Diana Atamaint: ‘Ya está en firme la candidatura del señor Bucaram’

La lista de Fuerza Ecuador (FE), con Abdalá Bucaram Ortiz a la cabeza, «está en firme». Así lo confirmó la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Diana Atamaint, la noche del 8 de diciembre del 2020.

La funcionaria explicó que el Tribunal Contencioso Electoral (TCE) consideró que el listado de la lista 10 ha cumplido con los requisitos para su inscripción, por lo que su resolución es de cumplimiento obligatorio para el CNE.

«El Tribunal ha considerado en su sentencia que el señor Bucaram ha cumplido con los requisitos y nos dispone la inscripción, no nos dispone la calificación, nos dispone la inscripción automática, por lo que nos corresponde a nosotros enviar al departamento respectivo para que cumpla con la sentencia del TCE».

Añadió que, con ello, no hay opción a objeción, ni ninguna situación que pueda contradecir una sentencia del TCE.

«Ya está en firme la candidatura del señor Bucaram». El pleno del CNE había negado en dos ocasiones la inscripción de la lista de FE. Argumentó que Bucaram no había cumplido con su aceptación personalísima.

No obstante, la defensa del exmandatario impugnó la decisión y afirmó que sí se cumplió aquello ante un delegado del CNE, durante las elecciones primarias.

El TCE revocó así la resolución del CNE, adoptada el 27 de octubre pasado, que impedía la postulación del exmandatario y se dispuso “la calificación de la lista de candidatos a asambleístas nacionales, propuesta por el partido Fuerza EC”.

De los cinco jueces del TCE, la jueza Patricia Guaicha y Fernando Muñoz emitieron un voto salvado, en el que niegan el recurso subjetivo electoral y ratificarom la decisión del CNE de no calificar la inscripción de los candidatos.

En tanto, Bucaram convocó a su militancia para el próximo 12 de diciembre del 2020 para organizar lo que será su campaña electoral. Adelantó que una de sus propuestas será «combatir la corrupción desde el legislativo».

Bucaram Ortiz guarda prisión domiciliaria al ser parte de una investigación fiscal bajo la presunción de estar implicado en el delito de delincuencia organizada, en la venta irregular de insumos médicos durante la emergencia sanitaria por el covid-19; y por presunta tenencia ilegal de bienes patrimoniales.

Por ello, porta aún un grillete electrónico. No obstante, el ser un candidato no podrá ser procesado de acuerdo con el artículo 108 del Código de la Democracia.

Fuente: El Comercio

Tras sentencia electoral, Abdalá Bucaram no podrá ser procesado penalmente

El partido político Fuerza Ecuador (FE) espera que la próxima semana su lista de candidatos a asambleístas nacionales esté legalmente inscrita por el Consejo Nacional Electoral (CNE), con lo que uno de los participantes, Abdalá Bucaram Ortiz no podrá ser procesado penalmente.

El expresidente de la República guarda arresto domiciliario, al ser investigado por el presunto delito de delincuencia organizada por la venta irregular de insumos médicos durante la pandemia del COVID 19, y por la sospecha de tráfico de bienes patrimoniales.

Pero con la sentencia del viernes último, dictada por el Tribunal Contencioso Electoral (TCE) en el marco de las elecciones generales del 2021, Bucaram adquirirá la denominada ‘inmunidad’.

Es decir, se aplicará el último inciso del artículo 108 del Código de la Democracia, que establece que los candidatos «no podrán ser privados de la libertad ni procesados penalmente desde el momento de la calificación hasta la proclamación de resultados ni enjuiciados, salvo los casos de delito flagrante, delitos sexuales, violencia de género e intrafamiliar. Proclamados los resultados podrán activarse procesos penales​ ​contra ellos, y solo los candidatos​ ganadores gozarán de fuero de Corte, excepto en delitos de violencia intrafamiliar que no se reconoce fuero alguno​»​.

El fallo del TCE ordenó al Consejo Electoral calificar la lista de asambleístas y del exmandatario como primer postulante.

Él interpuso un recurso subjetivo contencioso electoral en contra de las resoluciones del Consejo con las que se rechazó su candidatura, el 12 y el 27 de octubre, por incumplir con la aceptación personalísima de la postulación.

El Tribunal argumentó que el candidato sí aceptó su candidatura de forma indelegable y personalísima, como lo establece el reglamento de Democracia Interna, porque las elecciones en el partido se hicieron de forma presencial, y Bucaram había firmado el acta ante el delegado del Consejo; aunque el funcionario se había rehusado a suscribir el informe, porque se consideraba que la aceptación de una candidatura nacional debía realizarse en el CNE, en Quito.

Guillermo Castro Dáger, abogado de Bucaram, aseguró que sí se cumplió con el requisito de la aceptación el 23 de agosto, pues el reglamento establecía dos formas para hacer las primarias: presenciales y telemáticas. Y, «Bucaram no fue electo por vía telemática, sino presencial. Si la habría hecho por Zoom tendría que haber ido a Quito, pero como la hizo presencial frente a un delegado electoral no tenía por qué ir a Quito», precisó.

Estimó que la sentencia del TCE estará en firme en dos días (el lunes), y el CNE tiene dos días para calificarlos, por lo que la «lista debería estar inscrita como máximo, el jueves».

Entonces, Bucaram Ortiz no podrá ser procesado penalmente.

En el TCE se explicó que el candidato tiene arresto domiciliario, pero no tiene sentencia ejecutoriada, por lo que no se puede impedir su participación, según el artículo 113 de la Constitución; además que sí aceptó la candidatura.

Otro candidato que fue rechazado por el CNE fue Pablo Romero Quezada, exsecretario de Inteligencia, y que formaba parte de la lista de asambleístas de la coalición electoral Unión por la Esperanza (UNES). Él no aceptó la candidatura porque tiene prisión preventiva por el caso Balda.

El director nacional de Centro Democrático (CD), Enrique Menoscal (parte de la alianza UNES con Fuerza Compromiso Social), dijo que en este caso, ellos subsanaron el requisito remplazando a Romero.

«Él fue remplazado y ya no podemos inscribir candidatos. Sin embargo, hubo un tratamiento diferente, porque si fueron a tomarle la aceptación a domicilio, yo hubiera pagado el pasaje al delegado del CNE para que se vaya a Bélgica a tomar la firma al expresidente Rafael Correa para que sea candidato. No pueden cambiar los procedimientos en la mitad de las elecciones. El CNE debe aclarar, debe indicar cómo se hizo esta aceptación», cuestionó Menoscal.

Fuente: El Universo

CNE negó impugnación de Bucaram e inadmitió inscripción

Las aspiraciones electorales del expresidente Abdalá Bucaram Ortiz se diluyen. La noche del martes 27 de octubre del 2020, el Pleno del Consejo Nacional Electoral (CNE) negó, con cinco votos a favor, una apelación planteada por Bucaram, en contra de una resolución previa que inadmitió la inscripción de la lista de postulantes a la Asamblea Nacional del partido Fuerza Ecuador (FE).

Los consejeros rechazaron la impugnación y reiteraron que Bucaram no cumplió con la aceptación personal de su precandidatura, como lo establece la normativa electoral.

Al no haber subsanado ese requisito en el plazo legal, el Pleno del CNE negó la inscripción de toda la lista de postulantes a asambleístas nacionales de FE, en la que también consta Abdalá Jacobo Bucaram Machuca, uno de los 11 hijos del expresidente.

El 22 de octubre pasado, el juicio contra Bucaram por supuesto tráfico de armas se suspendió, pues su defensa presentó un certificado médico en el que se indicó que el político se encontraba “indispuesto de salud”.

Listas nacionales de Construye La noche del martes el Pleno del CNE también negó una impugnación impulsada por Gustavo Baroja, secretario de Alianza País (AP), en contra de la lista de asambleístas nacionales del movimiento Construye.

Los consejeros advirtieron que el recurso se ingresó fuera de los plazos legales. Por ende, se calificó a la nómina de candidatos a asambleístas nacionales de Construye, exRuptura, identificados con la lista 25.

Además, el Pleno negó la inscripción de la lista de Construye para el Parlamento Andino, al no cumplir con los parámetros de paridad, pues esa nómina no estuvo encabezada por una mujer.

Fuente: El Comercio

Jueces decidirían si Salcedo queda libre

El debate alrededor de la inmunidad que otorga la ley electoral a los candidatos calificados fue encendido nuevamente. Esta vez se trata de Daniel Salcedo, candidato por Fueza Ecuador y procesado por corrupción, con prisión preventiva.

Daniel Salcedo cumple prisión preventiva por su vinculación a los casos de corrupción en hospitales del IESS de Guayaquil y por su intento de fugar del país en una avioneta que se estrelló. Sin embargo, es candidato a la Asamblea Nacional. El partido de su amigo y prófugo de la justicia, Abdalá Bucaram Pulley, Fuerza Ecuador (FE) lo auspicia como cabeza de lista por el distrito 1 de Guayas.

Así como también auspicia al expresidente Abdalá Bucaram Ortiz, como cabeza de la lista nacional de asambleístas, aunque también está procesado penalmente.

El estar procesado penalmente no es un impedimento para participar en las elecciones y ser candidato. Si Salcedo cumple con los requisitos su candidatura deberá ser calificada por la Junta Provincial Electoral.

Solo una vez que sea calificado será oficialmente candidato para las elecciones legislativas de febrero de 2021. Y el artículo 108 del Código de la Democracia establece que desde ese momento los candidatos no podrán ser privados de la libertad ni procesados penalmente, hasta la proclamación de resultados.

Proclamados los resultados podrán activarse procesos penales contra ellos, y solo el candidato o candidatos ganadores gozarán de fuero de Corte Nacional o Provincial según corresponda.

Proclamados los resultados podrán activarse procesos penales contra ellos, y solo el candidato o candidatos ganadores gozarán de fuero de Corte Nacional o Provincial según corresponda.

Código de la Democracia, art 108

Y Salcedo no es el único con procesos penales en curso. Pero sí es el único conocido que guarda prisión preventiva. Por lo cual sus abogados podrían solicitar que la medida se revierta hasta la proclamación de resultados.

Esta interpretación de la ley es errónea a ojos del penalista Pablo Encalada. El abogado sostiene que el espíritu de la ley era prevenir que la justicia se utilice políticamente para perseguir candidatos.

No para que los procesados previamente evadan la justicia. El jurista lamenta que los jueces en el país hayan dado paso a este tipo de acciones anteriormente.

Pero sostiene que eso no implica que se deba seguir haciéndolo, ya que la normativa aplica solo a partir de la calificación de la candidatura, no para procesos previos en curso.

Sin embargo, Encalada advierte que la decisión final, si se califica la candidatura de Salcedo, quedará en manos del juez que lleva el caso, ya que solo él puede decidir si la prisión preventiva se suspende hasta que los resultados electorales sean oficializados.

Fuente: Primicias

feature image