Ministro de Trabajo: ‘Retorno a la oficina dependerá de cada empresa’

Servidores públicos ingresan a la Plataforma Financiera, en el norte de Quito. Foto: archivo / EL COMERCIO

El retorno presencial al trabajo a partir del 1 de julio del 2021 será progresivo, seguro y voluntario.

Esta explicación la dio ayer, 18 de junio del 2021 el ministro de TrabajoPatricio Donoso. “Será responsabilidad de cada entidad pública y empresa privada, con el control de cada gobierno local y del COE nacional”, dijo.

Hasta mayo pasado, 286 401 empleados del sector público y 168 743 del privado se encontraban teletrabajando.

Para ir incorporando paulatinamente a los trabajadores a la presencialidad, el Gobierno presentará al COE, este 25 de junio, un plan de retorno.

Por lo pronto, Donoso adelantó que para este plan se considerarán tres aspectos: avance del plan de vacunaciónsemaforización asignada por cada gobierno local y los planes de bioseguridad de entidades públicas y empresas.

Los representantes de los servidores públicos están preocupados por el anuncio, y creen que un regreso al sitio de labores será posible siempre que se consideren las medidas de seguridad.

Richard Gómez, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), dijo que “debería ser obligatorio el reintegro solo de las personas que ya han sido vacunadas”.

“En las áreas de electricidad o de telecomunicaciones apenas hay un 10% de trabajadores inoculados”, señaló Gómez.

Pese a ello, Donoso enfatizó que el retorno de trabajadores a la presencialidad en julio se hará estén o no vacunados.

Agregó que se ha solicitado al Ministerio de Salud la priorización de la vacunación ­para los sectores de la construcción, de telecomunicaciones, ­petróleo, electricidad, gas, agua potable, agricultura, pesca y transporte.

Grace Sarasti, empleada pública, teme que más empleados sean convocados al sitio de trabajo. Ella volvió a la presencialidad desde junio del 2020. “Esperamos que se mantengan los aforos reducidos, para evitar aglomeraciones y posibles contagios”, señaló.

Entre trabajadores privados también hay esa preocupación. Ana, empleada en un centro estético, tiene temor de que se llegue al 100% de ocupación en su lugar de trabajo.

Ana relata que aunque labora de forma presencial desde agosto pasado, el aforo en todo este tiempo ha estado por debajo del 40%.

“Los jefes dijeron que desde el próximo mes se reactivarán paulatinamente las otras áreas, hasta llegar al 100%; pero aún no se han adecuado cubículos ni dispuesto puntos de desinfección”, sostiene.

Ana asegura que ella y otros de sus compañeros propondrán jornadas mixtas, entre presencial y teletrabajo.

La seguridad en el transporte público para el traslado de los trabajadores es un aspecto vital que el Gobierno debe considerar, dijo Carlos Loaiza, presidente de la Cámara de Comercio de Quito.

Además, hay empresas que este momento tienen modalidades mixtas de trabajo.

Moderna Alimentos, por ejemplo, mantendrá a su nómina de casi 750 empleados en tres modalidades: presencial, teletrabajo al 100% y parcial.

Verónica Reyes, directora de Recursos Humanos de la firma, explicó que continuarán con el trabajo colaborativo a través de plataformas.

En Impoventura, representante de Volkswagen Automóviles y SUV en Ecuador, se ha dividido en dos grupos a la empresa: los de jornada presencial, y otra con días presenciales y dos días en teletrabajo.

En este momento, según explicó Vanessa Prados, gerenta de Marketing de la firma, se afinan detalles y adecuaciones físicas necesarias para que, de acuerdo con la propuesta del Ministerio, se regrese progresivamente a la modalidad presencial, cumpliendo las normas de bioseguridad y los aforos en las instalaciones.

En algunas empresas, el anuncio del Ministerio generó confusión. Byron González, gerente de la empresa de logística Cargowshipping, creía que la medida era obligatoria, por lo que dijo que iba a coordinar con sus empleados para que vayan de dos a tres veces por semana en media jornada.

La firma Terpel señaló que acatará las disposiciones del COE nacional, priorizando ante todo la salud de sus colaboradores. El 80% de sus empleados está en teletrabajo y el resto labora de forma presencial.

La firma considera que el país no está preparado para retomar la modalidad presencial al 100%, por los repuntes de contagios.

Fuente: El Comercio

Compensación de USD 100 para desempleados en la pandemia se pagará

Los trabajadores formales que fueron desvinculados durante la emergencia por el covid-19, y que todavía no han podido hallar un nuevo empleo, podrán recibir la compensación de USD 100 ofrecida por el Gobierno, sin importar el monto de salario que ganaban en su último puesto.

Andrés Isch, ministro de Trabajo, dijo a diario EL COMERCIO que cobrarán por igual quienes percibían el básico (USD 400), así como aquellos que tenían ingresos más altos.

“Alguien que ganaba USD 600 y ahora está desempleada tiene los mismos problemas que una persona que ganaba USD 400 y que también está desempleada”, manifestó Isch.

Este una compensación fue anunciada el pasado 30 de noviembre y será para quienes se quedaron sin empleo desde el 17 marzo de este año, cuando se declaró el estado de excepción por la pandemia.

Quienes pasaron al desempleo entre enero e inicios de marzo no recibirán el bono. Se calcula que en el grupo de beneficiados se encuentran unas 200 000 personas, quienes estuvieron afiliadas al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y que no han vuelto al sistema porque no están en un empleo formal.

Para estos ciudadanos se estima un desembolso de recursos públicos por alrededor de USD 20 millones, que se pagarán hasta marzo del 2021. Los pagos se harán a las cuentas que los trabajadores tenían en el IESS.

Isch mencionó que junto al Seguro Social se está definiendo la normativa que sustentará las transferencias, así como los mecanismos adecuados para evitar que los ciudadanos hagan trámites y reciban automáticamente el dinero.

“No es que se le va a entregar un presupuesto adicional al IESS para que pague, es simplemente un vehículo para identificar a los beneficiarios y hacerlo más rápido”, refirió el Ministro.

Fuente: El Comercio

Postergada reunión para fijar salario básico 2021

La reunión del Consejo Nacional de Trabajo y Salarios fue postergada para las 19:00 de este lunes 23 de noviembre. Se la realizará vía virtual.

El pasado 16 de noviembre, la cita había sido suspendida por falta de ciertos datos económicos requeridos por los miembros del ente. Lo integran cuatro representantes del sector empresarial y de los trabajadores. El Gobierno tiene el voto dirimente.

El objetivo de la reunión es fijar la Remuneración Básica Unificada para el 2021.

La reunión había sido inicialmente convocada para las 11:00.

Richard Gómez, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), e integrante del Consejo, dijo no entender cuál es el motivo de la postergación.

El cambio de horario lo atribuyó a que el ministerio del Trabajo aún no tendría cifras económicas proyectadas al 2021, de la inflación, de la productividad proyectada y del costo de la canasta familiar.

Si no hay acuerdos en manos del Gobierno quedará el establecer si habrá o no un aumento para el siguiente año. 

Fuente: El Universo

Ministerio de Trabajo anuncia cuatro nuevos tipos de contratos laborales

Los nuevos modelos se anuncian cuando el país ha experimentado, durante siete meses, la emergencia sanitaria de Covid-19.

El ministro de Trabajo, Andrés Isch, anunció cuatro nuevos contratos laborales que el Gobierno establecerá. Lo hizo durante una cadena nacional del Gobierno, el 19 de octubre de 2020.

Los nuevos tipos de contrato son:

-Productivo.

-Turístico.

-Emprendimento.

-Joven.

El ministro Isch no dio detalles sobre los nuevos modelos.

“El turismo está bastante mermado, pero el ecuatoriano volvió a salir”, dijo el presidente Lenín Moreno, al referirse a la situación actual del sector turístico en el país.

Estos contratos específicos para esos sectores se sumarían a los acuerdos laborales, el contrato especial emergente y la reducción emergente de la jornada de trabajo, que se establecieron en la Ley Humanitaria.

Otra de las acciones del Gobierno para incentivar la creación de trabajo fue la ampliación del contrato por obra a todos los sectores económicos, a través de un acuerdo ministerial el 30 de julio de 2020.

El contrato celebrado bajo esa modalidad se firma por el tiempo que dure la ejecución de la obra o el proyecto, es decir que no es indefinido.

Durante la cadena nacional también participaron los ministros de Agricultura, Xavier Lazo; y de Producción, Iván Ontaneda.

Fuente: Primicias

Ecuador: 9 factores definirán salario básico unificado

Son nueve los factores que definirán el Salario Básico Unificado (SBU) en caso que empleadores y trabajadores no logren un consenso. Así lo indica el acuerdo ministerial Nro. MDT-2020-185, que se conoció este lunes en el sitio web del Ministerio de Trabajo.

El artículo 3, del procedimiento para el cálculo de la variación al salario señala que, en caso que no se adopte una resolución por consenso, el Ministro del Trabajo solicitará a la entidad competente una proyección actualizada a la fecha del índice de precio del consumidor para el siguiente año. Y, de no tener una proyección actualizada, se suplirá ese vacío aplicando la fórmula del acuerdo ministerial.

Esta fórmula contiene nueve variables: índice de precios del consumidor (IPC), factor de productividad laboral, elasticidad del empleo, tasa de participación global, empleo en el sector informalidad, entre otros.

La información vendrá de distintas entidades como del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Según el acuerdo ministerial, el Consejo Nacional de Trabajo y Salarios (CNTS) tiene hasta el próximo 20 de noviembre para tratar la fijación del salario.

En 2019 no hubo conceso entre trabajadores y empleadores y fue el Ministerio de Trabajo que definió el incremento de $ 6 y llegar al salario de $ 400. Esto ocurrió durante la administración del extitular de esa cartera de Estado, Andrés Madero.

En tanto, el artículo 6 del reciente acuerdo ministerial se refiere a la prohibición de disminución del salario fijado.

«En ningún caso se fijará un salario básico unificado inferior al del periodo vigente, ni aun cuando el resultado de la variación proyectada del índice de precios del consumidor o de la fórmula del artículo cuatro resultase negativo», resume el articulado.

Fuente: El Universo

feature image