2020 será un año récord para el narcotráfico en Ecuador

Erik Benítez, coronel de la Policía y subdirector nacional de Investigación Antinarcóticos, explica a PRIMICIAS que Ecuador es un territorio fértil para el envío de droga a Europa y Estados Unidos. En todo 2019, la división antinarcóticos de la Policía Nacional decomisó 72 toneladas de droga.

Y este año, solo hasta noviembre esta cifra, ya fue superada. Hasta la fecha se han incautado más de 120 toneladas de droga en el país. Por ello, el subdirector nacional de Antinarcóticos Erik Benítez asegura que, sin duda, el 2020 será un año récord en cuanto a decomisos de estupefacientes.

Incluso, Benítez estima que se sobrepasará el volumen de decomisos más alto en la unidad policial, logrado en 2016.

En entrevista con PRIMICIAS, Benítez revela cómo operan los grupos narcotraficantes y sus emisarios en Ecuador.

¿Cuánto influye la cercanía de Ecuador con Colombia? 
El Coronel Benítez asegura que las hectáreas de coca sembrada en Colombia han aumentado y esto se refleja en que los narcotraficantes ahora realizan tres cosechas del material al año.

¿Cuáles son las rutas que usan los narcotraficantes en el país?  Según el subdirector de Antinarcóticos, Ecuador es un territorio fértil para el transporte de la droga, especialmente porque persisten pasos no autorizados abiertos en la frontera norte.

¿Hacia dónde va la droga que sale desde Ecuador?  Los registros policiales indican que el 80% de la droga que sale de Ecuador tiene como destino principal Europa. Lo restante se dirige hacia Estados Unidos y Asia.

¿Cómo transportan la droga hacia Europa?  Benítez explica que los narcotraficantes utilizan la táctica de contaminar los contenedores de productos de exportación, una vez que los camiones llegan a los puertos.

¿Cuántas toneladas de droga ha decomisado la Policía hasta el momento?  2020 ha sido un año importante en cuanto a decomisos de droga para la Policía Antinarcóticos.

¿Cómo avanza la cooperación con Colombia para erradicar el narcotráfico?  En lo que el año 2020, Ecuador y Colombia han realizado ocho trabajos binacionales para detener operaciones de narcotráfico. Pero, según Benítez, un problema que tienen las autoridades colombianas es que no pueden operar en territorio controlado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

¿Operan grandes grupos narcotraficantes en Ecuador? 
Como Policía no hemos identificado grupos u organizaciones grandes de narcotráfico en el país. Hemos identificado a emisarios de los carteles mexicanos, especialmente de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación.

Ellos llegan a la conciencia del ciudadano ecuatoriano necesitado y lo utiliza para el transporte de la mercancía. Usan en especial a ciudadanos ecuatorianos en las provincias fronterizas de Carchi, Sucumbíos y Esmeraldas.

Los emisarios hacen que estas personas escogidas acoplen sus camiones con caletas para facilitar el transporte de la droga entre Colombia y Ecuador.

Ya en territorio ecuatoriano no se han identificado cabecillas claras, pero sí hay grupos organizados pequeños dedicados al acopio y posterior envío de la droga.

¿Existe una relación entre la violencia de las provincias fronterizas y el narcotráfico?  No hay un surgimiento de violencia por la presencia de estos grupos en el territorio, porque los emisarios de los carteles no buscan violencia, sino pasar desapercibidos. Sin duda, hay grupos disidentes que se dedican al narcotráfico y elaboración de cocaína para conseguir réditos económicos.

Pero, no podemos decir que estos grupos residuales estén en el país, sino que son parte de organizaciones colombianas y están aliados de alguna manera a los carteles mexicanos. También hay que diferenciar el tráfico internacional de droga del tráfico de consumo interno. Este último ha generado violencia porque se disputan territorio, especialmente, en la provincia de Guayas.

¿Está el narcotráfico involucrado con la minería ilegal y otros delitos?  A través de la minería ilegal en efecto existe lavado de activos y tráfico de armas. En lugares donde se han identificado excavaciones mineras ilegales, también se ha encontrado la presencia de pequeños grupos armados colombianos.

Esto nos puede dar una premisa de que hay organizaciones de Colombia, dedicadas al narcotráfico y la minería ilegal. Pero, no hemos podido establecer una relación directa entre los carteles mexicanos y la minera ilícita.

Fuente: Primicias

El misterioso grupo de sicarios que encabezó Joaquín Guzmán Loera antes de ser el Chapo

Poco después del boom del cultivo de «adormidera» o amapola con la que se produce droga, surgen «Los Dormidos», la primera banda criminal que lideró Joaquín Guzmán, según docuserie de Amazon, aunque especialistas dice no haber escuchado de su existencia

Al pasado de Joaquín Guzmán antes de ser “El Chapo” se suma un elemento más: ser líder de “Los Dormidos”, una pandilla de sicarios en los años 80, de acuerdo con la docuserie The last narc (“El último infiltrado”).

“Los Dormidos” son descritos en la docuserie como un grupo cuyo trabajo era eliminar a los rivales del Cártel de Guadalajara para el que trabajaban y eliminar los cuerpos en fosas clandestinas, según los testimonios de tres ex policías de Jalisco, que también formaron parte de la organización criminal.

Joaquín Guzmán era el cabecilla, un trabajo más previo a convertirse en el líder del Cártel de Sinaloa y el capo más buscado en el mundo, ahora preso en Estados Unidos condenado a cadena perpetua y 30 años adicionales.

Hasta ahora, más allá de la docuserie, la existencia de “Los Dormidos” es un hecho sobre el cual especialistas e historiadores del narcotráfico en México no tienen registro.

“Es la primera vez que los oigo”, comenta a Infobae México Luis Astorga, especialista en narcotráfico e investigador del Instituto de Investigaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“De lo que he leído al respecto (sobre orígenes de ‘El Chapo’) , no”, añade Astorga, autor de El siglo de las drogas, del porfiriato al nuevo milenio.

Joaquín Guzmán aparece en la trama del tráfico de drogas y violencia en México en 1990, de acuerdo con el libro de Astorga, pero aún sin ser conocido como “El Chapo”, apodo que lo internacionalizó.

“Surge el nombre de Joaquín Guzmán, aún sin alias, asociado al de Palma y la tesis de que ambos estarían enfrentados al grupo de Félix Gallardo”, se lee en el libro de Astorga cuando describe las rivalidades entre las bandas sinaloenses.

Sobre el misterio de “Los Dormidos”, Alejandro Hope, especialista en seguridad, dice a Infobae México que en sus investigaciones no ha encontrado este nombre.


“No, no había escuchado de ellos”, dice Hope.

La docuserie The last narc (“El último infiltrado”) es dirigida por Tiller Russel y gira en torno a la figura de Héctor Berellez, un detective de la DEA que indagó de manera oficial el asesinato en 1985 del agente Enrique Camarena Salazar y el piloto mexicano Alfredo Zavala.

De acuerdo con la docuserie original de Amazon, “The Last Narc” se basa en documentos desclasificados y testigos que presenciaron el crimen: los ex policías Ramón Lira, Sergio López y Jorge Godoy, los tres aparecen en el trabajo de Russel.

Sobre el nombre de “Los Dormidos” no se aportan más datos. Pero en tierras sinaloenses y en la jerga del tráfico de drogas se conoce a la amapola -insumo para fabricar opio- como “adormidera”.

Astorga menciona que en ocasiones los programas de televisión -en especial las series- basan su trama en hechos reales y en algunos casos aportan ficción.

El programa de Amazon se ofrece como una docuserie en la que se ofrecen los testimonios de involucrados y basada en hechos clasificados.

Origen humilde

Del pasado de “El Chapo” se ha escrito que proviene de una familia de campesinos, que supo lo que es la pobreza y que su ambición se basa justo en ese miedo a ser pobre. De sus estudios se sabe que no concluyó la primaria.

“Como la mayoría de los liderazgos sinaloenses, con excepción de los Arellano que eran clase media urbana de Culiacán pero los demás generalmente son de origen rural”, dice Astorga.

“Los demás son de zonas rurales (…) el origen clásico de muchos de ellos que son de Badiraguato ves los niveles de Badiraguato son muy amolados, esa es mucho la trayectoria de muchos de ellos”, dice Astorga.

El investigador de la UNAM señala que “El Chapo” es uno de los sinaloenses que en los años 80 comenzaron a despegar y consolidarse años después, en los 90 y 2000, y si Joaquín Guzmán ha destacado es en parte por los reflectores que ha puesto Estados Unidos en él.

“(Lo hacen) para justificar sus estrategias de persecución”, dice Astorga.

“Esas escisiones dieron lugar a organizaciones igual o más fuertes que la matriz original”, añade.

Joaquín Guzmán empieza a destacar después de la muerte de Amado Carrillo “El Señor de los Cielos” en 1997 y no es él sólo, sino que su pareja en el liderazgo es Ismael El Mayo Zambada.

“Todo lo que circula alrededor de un personaje porque se coloca en el top 10 de los más buscados, cada vez que cae uno siguen los otros, lo cual no quiere decir que en término de peso relativo no fueran similares”, añadió.

Fuente: Infobae

feature image