Hallazgo en Italia: descubren en las ruinas de Pompeya dos cuerpos intactos

ROMA.- Dos cuerpos perfectamente íntegros, intactos, el de un siervo y su amo, que intentaban escapar de una de las calamidades naturales quizás más famosas de la historia: la erupción del volcán Vesubio en el año 79 d.C., que sepultó totalmente las antiguas ciudades romanas de Pompeya, Herculano y Stabia.

El hallazgo fue anunciado hoy con bombos y platillos por el Ministerio de Bienes Culturales de Italia, que destacó que al revivir la antigua técnica de los calcos de yeso, perfeccionadas, salieron a la luz detalles impresionantes, fruto de excavaciones realizadas en los últimos meses, pese al coronavirus, en las famosas ruinas. Pueden admirarse, en efecto, formas y curvas, lineamientos, pliegues de las túnicas, miembros y las manos con las venas que aún parecen pulsar.

«Estas dos víctimas buscaban quizás refugio en el criptopórtico (como se llamaba en la arquitectura de la antigua Roma un corredor o pasaje cubierto), donde en cambio fueron arrollados por la corriente piroclástica a las 9 de la mañana», explicó Massimo Osanna, director del Parque Arqueológico de Pompeya, que precisó que las dos personas murieron por un shock térmico, como demuestran sus pies y manos, contraídos. «Es una muerte que para nosotros hoy es una fuente de conocimiento increíble», subrayó.

Durante la primera fase de la erupción del Vesubio, cuando la antigua ciudad romana de Pompeya fue totalmente sepultada por lava, las primeras víctimas fueron las que quedaron atrapadas en los ambientes, debido a los derrumbes provocados por el material volcánico. De estas personas solo quedaron los esqueletos. Poco después, cuando la ciudad fue invadida por el flujo piroclástico que llenó los espacios, las personas murieron en forma instantánea, por el shock térmico. Y sus cuerpos se quedaron en la misma posición en la que fueron sorprendidas y atropelladas por la terrible corriente de fuego, como es el caso del siervo y su amo.

Sus dos cuerpos fueron hallados en el área de Civita Giuliana, a 700 metros de Pompeya. Allí en 2017 se descubrió una lujosa vivienda dotada de una gran terraza panorámica con vista al golfo de Nápoles y de Capri y hasta de una caballeriza donde se hallaron restos de tres caballos de reza. Fue debajo de esa terraza, en el criptopórtico, donde ocurrió el nuevo hallazgo.

Este fue posible gracias a la técnica ideada en el siglo XIX por el arqueólogo Giuseppe Fiorelli, inventor del método para realizar los calcos de las víctimas de la erupción. Este prevé colar yeso líquido en las cavidades dejadas por los cuerpos descompuestos en del material volcánico; una vez que el yeso se solidifica, se remueve el terreno que lo rodea para sacar a la luz la forma obtenida. «La arqueología ya no se estudiará en los mármoles o en los bronces, sino sobre los cuerpos de los propios antiguos, raptados por la muerte después de dieciocho siglos de olvido», escribió Fiorelli en febrero de 1863.

Desde entonces, mucha agua pasó bajó el puente. Y hasta hoy en Pompeya se realizaron más de cien calcos, entre los cuales muchos famosos, que pueden verse en vitrinas ubicadas a lo largo del parque arqueológico.

Pero los detalles aparecidos en los cuerpos salidos a la luz ahora, gracias al perfeccionamiento de la técnica, revelan mucho más, destacaron. Los arqueólogos, en efecto, pudieron sacar muchas conclusiones. La primera víctima es probablemente un chico de entre 18 y 23 años, de un 1,56 metros de alto. Tiene la cabeza inclinada, con los dientes y los huesos del cráneo aún parcialmente visibles; viste una túnica corta, de la que puede verse la impronta en la parte baja del vientre, con ricos pliegues. Las marcas del tejido sugieren que se trata de una tela pesada, probablemente fibras de lana, un detalle que podría avalar la nueva hipótesis que indica que la erupción, en vez de haber sido el 24 de agosto, en pleno verano, podría haber sido el 24 de octubre.

Por otro lado, la presencia de una seria de aplastamientos vertebrales, inusuales para la joven edad del chico, hace pensar que hacía trabajos pesados y que, muy probablemente, era un esclavo.

Fue durante la realización de este primer calco que lograron descubrirse huesos de un pie, que revelaron la presencia de una segunda víctima. Esta se encuentra en una posición totalmente distinta, pero que ya había sido vista en otros calcos de Pompeya, con las piernas abiertas y las rodillas dobladas, las manos sobre el pecho. La forma del cuerpo, ataviada con un atuendo distinto, que aparece como una capa de lana que utilizaban las personas de la nobleza, sugiere que se trata de un hombre de más edad, de entre 30 y 40 años y de 1,62 metros de alto, .

«Se trata de un descubrimiento realmente excepcional porque por primera vez después de más de 150 años desde el primer uso de la técnica creada por Fiorelli fue posible no solo realizar calcos perfectos de las víctimas, sino también indagar y documentar con nuevas tecnologías las cosas que llevaban en el momento en el que fueron atropellados por los vapores hirvientes de la erupción», dijo Osanna, sin ocultar su entusiasmo, en declaraciones a la agencia Ansa.

También aplaudió el descubrimiento el ministro de Bienes Culturales, Dario Franceschini. «Este hallazgo extraordinario demuestra que Pompeya es importante en el mundo no solo por el gran número de turistas, sino porque es un lugar increíble de investigación, estudio y formación», dijo, al precisar que aún quedan más de veinte hectáreas por excavar, «un gran trabajo para los arqueólogos de hoy y del futuro».

Felipe Caicedo jugó media hora en el triunfo de Lazio, se acerca al podio en Italia

Con su triunfo por 2-0 en la visita al colista Crotone, Lazio se acerca al podio de la Serie A de Italia, alcanzando los 14 puntos en el séptimo puesto, igual que AS Roma (3.º), Napoli (4.º) y Atalanta (5.º) pese a no pasar del empate inicial contra la Spezia.

En una cancha casi impracticable por la acumulación de agua, tras las abundantes lluvias de los últimos días en la región de Calabria, Lazio se llevó los tres puntos, con tantos de su goleador Ciro Immobile (minuto 21) y del argentino Joaquín Correa (58 min), que tres minutos después sería reemplazado por el ecuatoriano Felipe Caicedo.

Fue el primer partido para Immobile en casi tres semanas tras sufrir COVID-19, lo que además lo dejó fuera de tres encuentros con Italia.

Mientras Immobile se recuperaba, el kosovar Vedat Muriqi ocupaba su vacío y Caicedo salvaba a Lazio el 8 de noviembre en partido contra Juventus, anotando el gol del empate a 1 en los adicionales.

El sábado, el tricolor que renunció en 2017 a la Selección y no forma parte del actual proceso del DT Gustavo Alfaro en la eliminatoria a Catar 2022 ingresó en el minuto 61.

Con este resultado, el Crotone se hunde como colista y sigue sin conocer la victoria esta temporada, mientras que Lazio deberá esperar al resto de la jornada para saber si remonta posiciones en la clasificación, ya que comenzó en el noveno puesto.

También este sábado, el Atalanta, el equipo más goleador de Italia (empatado con el Sassuolo, ambos con 18 tantos), se quedó sin marcar en su visita a la Spezia.

En realidad, el equipo de Bérgamo sí marcó un gol, al llegar a la hora de juego, por medio del alemán Robin Gosens, pero el árbitro, a instancias del VAR, lo anuló por un fuera de juego del colombiano Duván Zapata (57).

El equipo de Gian Piero Gasperini, que en las últimas semanas ha perdido parte de la fortaleza ofensiva que mostró a comienzos de temporada, deberá recuperar su pegada si quiere tener opciones de sumar algún punto el miércoles en su visita al Liverpool en Liga de Campeones.

Fuente: El Universo

Italia: “campaña de vacunación sin precedentes” contra el covid-19

Italia iniciará a finales de enero una “campaña de vacunación sin precedentes” comenzando por los grupos de población más expuestos al covid-19, anunció el sábado el ministro italiano de Sanidad, Roberto Speranza. La campaña “tendrá lugar hacia finales de enero, cuando esperamos poder recibir las primeras dosis destinadas a las categorías más expuestas”, declaró el ministro en el congreso de farmacéuticos italianos.

Esta “campaña de vacunación sin precedentes exigirá una movilización extraordinaria de todas las fuerzas presentes”, estimó.

Mientras que el movimiento contra la vacunación cuenta con numerosos seguidores en Italia, el ministro recordó que “las vacunas han representado un importante salto hacia adelante en la historia de la humanidad”.

El viernes, el comité técnico-científico, organismo público encargado de asesorar al gobierno en su política de lucha contra la pandemia, recordó que “la presencia de la agencia italiana de medicamentos y de las agencias reguladoras internacionales nos da garantías sobre la seguridad de las vacunas”.

Según una encuesta del instituto Ipsos para el canal de televisión La7, hecha pública el martes, 16% de los italianos encuestados afirman que rechazarán la vacuna que estará disponible en 2021 y 42% esperarán para vacunase midiendo primero su eficacia. Sólo un tercio de ellos respondió que lo harán “sin ninguna duda en cuanto esté disponible”. Además, 58% considera que no habrá suficientes dosis para todos.

Un miembro del personal médico que lleva ropa de protección toma una muestra de un hombre en el centro de pruebas de la enfermedad coronavirus (COVID-19) en la iglesia de San Severo fuori le mura, en Nápoles, Italia, el 18 de noviembre de 2020. REUTERS/Ciro De Luca
Un miembro del personal médico que lleva ropa de protección toma una muestra de un hombre en el centro de pruebas de la enfermedad coronavirus (COVID-19) en la iglesia de San Severo fuori le mura, en Nápoles, Italia, el 18 de noviembre de 2020. REUTERS/Ciro De Luca

Las autoridades italianas informaron hoy de que en las últimas 24 horas han muerto 692 personas por coronavirus y se han producido 34.767 nuevos contagios, unas cifras que se producen en un momento en el que el Ejecutivo estudia cómo gestionar la Navidad con medidas que eviten las aglomeraciones y la propagación del virus, pero sin dañar la economía. Con estas cifras, el número total de fallecidos desde el 21 de febrero, cuando comenzó la emergencia en el país, es de 49.261 y el de contagios totales, de 1.380.531.

De los casi 35.000 nuevos contagios en 24 horas, 8.853 se han registrado en Lombardía, la región más golpeada por la pandemia, mientras que en segundo lugar se ha situado el Véneto, con 3.567 nuevos casos, y después Campania, con 3.554.

Hay actualmente unos 34.000 pacientes ingresados en hospitales y 3.758 en unidades de cuidados intensivos.

Speranza, ha avisado hoy de que “la presión sobre los servicios de salud es todavía muy fuerte” y que “el índice Rt de contagio se mantiene por encima de 1”, por lo que ha llamado a no bajar la guardia.

Unidad de cuidados intensivos del hospital San Filippo Neri en Roma, Italia.

“Se están viendo ya los primeros signos de un control de la curva tras semanas de crecimiento vertiginoso, pero aún no es suficiente”, ha destacado.

LOMBARDÍA Y PIAMONTE ESPERAN SU SALIDA DE ZONA ROJA

Italia ha determinado tres niveles de riesgo para las regiones – rojo, naranja y amarillo- y Speranza firmó ayer, viernes, una ordenanza para mantener a las regiones de Calabria, Lombardía, Piamonte, Apulia, Sicilia y Valle de Aosta en zona roja hasta el 3 de diciembre.

Pero este sábado ha avanzado que ya dentro de una semana, el 27 de noviembre, “las regiones que hayan demostrado que han mejorado sus números durante dos semanas podrán cambiar a zona naranja”, y ha matizado que la decisión la tomará su ministerio junto con las autoridades regionales “en base a una cuidadosa evaluación de los datos”.

Los medios italianos apuntan este sábado a que Lombardía y Piamonte podrían cambiar a zona naranja en las próximas semanas, si continúan controlando la curva de transmisiones.

Video de un hombre muerto en un baño expone la crisis en sur de Italia por covid-19

La emergencia sanitaria en la tercera ciudad más grande de Italia, Nápoles, está fuera de control, dijo el jueves 12 de noviembre de 2020 el ministro de Relaciones Exteriores Luigi Di Maio, luego de que las redes sociales publicaron un video del cuerpo de un hombre en el cuarto de baño de un hospital.

El hombre no identificado es sospechoso de haber contraído coronavirus y se cree que estuvo esperando para ser sometido a una prueba de la infección en una sala de emergencias atestada y mal equipada, aunque la grabación fue realizada por un aficionado. Funcionarios de salud dijeron que estaban investigando la muerte, pero Di Maio afirmó que se trató de solo uno de los incidentes brutales que ha escuchado en los últimos días sobre la emergencia en su nativa región de Campaña, que alberga a la ciudad del Mediterráneo.

«La situación en Nápoles y en muchas áreas de la Campaña está fuera de control. El Gobierno central debe intervenir porque ya no queda más tiempo», dijo el ministro. Autoridades han dicho que Campaña es el reflejo de la calamitosa crisis de salud que puede verse en el sur de Italia, que salió casi indemne de la primera ola de coronavirus a inicios año después de que los casos se propagaron mayormente en el norte.

Pero ahora, estas regiones están siendo azotadas con ferocidad por la segunda ola pandémica. El número de casos a nivel nacional superó la marca del millón el miércoles y la mitad de esas infecciones fueron detectadas apenas en los últimos 19 días. La cifra de muertes totaliza 42 953, la sexta más alta en el mundo.

Los hospitales de todo Italia han tenido problemas para manejar los números vertiginosos de infecciones de covid-19, pero en regiones más empobrecidas del sur parecen estar particularmente mal equipadas para hacer frente a la pandemia, a pesar de haber tenido todo el verano para mejorar su respuesta.

A los enfermos de Nápoles se les ha administrado oxígeno y se les ha medicado a través de las ventanas de sus autos mientras esperan por horas por pruebas del covid-19 o para ser admitidos en el hospital. Más al sur, en la isla de Sicilia, el alcalde de Palermo advirtió el lunes que su región enfrentaba una «masacre inevitable» a medida que aumentaban las infecciones.

«El norte siempre ha tenido un sistema de salud bien equipado repartido por todo el territorio. La situación puede no ser óptima, pero el sur en comparación es un páramo», dijo Carlo Palermo, director del sindicato de médicos ANAAO-ASSOMED, a Reuters.

Fuente: NIUS

Italia: más de 35.000 casos de Covid-19 y más de 500 fallecidos en un día

Varios países de Europa siguen tratando, sin éxito, de controlar el aumento de contagios de coronavirus en una segunda ola que ha vuelto a provocar que se endurezcan las restricciones de movilidad.

Uno de esos países es Italia, que ha sumado 35.098 nuevos contagios de coronavirus en las últimas veinticuatro horas, lo que eleva a 995.463 los casos totales desde que comenzó la emergencia nacional el 21 de febrero, y 580 personas han muerto desde el lunes, informó hoy el Ministerio de Sanidad en un comunicado.

Se han realizado 217.758 pruebas, unas 70.000 más que el lunes respecto al domingo, y la región con más casos ha sido Lombardía , que ha superado las 10.000 nuevas infecciones (10.955).

En segundo lugar está Piamonte (3.659) y después Véneto (2.763), Campania (2.716), Lacio, cuya capital es Roma, (2.608), Emilia Romaña (2.430) y Toscana (2.223).

El resto de regiones ha permanecido por debajo de los 2.000 nuevos contagios y la que menos ha tenido ha sido Molise (42).

El presidente del Instituto Superior de Sanidad (ISS) de Italia, Silvio Brusaferro, afirmó este martes que la pandemia de coronavirus sigue creciendo en Italia y que «hay cuatro regiones que presentan un alto nivel de riesgo de contagio y en las que conviene anticipar las medidas más restrictivas».

No citó cuáles, pero los medios italianos avanzan que son Emilia Romaña, Campania, Friuli Venezia Giulia y Véneto.

«En Italia, el incremento de ingresos en unidades de cuidados intensivos y en hospitales muestra una curva que crece rápidamente hacia los umbrales críticos. Las últimas cifras demuestran un crecimiento significativo en toda Italia, a pesar de las importantes diferencias entre regiones», dijo Brusaferro.

El Gobierno ha anunciado que desde mañana otras cinco regiones pasan a estar en «zona naranja», con más restricciones, por sus elevados niveles de contagio: Los Abruzos, Basilicata, Liguria, Toscana y Umbría, que se unen a Apulia y Sicilia.

En la «zona naranja», los restaurantes y bares están cerrados durante todo el día, por el momento las tiendas permanecen abiertas y se permite la circulación dentro de un municipio, pero no salir de la localidad de residencia.

La provincia autónoma de Bolzano se convertirá en «zona roja», junto con Lombardía, Piamonte, Calabria y Valle de Aosta que ya lo son, el nivel más alto de riesgo y en donde las tiendas, restaurantes y bares están cerrados, no se puede salir ni de las regiones ni de casa, salvo por razones justificadas, pero supermercados, fábricas y otras actividades como peluquerías siguen abiertas.

El Gobierno estudia qué hacer con Campania, cuya capital es Nápoles, después de que sus administradores hayan pedido que sea incluida en la «zona roja».

Brusaferro se limitó a indicar que se lleva a cabo un estudio exhaustivo que evidenciará si la región debe cambiar de fase a otra de mayor riesgo o no.

Desde el viernes, las regiones italianas están divididas en tres zonas -amarilla, naranja y roja- en base al nivel de riesgo por la pandemia.

Además, el ISS ha subrayado el empeoramiento de la situación epidemiológica en todas las regiones, entre las que destaca Lombardía con un índice Rt de contagio de 2,08, seguida por Basilicata con un 1,99 y Piamonte con un 1,97.

EFE

Médicos italianos piden cierre total del país ante la situación de hospitales

El presidente de la Federación Nacional del Colegio de Médicos italiano (Fnomceo), Filippo Anelli, pidió al Gobierno el cierre total del país ante el estado actual de los hospitales que empiezan a estar colapsados por los números enfermos de coronavirus.

Anelli advirtió de que «si se consideran los datos de esta semana como una tendencia típica y si los proyectamos sin prever mayores incrementos, la situación en un mes será dramática y por lo tanto debemos recurrir de inmediato a un cierre total».

«O bloqueamos el virus o nos bloqueará porque nos están avisando de que el sistema no aguanta e incluso las regiones ahora amarillas pronto se encontrarán en las mismas condiciones que las zonas más afectadas», dijo Anelli.

Las regiones norteñas de Lombardía, Piamonte y el Valle de Aosta y la sureña Calabria han sido calificadas zona roja por el Gobierno y se les ha aplicado un confinamiento blando, con la prohibición de abandonar la región o de salir de casa si no es para ir a trabajar, comprar o por motivos de salud o emergencias.

Mientras que Campania ha sido calificada como zona amarilla y, por tanto, no tiene mayores restricciones.

Sin embargo, desde algunos hospitales de la región de Campania se elevó la petición de ayuda ante una situación de emergencia con filas de coches con pacientes que esperan ser examinados.

«Con la media actual, en un mes llegaríamos a 10.000 muertos más», alertó.

Por otra parte, el asesor del ministerio de Sanidad para la emergencia, Walter Ricciardi, también afirmó anoche en un programa televisivo que se necesitan «intervenciones absolutamente rápidas o se avecina una tragedia nacional».

Mientras tanto, el Gobierno está evaluando elevar el riesgo de algunas regiones y Campania, Veneto y Toscana podrán en las próximas horas ser consideradas zona naranja o roja.

Mientras que el Alto Adigio decidió este domingo de manera autónoma considerarse zona roja y aplicar el confinamiento blando que ya existe en otras regiones.

Para el de Nápoles, en la región de Campania, Luigi De Magistris, «proclamar la región como zona roja es lamentablemente una decisión inevitable, de hecho es una decisión tardía».

Mientras que el alcalde de Palermo, en Sicilia, Leoluca Orlando, aseguró que se «se avanza hacia una masacre anunciada «.

Italia registró 32.616 casos de coronavirus y 331 fallecidos en las últimas horas.

Los datos de los contagios en las últimas 24 horas son menores a los del sábado, pero se realizaron 191.14 pruebas, muchas menos que las 231.673 de ese día.

Pero sobre todo continúan aumentando los pacientes hospitalizados con síntomas, que son ya 29.189, lo que supone un aumento de 1.446 más que en el día anterior y también aumentaron en 115 personas los ingresados en las unidades de cuidados intensivos que son ya 2.749.

EFE

Transporte público: culpable de aumento de casos de coronavirus en Italia

Expertos y legisladores de Italia consideran cada vez más que el transporte público es uno de los lugares donde el riesgo de contraer covid-19 es más alto, mientras el gobierno lidia con un aumento de los casos.

El domingo, el primer ministro Giuseppe Conte anunció nuevas restricciones en bares, escuelas y restaurantes, pero los críticos dicen que una amenaza mayor son autobuses y metros abarrotados en horas punta.

Durante el verano boreal, cuando las tasas de infección aún eran bajas, el gobierno estableció una capacidad máxima del 80% en autobuses y metros. Sin embargo, existen pocos o ningún control para hacer cumplir el límite, que expertos dicen que en cualquier caso es demasiado laxo.

«El ochenta por ciento es demasiado. A veces es imposible mantener la distancia de seguridad» de al menos 1 metro entre los pasajeros, dijo a Reuters Massimo Andreoni, profesor de enfermedades infecciosas en la Universidad de Roma Tor Vergata.

Italia, el primer país europeo que fue duramente afectado por covid-19 en la primavera del hemisferio Norte, logró controlar su brote en el verano boreal gracias a un rígido confinamiento de dos meses.

Pero en las últimas dos semanas ha visto un aumento exponencial de los casos diarios, que el martes tocaron un nuevo récord de casi 22 000. «A las 6 de la tarde el transporte público suele estar abarrotado.

Te arriesgas porque tienes que ir al trabajo. Te pones una mascarilla, te llevas gel de manos. Es la nueva normalidad», comentó Elio Venafro tras bajarse de un autobús en el centro de Roma el miércoles.

Conte dijo esta semana que pensaba que el transporte público era «sobre todo» el lugar por donde circula la infección. Afirmó que las restricciones en bares, restaurantes, gimnasios y otras actividades reducirían en cualquier caso el uso de autobuses y metros.

Matteo Salvini, líder del partido opositor de derecha Liga, declaró el lunes: «El problema es el transporte público, el problema es el metro en Roma o Milán, son los autobuses, no los gimnasios ni los cines».

La «segunda ola» de la epidemia en Italia está fuertemente concentrada en grandes ciudades, incluida la capital financiera del norte de Milán y Nápoles en el sur.

«En las grandes ciudades, el transporte público abarrotado es obviamente un problema mayor que en los pueblos pequeños», dijo Andreoni.

Reuters

Covid-19: Protestas en ciudades de Italia contra cierres de negocios

Numerosas manifestaciones de protesta se han producido en varias ciudades de Italia contra el decreto del Gobierno para frenar los contagios por coronavirus, que prevé el cierre de algunas actividades y de los bares y restaurantes a las 18:00, y que algunas han degenerado en enfrentamientos con la policía y actos vandálicos.

Varios centenares de personas se manifestaron por las calles de Milán como protesta a las nuevas restricciones introducidas por el Gobierno, y se vivieron momentos de tensión cuando algunas personas lanzaron bengalas y petardos contra la Policía.​

Algunos manifestantes, la mayoría con el rostro tapado, llegaron hasta la sede de la región de Lombardía y arrojaron piedras, botellas y petardos, además de haberse dedicado a volcar los contenedores de basuras en la calle Corso Buenos Aires.

Durante los enfrentamientos un policía ha resultado herido y dos manifestantes fueron detenidos, según los medios italianos.

También en Turín se vivieron momentos de tensión cuando algunos manifestantes lanzaron bengalas y petardos contra la policía, en la céntrica Plaza Castello.

Además, se rompieron los cristales de varios escaparates de las tiendas, que fueron saqueadas, y un fotógrafo tuvo que se atendido al recibir una pedrada en la cabeza.

Según los medios italianos, unos diez manifestantes fueron detenidos por los altercados en Turín.

Mientras que en Nápoles, donde hace unos días se vivieron momentos de tensión entre manifestantes y policía, siempre por las protestas ante los cierres, hoy se reunieron en la céntrica plaza plebiscito.

Los manifestantes se trasladaron después ante la sede de la región para pedir la dimisión del presidente, Vincenzo de Luca. 

​Las manifestaciones de protestas también se han producido en Trieste (norte), donde salieron a la calle asociaciones de pequeños empresarios y comerciantes, pero también hubo momentos de tensión con el enfrentamiento entre los organizadores y la policía y algunos de los presentes lanzaron objetos y bengalas en dirección de la sede de la Delegación de Gobierno.

Los hechos de violencia fueron condenados por el presidente de la región a la que pertenece Trieste, Friulia Venezia Giulia, Massimiliano Fedriga y por el alcalde, Roberto Dipiazza, quienes en una nota subrayaron «la participación de miles de personas pacíficas, que expresaron su disconformidad de manera civil y serena» y «unos alborotadores, que nada tienen que ver con ellos, y que han «tratado de envenenar el clima alimentando tensiones innecesarias».

El decreto gubernamental que entró en vigor hoy para frenar los contagios, que han alcanzado los 20 000 diarios, prevé que los restaurantes, bares, «pubs», heladerías y pastelerías podrán permanecer abiertos solo de 05:00 a 18.00 horas.

La medida incluye además el cierre de gimnasios, piscinas y balnearios, así como centros culturales, centros sociales, centros recreativos, salas de bingo, casinos y parques de atracciones, mientras que quedan abiertos los parques y jardines de juegos para niños.

Asimismo cierran los teatros, cines y salas de concierto, incluso al aire libre, y se prohíbe todo tipo de organización de eventos y congresos presenciales.

EFE

Bebé recién nacida fue abandonada en Italia tras resultar positiva a covid-19

Una mujer que llevó a su hija recién nacida al hospital infantil de Palermo (sur de Italia) para hacerle una prueba de covid-19 no volvió a recogerla tras su resultado positivo, según informa la prensa local.

La madre acudió con la pequeña, que no se encontraba bien, en brazos al hospital de la capital siciliana.

El personal médico se hizo cargo de la niña y las pruebas detectaron que era positiva al coronavirus.

Siguiendo el protocolo de aislamiento se la ingresó en el centro, y desde entonces no se supo más de su madre.

«El personal médico intentó durante días contactar con la madre», explica a la prensa la doctora Marilù Furnari, de la gerencia sanitaria del hospital Di Cristina. «Pero no pudimos localizarla.

En ese momento alertamos a la policía del posible abandono de la niña», añadió. La policía se hace cargo de la investigación, y repasa las imágenes que captaron las cámaras de la sala de urgencias, los documentos del alta y los testimonios del personal que entró en contacto con ellas.

Hasta 20 niños han sido hospitalizados por coronavirus en la sala de enfermedades infecciosas del Di Cristina, 17 de ellos este mismo mes, tras la reapertura de las escuelas en gran parte del país el 14 de septiembre.

«Sólo cuatro tienen alguna complicación, los demás están bien y serán dados de alta en cuanto den negativo» aclaró Furnari, siendo la recién nacida de las que se encuentran mejor.

EFE

Los contagios se disparan en Italia con más de 15 000 positivos

Los contagios de coronavirus se dispararon en Italia hasta los 15 199 en las últimas veinticuatro horas, una cifra nunca antes registrada, y 127 personas murieron, un dato que no se veía desde mayo, según el informe de este miércoles 21 de octubre de 2020 del Ministerio de Sanidad.

Se trata de un aumento de nuevas infecciones que no se había visto en toda la emergencia (el máximo hasta ahora eran las 10 925 del sábado) pero también se ha hecho un número de pruebas récord, casi 178 000 en el último día, mientras que antes se hacían muchas menos.

La región más afectada es Lombardía (norte), con 4 125 nuevos positivos, más del doble que el martes, y otra especialmente golpeada es Campania (sur), con 1 760 casos.

Ambas regiones aplicarán desde jueves y viernes, respectivamente, un toque de queda nocturno. De este modo en Italia se han contagiado 449 648 personas desde que comenzara la crisis, el pasado 21 de febrero, con los primeros casos autóctonos, y hasta 36 832 perdieron la vida.

Actualmente en el país hay 155 442 enfermos con la covid-19 y, aunque la gran mayoría se encuentra en sus casas con síntomas leves o sin ellos, sigue aumentando la presión sobre los hospitales.

En total 9 983 personas están ingresadas, 659 más que la víspera, de los que 926 requieren cuidados intensivos, 56 más en el último día. El ministro de Relaciones con el Parlamento, Federico Dinca, dijo que en estos momentos permanece ocupado el 10,49 % del total de plazas de cuidados intensivas, al ilustrar ante el Parlamento la actual situación del sistema hospitalario.

Con estas cifras Italia sigue barajando nuevas medidas para contener una pandemia que se ha disparado en las últimas semanas, dejando atrás un verano tranquilo en el que todo parecía controlado.

El primer ministro, Giuseppe Conte, dijo este miércoles ante el Senado que esta segunda oleada es muy diferente a la primera; que ahora el país está más preparado, y que esta situación permite por el momento un confinamiento del país y proteger su tejido económico.

Y defendió su decreto del pasado domingo, en el que se instaba a los alcaldes a identificar y cerrar las zonas más concurridas de sus ciudades durante la noche para evitar la fiesta, además de restringir los horarios de bares y restaurantes, entre otras cosas.

No obstante, un asesor del ministerio de Sanidad, Walter Ricciardi, reclamó hoy medidas más contundentes para detener el avance del virus en áreas metropolitanas en las que está «fuera de control», como Milán (norte), Nápoles (sur) y, «probablemente», Roma.

La capital de la primera región, Lombardía, y de la segunda, Campania, dos de las tres más pobladas de Italia con casi 16 millones de personas, han optado por el toque de queda entre las 23:00 y las 5:00 locales (21:00-3:00 GMT) y solo se podrá salir de casa por motivos laborales, sanitarios o emergencias.

Campania además ha cerrado sus escuelas, una decisión muy criticada desde el Gobierno central. En Lombardía preocupa la situación de su capital, Milán, donde el virus parece desbocado (en la primera oleada se cebó con provincias como Bérgamo) y en los próximos días se habilitará el pabellón temporal en su Feria, informó el gobernador, Attilio Fontana.

No obstante, el impacto del virus en ambas regiones no es equiparable ya que mientras que en la próspera Lombardía, el motor económico de todo el país, se han hecho 36 416 pruebas, en la más pobre, Campania, no llegan ni a la mitad.

Otras regiones que preocupan especialmente son Piamonte, con capital en Turín, donde se registran 1 799 contagios, y también Véneto, con 1 422.

Fuente: EFE

feature image