El mundo cierra sus fronteras a Reino Unido por nueva cepa de covid-19

Más países cerraron sus fronteras a Reino Unido este lunes, 21 de diciembre del 2020,  por temor a una nueva cepa de coronavirus altamente infecciosa, lo que avivó el pánico mundial, provocó el caos en los viajes y aumentó la posibilidad de escasez de alimentos en territorio británico pocos días antes de la consumación del Brexit.

India, Polonia, Suiza, Rusia y Hong Kong suspendieron los viajes de los británicos después de que el primer ministro Boris Johnson advirtiese que se identificó una variante mutada del virus hasta un 70% más infecciosa en el país, mientras que Japón y Corea del Sur dijeron que están monitorizando la situación.

Varios países ya habían suspendido los viajes con anterioridad, como Francia, Alemania, Italia, Holanda, Austria, Irlanda, Bélgica, Israel y Canadá.

El descubrimiento de la nueva cepa, ocurrido pocos meses antes de que las vacunas puedan estar ampliamente disponibles, sembró el pánico en una pandemia que ha causado ya la muerte de unos 1,7 millones de personas en todo el mundo y más de 67 000 solo en Reino Unido.

Australia dijo que halló que dos personas que viajaron desde Reino Unido al estado de Nueva Gales del Sur portaban el virus mutado. Johnson presidirá una reunión de respuesta de emergencia el lunes para discutir los viajes internacionales, en particular el flujo de carga dentro y fuera del país.

Los funcionarios de la Unión Europa celebraron una reunión para coordinar su respuesta. Francia cerró su frontera a las llegadas de personas y camiones desde Gran Bretaña, cerrando una de las arterias comerciales más importantes con Europa continental.

Mientras las familias y los conductores de camiones intentaban sortear las prohibiciones de viaje para regresar a casa a tiempo para Navidad, la segunda cadena de supermercados más grande de Reino Unido, Sainsbury’s, dijo que en un días sus estantes empezarán a aparecer vacíos si los lazos de transporte con Europa continental no se restauran con rapidez.

“Si nada cambia, en los próximos días empezaremos a ver escasez de lechugas, algunos vegetales para ensalada, coliflores, brócoli y cítricos, todos ellos importados del continente en esta época del año”, dijo Sainsbury’s.

Los productores de mariscos de Escocia dijeron que tenían toneladas de productos perecederos varados en las carreteras por el cierre de la frontera francesa. Las interrupciones en Reino Unido también complicarán los suministros a Irlanda.

“Ningún conductor quiere realizar entregas en Reino Unido ahora, por lo que Reino Unido verá cómo se agota su suministro de carga”, dijo la federación nacional de transporte por carretera FNTR de Francia. La alarma mundial se reflejaba en los mercados financieros.

Las bolsas europeas se desplomaban, con las caídas protagonizadas por las acciones de viajes y ocio. IAG -propietario de British Airways-, e easyJet perdían cerca de un 8%, mientras que Air France KLM caía alrededor del 7%. La libra esterlina se desplomaba un 2,5% frente al dólar, en camino a su mayor descenso diario desde marzo, mientras que el rendimiento de los bonos del gobierno británico a dos años tocaban un mínimo histórico.

Los tabloides británicos lamentaron la crisis y el periódico Daily Mirror titulaba “El hombre enfermo de Europa” en portada junto a una foto de Johnson. Nueva mutación Johnson canceló los planes navideños de millones de británicos el sábado debido a la cepa más infecciosa del coronavirus, aunque sostuvo que no había pruebas de que fuera más letal o causara una enfermedad más grave.

La nueva variante contiene 23 cambios diferentes, muchos de ellos asociados con la forma en que se une a las células y se introduce en ellas. El secretario de Transporte británico, Grant Shapps, dijo que Reino Unido realizó algunos de los mejores análisis globales de las mutaciones del virus, por lo que simplemente está viendo lo que ya hay en otros países.

Shapps aseguró que su prioridad es levantar las prohibiciones lo más rápido posible, pero que gracias a los preparativos para el final del período de transición del Brexit el 31 de diciembre, el país está bien posicionado para la interrupción.

El Gobierno británico activó los planes que tenía para acumular camiones en el condado de Kent, en el sureste, en el marco de sus planes para posibles disrupciones cuando Londres salga de la órbita de la UE con o sin un acuerdo comercial a las 2300 GMT del 31 de diciembre.

Fuente: Agencia Reuters

feature image