Ecuador: Más de la mitad de municipios están en deuda con la transparencia

Más de la mitad de los 221 municipios del Ecuador no llegan al 25% del cumplimiento de los niveles de transparencia, según una evaluación académica que se realiza cada año con la información subida hasta enero en los sitios web y en las redes sociales oficiales de los gobiernos autónomos descentralizados (GAD).

La última evaluación del periodo 2019/2020 indica que la calificación de 146 municipios no supera el 25%. En otros 49 va del 25% al 49%, apenas 21 están en el rango del 50% al 69%, 5 no fueron calificados y ninguno tiene un nivel de transparencia del 70% o más.

La evaluación está basada en 53 indicadores en los que se verifica el cumplimiento de varias leyes que buscan transparentar la gestión pública y lo que la academia considera que se debe informar, como la hoja de vida del alcalde y de los concejales.

“Esto es necesario para una participación ciudadana activa. Normalmente encontramos que está la foto del alcalde y el nombre sin el partido político al que pertenece. Cuando informamos los resultados ciertos alcaldes nos responden que cuando llegan ya no necesitan de partido político porque son del pueblo, pero eso es falso ya que cada representante cuida los intereses de algún partido o movimiento, se necesita saber quién gobierna”, dice Narciza Medranda, miembro del grupo de investigación en Comunicación, Desarrollo y Política de la Universidad Politécnica Salesiana, que junto a la Universidad Autónoma de Barcelona hacen la evaluación.

Los tres cantones del país que alcanzan un mayor nivel de transparencia son Guayaquil (69,81%), Cuenca y Sigchos, ambos con el 67,92%.

Mientras que 29 cantones no llegan ni al 2%, como Montecristi, en Manabí, y Tulcán, capital de Carchi. Ambos son los únicos del grupo de jurisdicciones que tienen más de 100.000 habitantes, según las proyecciones poblacionales al 2020.

El portal web del GAD de Montecristi no incluye el directorio completo de la institución, los sueldos, cargos y manera de contactar a cada uno de los empleados, no está el presupuesto actualizado, lo que se recauda de impuestos, ni el desglose del gasto.

Víctor Narváez, su director de planificación, afirma que por la pandemia del COVID-19 hay matrices que no se han incluido, pero que hasta fin de mes completarán la publicación.

Respecto a las sesiones del Concejo, agrega que estas se transmiten de manera virtual a través de Facebook Live. “Los que quieren participar pueden ver la transmisión en vivo”, dice el funcionario, quien asegura que no se ha reportado algún contratista incumplido, por lo que tampoco publican esa información.

Medranda asevera justamente que uno de los ítems menos actualizados es el del listado de contratistas incumplidos. La mayoría de los municipios señala que no aplica porque supuestamente no los tiene o hay datos muy antiguos: “En ese sentido sería importante tenerlos en la mira para negarles proyectos futuros, pero no ocurre y por lo general se vuelven a contratar a los mismos. La única manera de parar con la corrupción es vigilando y denunciando”.

Tulcán solo acumula puntaje en uno de los 53 grupos de indicadores, el de incluir en su sitio web instrumentos para valorar los servicios y presentar quejas o sugerencias.

Guayaquil, en cambio, acumula vistos en indicadores como incluir la información básica del alcalde o alcaldesa (biografía o currículum), la publicación de las remuneraciones, los viáticos, justificaciones de movilizaciones, los datos de contacto de los miembros del gobierno, el orden del día de las sesiones del Concejo con anticipación, las ordenanzas municipales y los datos presupuestarios.

Pero no alcanza más del 70% porque, entre otras causas, no publica las modificaciones presupuestarias, ni información sobre el desarrollo del pleno y las mociones de los grupos políticos, según el estudio.

“La Defensoría del Pueblo nos calificó con un cumplimiento del 100% por publicar todo lo que determina el art. 7 de la Ley Orgánica de Transparencia y Acceso a la Información Pública (una de las aristas que analiza el estudio académico). Esto incluye la remuneración de los empleados, los servicios ofrecidos, los formatos para las diferentes peticiones de los usuarios”, indica Martha Herrera Granda, secretaria general de la Municipalidad de Guayaquil.

Uno de los servicios es el uso de la ventanilla universal para atender los pedidos de información de los usuarios, que por lo general se responden, dice Herrera, en los siguientes quince días, antes del plazo de un mes previsto en la ley.

“Tenemos extensiones de la ventanilla universal en siete sectores de Guayaquil, lo que difundimos en las redes sociales para que se conozca lo que allí se puede hacer”, dice.

El estudio señala que la mayoría de los municipios del país no cumple con lo que exige la ley para hacer más transparente su gestión o lo hacen a medias con información incompleta, escueta, caduca y en un formato difícil de entender. “Lo que se requiere es que se publique en el repositorio del portal web para que todos accedan”, dice Medranda.

Cuenca y Sigchos están en segundo lugar

Cuenca es el único cantón del Ecuador que cuenta con un tranvía para el servicio de transporte público. Foto: Archivo EU

Cuenca es el único cantón del Ecuador que cuenta con un tranvía para el servicio de transporte público. Foto: Archivo

En el portal web del Municipio de Cuenca hay un literal donde constan las ‘Empresas y personas que han incumplido contratos’ en esa ciudad; sin embargo, estas pueden volver a trabajar con ellos, luego de un análisis de cada departamento, según Jorge Moscoso, jefe de Transparencia y Control de la Corrupción del Municipio de Cuenca, el segundo más transparente del país según la evaluación de la Universidad Politécnica Salesiana. A este cabildo han llegado este año más de 1.000 solicitudes de acceso a la información y en el 2019 tramitaron 947.

El cantón Sigchos, en la provincia de Cotopaxi, de 21.944 habitantes y en Cotopaxi comparte el segundo lugar con Cuenca en el listado de municipios más transparentes. Su alcalde, Hugo Argüello, dice que hace falta voluntad política para cumplir.

“Este es mi cuarto periodo como alcalde, regresé a los diez años y pues procuré trabajar con mi equipo de empleados generando conciencia de que nada es oculto”.

Aunque sí aclara que no pertenece a ningún partido político. Las cuatro veces que ganó la Alcaldía lo hizo con 4 organizaciones diferentes. La última, con el movimiento SUMA.

Sigchos es un cantón de tradición rural. Foto: Archivo EU

Calidad del gasto

El alcalde de Latacunga, Byron Cárdenas (Democracia Sí), cantón que está entre los cinco más transparentes, dice que la ciudadanía sí valora el cumplimiento. “Hemos dado de baja compras como la adquisición de chalecos. Se decía que se sobreestimaba la seguridad, entonces se socializó. La ciudadanía necesita saber qué se hace con los recursos colectivos”, asegura.

Fuente: El Universo

feature image