Johnson nombra a responsable de distribución de vacuna del covid-19

El Gobierno británico anunció este sábado 28 de noviembre del 2020 el nombramiento del diputado Nadhim Zahawi como secretario de Estado responsable de supervisar la distribución de las vacunas contra EL covid-19 en el país.

El parlamentario conservador por la circunscripción de Stratford-on-Avon, que desempeña actualmente el cargo de secretario de Estado de Empresas, asumirá el nuevo papel hasta, al menos, el próximo verano.

Según reveló hoy 28 de noviembre Downing Street en un comunicado, Zahawi renunciará así temporalmente a la responsabilidad en la mayoría de áreas de las que se ocupa en el ministerio de Empresas, Energía y Estrategia Industrial de Gobierno (Beis).

Ejercerá a partir de ahora como secretario de Estado conjunto entre el Beis y el ministerio de Sanidad y Cuidados sociales.

Su designación responde a los llamamientos hechos al Ejecutivo tory desde el opositor Partido Laborista para que se nombrara a una persona responsable de supervisar la distribución de la vacuna a fin de evitar que se vuelvan a cometer los errores detectados al comienzo de la pandemia en la distribución de equipamientos de protección personal y en el sistema de test de coronavirus.

El Reino Unido ya ha efectuado pedidos por 100 millones de dosis de la vacuna que ha desarrollado la universidad británica de Oxford junto con la farmacéutica británico-sueca AstraZeneca, si bien ese antídoto está aún pendiente de recibir, previsiblemente en las próximas semanas, la aprobación del regulador.

Paralelamente, se han encargado también otros 40 millones de dosis de la vacuna creada por Pfizer/BioNTech, que ha mostrado una efectividad de hasta el 95 %; y se han pedido también 5 millones de dosis de la firma estadounidense Moderna, que también ha arrojado en los ensayos clínicos una efectividad del 95 %.

EFE

Johnson & Johnson: última etapa de ensayos clínicos de vacuna para COVID-19

Johnson & Johnson se convirtió este miércoles en el cuarto grupo farmacéutico en comenzar la fase 3 de ensayos clínicos de su vacuna experimental contra el COVID-19 en Estados Unidos.

Si los resultados son positivos, la compañía espera poder presentar una solicitud de autorización de emergencia ante la Agencia de Medicamentos de Estados Unidos (FDA) «a principios de 2021», según un comunicado.

En el ensayo de Johnson & Johnson participarán 60 000 voluntarios de tres continentes a los que se les suministrará una sola dosis.

La empresa de biotecnología Moderna fue la primera en Estados Unidos, en julio, en comenzar la fase 3, que consiste en medir la eficacia del producto a gran escala en miles de voluntarios. Le siguieron Pfizer y su socio BioNTech, luego llegó AstraZeneca.

Anthony Fauci, director del Instituto Americano de Enfermedades Infecciosas, aseguró en un comunicado que es un hecho «sin precedentes» que cuatro vacunas experimentales estén en una fase tan avanzada solo ocho meses después de haberse identificado el nuevo coronavirus.

«Es probable que se necesiten varias formas de vacunación para satisfacer las necesidades globales», advirtió Fauci.

Johnson & Johnson, que anunció su compromiso de distribuir la vacuna sin obtener beneficios, enfatizó que «continuará aumentando su capacidad de producción» para poder entregar 1000 millones de dosis de vacuna al año.

AFP 

feature image