Policía se disfrazó de médico para ver a su padre internado por Covid-19

Un suboficial de la Policía Nacional de Perú se vistió como médico e ingresó al Hospital Daniel Alcides Carrión de Huancayo para conocer el estado de salud de su padre. En su desesperación por no saber nada de su progenitor, quien se encontraba internado por covid-19 entró a verlo pero lamentablemente, el agente encontró a su familiar sin vida.

Según los medios peruanos el agente corresponde al nombre de Jampier G.M, de 21 años, quien, según la información, entró al área restringida usando un atuendo celeste y blanco, similar al que usan los médicos en los hospitales.

El joven trabaja en la comisaría de El Tambo, fue descubierto llorando y sin atuendo cuando vio a su padre sin vida.

En un comunicado, el hospital indicó que el policía, al hacerse pasar como personal de salud e incumpliendo las medidas sanitarias, “vulneró gravemente la salud pública al ingresar hasta el sexto piso de hospitalización COVID-19″.

Tras el incidente, ocurrido el jueves, el hospital Carrión indicó que el padre del policía ingresó el pasado 9 de febrero con graves síntomas de Covid-19 y un cuadro de diabetes no controlada.

Se le subió de inmediato al sexto piso para conectarlo a una máscara snorkel y a la espera de una cama de cuidados intensivos. En horas de la mañana (día del incidente), el médico a cargo pidió nuevamente una cama, pero hasta la fecha hay 12 enfermos más en espera”, precisó el comunicado.

Se informó que a veces la espera produce la muerte de los pacientes. “Al momento de apersonarse, el personal de salud pudo constatar que el paciente estaba en un cuadro grave y tras retirarle la máscara snorkel solo se constató su muerte”, indicó el hospital.

Asimismo, el centro médico inició un proceso de investigación al personal de salud de turno, para deslindar las acusaciones referidas al monitoreo de los pacientes.

Fuente: Metro

Médico robó vacunas contra el covid-19 para sus amigos y familiares en EE.UU.

Un médico del Condado de Harris, en el sur de Estados Unidos, fue denunciado por robar un frasco con vacunas para combatir el covid-19, según anunciaron autoridades de la localidad. 

En un comunicado de prensa de la oficina del Fiscal del Distrito de Harris, conocido el 25 de enero del 2021, se informó que el doctor Hasan Gokal robó un contenedor con nueve dosis del antídoto, mientras trabajaba en el centro de vacunación del condado en Lyndsay Lyons Park, el pasado 29 de diciembre del 2020.

Gokal le contó a un compañero de trabajo lo que había hecho y fue su colega quien lo denunció con los supervisores. Las autoridades investigaron y despidieron al empleado.

«Abusó de su posición para beneficiar a sus amigos y familiares ante personas que habían pasado por el proceso legal para recibir la vacuna», dijo el fiscal de distrito Kim Ogg, quien estaba encargado del caso. «Lo que hizo fue ilegal y será responsable ante la ley», puntualizó. Gokal ha sido procesado por la División de Corrupción Pública de la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Harris.

Un funcionario público lo acusa de robo y podría ser sentenciado a un año de cárcel y una multa de USD 4000. Por su parte, el abogado de Gokal, Paul Doyle, también expresó su posición ante lo sucedido:

«El Dr. Gokal es un servidor público dedicado, que se aseguró de que las dosis de la vacuna en contra covid-19 que de otro modo hubieran expirado fueran a los brazos de las personas que cumplían con los criterios para recibirla.

El condado de Harris hubiera preferido que el Dr. Gokal dejara que las vacunas se desperdiciaran… Esperamos que llegue nuestro día en la Corte para corregir este error «, aclaró el experto en leyes.

Fuente: El Comercio

Médico personal de Diego Maradona se presenta voluntariamente a declarar

El médico personal de Diego Maradona se presentó este lunes a declarar de forma espontánea ante la fiscalía que investiga las circunstancias que rodearon la muerte de la leyenda del fútbol argentino.

“Estoy tranquilo, muy confiado”, dijo el neurocirujano Leopoldo Luque a periodistas al ingresar a la fiscalía de San Isidro, un suburbio al norte de la capital argentina.

La justicia no le imputó ningún cargo al médico, pero el domingo la policía allanó su domicilio y oficina y secuestró registros médicos de Maradona, así como computadoras, discos duros y celulares en el marco de una investigación que busca determinar si el exfutbolista murió por negligencia médica.

Luego del procedimiento judicial, Luque defendió su tratamiento a Maradona, quien falleció el miércoles de un paro cardíaco tras haber sido operado de un edema cerebral el 3 de noviembre. El excapitán de la selección argentina había cumplido 60 años hace casi un mes.

“Se hizo lo que había que hacer y más también”, dijo Luque, quien terminó llorando en el transcurso de la rueda de prensa de 40 minutos. “No tengo nada que reprocharme”.

Luque argumentó que era muy difícil tratar con Maradona, al asegurar que se resistía a recibir tratamientos médicos al punto que lo echó en múltiples ocasiones de su casa. Sostuvo que él era su neurocirujano y no su médico de cabecera y que las decisiones se tomaron entre un equipo médico y que él no tenía jerarquía sobre los demás. También señaló que él le hacía sugerencias que el astro aceptaba o no aceptaba.

“Diego hacia lo que quería”, dijo Luque, resaltando el fuerte carácter de Maradona. “Diego necesitaba ayuda, no había forma de entrarle”.

Maradona fue enterrado el jueves en una ceremonia privada a la que acudieron una veintena de personas tras una vigilia en la casa de gobierno nacional donde miles formaron fila para pasar frente a su ataúd.

El capitán de la selección argentina que ganó la Copa Mundial de 1986 residía en una casa en un barrio privado en las afueras de Buenos Aires, donde se había recluido para recuperarse de la operación de edema craneal.

Fue operado del edema tras haber sido internado en otra clínica por una descompensación provocada por la ingesta de psicofármacos y bebidas alcohólicas.

Luque afirmó que la muerte de Maradona era previsible porque éste no se cuidaba.

“En un paciente con las características de él es lo más común del mundo que muera así”, dijo Luque.
Maradona sufrió distintos problemas a lo largo de su vida derivados en gran parte de su adicción a las drogas, especialmente a la cocaína. Tras su retiro como jugador, estuvo al borde de la muerte en 2000 y 2004. (D)

El Universo

feature image