijo el primer ministro, Jean Castex, que abandonó de forma precipitada la sede parlamentaria para dirigirse al Ministerio del Interior.

Un oficial de seguridad vigila tras un ataque con cuchillo (Reuters)

Niza, una ciudad de poco más de 500.000 habitantes, ya fue escenario de un atentado el 14 de julio de 2016, cuando en plena fiesta nacional un terrorista embistió con su camión a los cientos de personas que se agolpaban en el Paseo de los Ingleses. Más de 80 personas perdieron la vida entonces.

El Vaticano informó que el papa Francisco estaba al tanto de lo ocurrido y rezaba por las víctimas, así como por el cese de la violencia. La Conferencia de Obispos de Francia (CEF) describió como “incalificable” el ataque y dijo que “los cristianos no deben convertirse en un símbolo a destruir”.

“Estamos conmovidos, muy afectados y en una especie de asombro frente a este tipo de acto indescriptible”, dijo a la AFP el portavoz de la CEF, el padre Hugues de Woillemont. “Es urgente luchar contra esta gangrena que es el terrorismo, así como es urgente poner en marcha una fraternidad concreta en nuestro país”, añadió.

El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, dijo sentirse “profundamente conmocionado” por el ataque y formuló un llamado a la unidad “contra la violencia y quienes incitan y propagan el odio”. En un mensaje en Twitter, Sassoli apuntó que “el dolor es sentido por todos nosotros en Europa”.

Los diputados franceses, que debatían el nuevo confinamiento nacional decidido la víspera y que entrará en vigor este jueves a medianoche, observaron un minuto de silencio tras enterarse de lo sucedido.

(Con información de AFP)

Tessy Verrier, de 3 años, buscada por Interpol, localizada en Ecuador

Es un día esperanzador. Después de ocho meses de angustia y búsqueda, Valéri López anunció este jueves 15 de octubre del 2020 que su hija, Tessy Verrier, de 3 años, fue localizada en Ecuador.

La infante estaba reportada como desaparecida en febrero último tras haber sido sacada de Francia por su padre, Jean L. «Tessy fue encontrada, está físicamente bien, a salvo.

Sus heridas psicológicas y emocionales tardarán tiempo en curarse. Sin embargo, lo más importantes es que ya está nuevamente con mamá», escribió López en la cuenta de Twitter que levantó la búsqueda de la niña en el mundo. 

La madre relató a este Diario que Tessy permaneció con su padre el 15 de febrero. Aquel día, Jean L. debía encontrarse con Valéri para entregarle a la niña. Ese fue el plazo para las vacaciones que habían acordado. Sin embargo, no llegó.

Después de un rastreo de movimientos migratorios, se determinó que el hombre sacó a Tessy de Francia durante la primera semana de febrero y llegó a Cuba. Su próxima parada fue Panamá y Colombia.

El 11 de febrero ingresó a territorio ecuatoriano vía terrestre por el puente internacional de Rumichaca, en la provincia del Carchi. Valéri llegó al país luego de conocer que un testigo vio a la niña el 18 de abril en Tumbaco, en el nororiente de Quito.

Desde aquel día se desconocía su paradero y la madre levantó una campaña en redes para agilitar su búsqueda y la Organización Internacional de la Policía Criminal (Interpol) emitió una difusión amarilla para alertar sobre la desaparición de la menor el 10 de octubre último.

La madre prefirió no ofrecer detalles sobre las circunstancias del hallazgo de su hija y decidió no pronunciarse sobre la situación legal de Jean L. «Queremos que las autoridades resuelvan en derecho su futuro, respetaremos su decisión».

El caso de Tessy levantó el debate sobre los efectos del ‘secuestro parental’ en la salud mental de pequeños y padres. Para Valéri da cuenta de que lo ocurrido visibilizó «el sufrimiento de los niños al ser separados de sus padres, y también el sufrimiento de padres y madres al ser separados de sus hijos.

Esto no se trata de una guerra de géneros, esto se trata de pensar un poco más en el otro, en el bienestar de lo más sagrado que existe, la niñez», dijo.  Ahora -dice la madre- se enfocará en «reparar la salud emocional y psicológica de Tessy. Es algo que lo haremos con paciencia y el amor que siempre ha tenido en su hogar».

Valérie agradeció al país por su solidaridad. «Gracias. De Ecuador nos llevamos la esperanza, porque aquí recuperamos a Tessy. Esperamos volver pronto para conocerlo, esta vez de la mano de Tessy, pero sin que esté cautiva o escondida», concluyó.

La Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas (Asfadec) celebra que Tessy pueda volver a los brazos de su madre sana y salva. Y, este jueves, también recuerdan a los cientos de casos de desaparecidos cuyos procesos legales en Ecuador permanecen estancados.

En el parque Cevallos, en el corazón de Ambato, el colectivo realiza un plantón para exigir justicia por Geovanna Pérez Constante, de 19 años, desaparecida el 4 de diciembre del 2010 en la ciudad.

Su madre, Yanera, presentó una denuncia sobre  la desaparición de su hija ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el organismo admitió el trámite del caso en mayo último.

En un oficio, suscrito por Marisol Blanchard, secretaria ejecutiva adjunta de la entidad, se detalló que el Estado tiene cuatro meses improrrogables para remitir información sobre las acciones que se han emprendido para localizar a la joven.  El plazo venció en septiembre y la madre denuncia la falta de respuestas de la justicia de Ecuador.

Fuente: El Comercio

feature image