Juez dicta prisión contra madre de los niños que murieron en Pifo

La madre de dos niños que murieron tras haber sido envenenados continúa hospitalizada en una casa de salud del norte de Quito.

Ella será trasladada hasta la Cárcel de Cotopaxi luego de que reciba el alta para cumplir con una orden de prisión preventiva. Está procesada por el delito de asesinato.

El mayor Iván Naranjo, jefe de la Dirección Nacional de Investigación de Muertes Violentas (Dinased-Quito), indicó este viernes 30 de octubre del 2020, que la mujer continúa en recuperación.

Por ese motivo, la audiencia de flagrancias y formulación de cargos se realizó la víspera en el propio hospital. Ella se recupera de las lesiones causadas tras haber ingerido, presuntamente, el mismo líquido que bebieron sus hijos. Los dos menores de nueve y cinco años fueron hallados sin vida el miércoles último por los vecinos.

Ellos encontraron a los menores en una cama al interior del departamento en Pifo, a las afueras de Quito. Los vecinos fueron quienes alertaron a la Policía de las muertes. Las primeras investigaciones que hicieron los agentes apuntan a que los niños tomaron agua mezclada con un insecticida.

En la escena del crimen se encontraron desinfectantes y productos de uso agrícola. En las pericias todavía no se determina cuál fue el químico específico que terminó con su vida. En la instrucción fiscal también se investigará el grado de participación de la madre de los niños en la muerte de un joven de 28 años.

Los agentes de la Policía encontraron su cuerpo en descomposición también la madrugada del miércoles, cuando acudieron al llamado por la muerte de los menores. Estaba cubierto con un plástico y cemento.

El asesinato está tipificado en el art. 140 del Código Orgánico Integral Penal. Ahí se establecen penas de de 22 a 26 años para la persona que mate a sus hijos.

Los agentes además investigarán la intoxicación que registró una mujer contratada por la madre de los niños para que los cuidara. La mañana del martes, ella salió del departamento (en Pifo) con ayuda de paramédicos. Testigos indican que la mujer había sido persuadida a beber una sustancia contra el covid-19, para poder trabajar.

Fuente: El Comercio

feature image