La sonda espacial Hayabusa2 está a punto de entregar muestras de asteroide

La sonda espacial japonesa Hayabusa2 se aproxima para entregar una cápsula con muestras de un asteroide lejano que podrían contener pistas sobre el origen del sistema solar y la vida en la Tierra, informaron el viernes funcionarios de la agencia espacial japonesa.

La sonda partió hace un año del asteroide Ryugu, a unos 300 millones de kilómetros. Soltará la cápsula a 220.000 kilómetros en el espacio, la que aterrizará el domingo en una zona escasamente poblada de Woomera, Australia.

Hayabusa2 sigue la trayectoria prevista, dijo Yuichi Tsuda, jefe del proyecto en la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón, en una conferencia previa a la crucial operación de separación de la cápsula el sábado.

“Nos hemos entrenado y estamos totalmente preparados. Solo me queda rogar que el equipo aún no utilizado funcione bien y que haya buen tiempo en Australia. Estamos muy emocionados”, acotó.

En las primeras horas del domingo, la cápsula protegida por un escudo térmico se volverá brevemente una bola de fuego al reingresar a la atmósfera, a 120 kilómetros de la superficie terrestre. A unos 10 kilómetros sobre el suelo, se abrirá un paracaídas para frenar el descenso y emitirá señales para indicar su ubicación.

El personal de JAXA ha instalado antenas satelitales en diversos lugares de la zona para recibir las señales, a la vez que prepara radares marinos, drones y helicópteros para ayudar en la búsqueda y recuperación de la cápsula, cuyo diámetro es de apenas 40 centímetros.

Las muestras, sobre todo de la superficie del asteroide, contienen datos valiosos no afectados por la radiación espacial y otros factores ambientales comunes en la Tierra, dicen los científicos. Les interesa sobre todo analizar la materia orgánica en las muestras.

JAXA espera encontrar pistas sobre la distribución de los materiales en el sistema solar y su relación con la vida en la Tierra. (I)

Fuente: El Universo

feature image