Familiares y amigos esperan detención de responsables del crimen de Roberto Oña

Una vela encendida permanece en los exteriores del local comercial en donde fue asesinado el periodista Roberto Oña. En la puerta también se colocó la bandera de la selección.

Familiares y amigos llegaron la mañana de este viernes, 27 de noviembre de 2020, al popular barrio de Sauces 6, en el norte de Guayaquil. Consternados por el crimen, ocurrido la noche de ayer, ofrecieron sus condolencias al hijo de la víctima, quien lleva su mismo nombre.

El joven señaló que la Policía aún no le informa la detención de ninguna persona por el asesinato de su padre. Las declaraciones las emitió para una radio guayaquileña, en dónde él y su padre han trabajado como periodistas deportivos.

La voz se le quebraba al recordar el momento en que un desconocido disparó a su padre.

La Policía por su parte ha señalado que siguen las investigaciones y que se emprendieron operativos de captura para dar con los responsables de este hecho.

Fuente: EL Comercio

Fiscalía: información del caso Pedernales no está judicializada

La Fiscalía General del Estado se refirió a la información difundida este 26 de agosto del 2020 sobre un presunto reparto de los hospitales públicos.

En un comunicado, la entidad explicó que el padre del exasambleísta Daniel Mendoza entregó el pasado jueves un celular, una grabadora de voz y un dispositivo de almacenamiento electrónico, a nombre de su hijo.

Según la Fiscalía, la intención fue que estos elementos sean incluidos en el caso del Hospital de Pedernales.

En el comunicado, la Fiscalía detalló que estos dispositivos fueron “fijados, rotulados y embalados” antes de su traslado al Laboratorio de Criminalística y Ciencias Forenses en Quito.

Este miércoles estuvo convocada a una audiencia privada de reconocimiento y extracción de la información que están dentro de esos aparatos digitales.

La Fiscalía señaló que el contenido de esos dispositivos todavía no está judicializado (dentro del proceso) y será sometido “a un análisis jurídico exhaustivo e incluido en el expediente fiscal, apenas concluyan los procedimientos técnicos de rigor”.

Para la Fiscalía, la exhibición de la información “que presuntamente constaría en dichos dispositivos y a la que el sistema judicial acaba de tener acceso” podría incluso invalidarla como prueba.

Por eso hizo una petición a la opinión pública para que se abstenga de publicar contenidos que pueden interferir con procesos judiciales que están en pleno desarrollo.

Fuente: El Comercio

feature image