Niño de nueve años conducía un vehículo acompañado de su madre y un bebé

La Policía del pueblo playero de Sitges en Barcelona (España) atendió una inusual situación el jueves 7 de enero del 2021.

Un niño de nueve años conducía un auto. Según el diario El Mundo de España, agentes de Policía que hacían un patrullaje rutinario el jueves 7 de enero de 2021 detuvieron el vehículo porque les llamó la atención que el conductor era muy pequeño y casi no se lo veía.

Se trataba de un menor de edad que estaba acompañado de su madre que se encontraba en el asiento del copiloto. Además, en el vehículo estaba el hermano del niño conductor, un bebé de tres meses que se encontraba en su silla en el asiento posterior.

La progenitora dijo que permitió que su hijo condujera el auto en la urbanización porque había poca gente en el lugar. Los agentes colocaron una denuncia en contra de la madre por tratarse de un delito contra la seguridad vial que será investigado. Por el momento, el pequeño conductor deberá esperar a tener la mayoría de edad para obtener su licencia.

El Comercio

Graham Shema, el niño prodigio de la aeronáutica que con solo 7 años

Graham Shema, un niño de Uganda de solo 7 años, está dejando a todo el mundo boquiabierto al ser capaz de pilotar un avión a su temprana edad. Con solo 3 años ya resolvía problemas de matemáticas y ciencias complejos para niños más mayores y a día de hoy demuestra que se sabe manejar con los mandos de un avión. Su historia es tan alucinante que la agencia Reuters se desplazó a su país para conocer al pequeño.

En 2019 ingresó en una academia de aviación y a los cinco meses ya hacía prácticas en avión. El ritmo de aprendizaje de Shema está fuera de lo común y solo le bastaron unas pocas semanas para convertirse en un niño prodigio de la aeronáutica.

La pandemia del Covid-19 lo ha obligado a frenar las prácticas pero él ha seguido estudiando la teoría una y otra vez y poniéndose a prueba gracias a las gafas de realidad virtual.

El pequeño explica que su principal referencia es Elon Musk y sueña con viajar con él al espacio. Otro de sus objetivos de futuro es llegar a Marte con su propia nave. Ambición no le falta.

Tanto es el alcance de las altas capacidades de Graham que los periódicos locales y las televisiones que viajan para entrevistarle ya usan el título de Capitán para dirigirse al niño.

Su obsesión por los aviones apareció cuando tenía tres años y fue por culpa de un accidente. Un helicóptero de policía pasó por el barrio del pequeño, voló tan bajo que acabó rompiendo el techo de la casa de su abuela y a partir de ahí «algo cambió en su mente», explica su madre, Shamim Mwanaisha, de 29 años. Su hijo comenzó a acribillarla con un sinfín de preguntas sobre cómo funcionan los aviones, dijo.

El embajador de Alemania y el ministro de Transporte del país lo han invitado a reuniones.

Amante de las matemáticas y las ciencias, el estudiante ha volado como aprendiz tres veces en un Cessna 172.

Mi modelo a seguir es Elon Musk, me gusta porque quiero aprender con él sobre el espacio, ir con él al espacio y también darle un apretón de manos».

Musk fundó SpaceX y la compañía privada de cohetes recientemente lanzó a dos estadounidenses a la órbita y espera algún día enviar humanos a Marte.

Una mañana reciente en el Aeropuerto Internacional Entebbe de Uganda, su instructor le pidió que explicara cómo funcionaban los motores de un avión Bombardier CRJ900 estacionado en la pista.

Con su voz luchando por elevarse por encima del rugido de los motores en marcha de un avión, Shema recitó la respuesta: “Los tubos de entrada succionan el aire y lo inyectan en el compresor, el compresor lo aprieta con los ventiladores, después de apretarlo con los ventiladores, hace calor ”, dijo Shema, gesticulando juguetonamente y procediendo a detallar cómo un motor crea empuje.

“Me sentí como un pájaro volando”, dijo Shema sobre su primer vuelo. Nunca antes había volado en un avión.

Voló tres veces como copiloto entre enero y marzo antes de que la pandemia detuviera su práctica. (I)

Niño de un año murió tras ataque de una jauría de perros

El niño, de un año nueve meses, falleció tras sufrir un ataque de una jauría de perros, en Calama, en la región de Antofagasta, en Chile. El hecho se registró la tarde del viernes 11 de diciembre del 2020.

El infante se encontraba jugando en un parque cuando fue atacado por los canes, según información de Bio Bio Chile.

El niño fue auxiliado por vecinos del sector y atendido por el Servicio de Asistencia Primaria Alemania en el lugar.

Posteriormente, debido a la gravedad de las heridas fue trasladado al Hospital Carlos Cisternas de Calama, publica el portal 24horas.

El niño fue reanimado e intervenido quirúrgicamente, pero falleció de un paro cardiorrespiratorio generado por la gravedad de sus lesiones.

La Fiscalía ordenó a Carabineros encontrar a los dueños de los perros, pero los uniformados no pudieron ser ubicados.

Fuente: El Comercio

Un niño se dispara durante clase ‘online’ frente a sus compañeros en EE.UU

El caso de Adán, un niño estadounidense de 11 años, da cuenta la importancia de cuidar la salud mental, sobre todo, en el desarrollo escolar y aún más en tiempos de pandemia.

El miércoles 2 de diciembre del 2020, el estudiante tomó un arma de fuego y se disparó en la cabeza frente a sus compañeros, con quienes compartía sus jornadas en la escuela vía telemática. La Oficina de la Policía del condado de San Joaquín, en Estados Unidos, informó sobre la tragedia.

De acuerdo con el reporte de medios internacionales, fue su hermana, que supervisaba la clase en una habitación aledaña a la de Adán, quien encontró el cuerpo sin vida del pequeño.

La joven avisó a su vecino y a su maestra para que pidiesen ayuda a las autoridades.  Cuando los agentes policiales llegaron a la vivienda del niño, era tarde, sus signos vitales se iban apagando.

Ellos trasladaron a Adán a un hospital local, pero, debido a las lesiones autoinflingidas, no logró sobrevivir y certificaron su muerte ese mismo día.

Su familia recibió la noticia en la sala de espera de la casa de salud.  “Nuestros pensamientos están con la familia y todos los afectados por este trágico suceso”, escribió la vocería de la Policía en su página de Facebook. Una investigación se abrió luego de la muerte de Adán, aunque las primeras indagaciones aún no han arrojado resultados.

Los investigadores se concentran en determinar de quién era el arma que el pequeño usó.  La familia de Adán no contaba con recursos suficientes para su velatorio y posterior entierro. Entonces, levantaron una campaña de Crowdfunding y la respuesta solidaria ha sido inmediata.

Hasta este viernes 4, han logrado recaudar USD 25 000. 

Fuente: El Comercio

Castigan con 169 latigazos a violador de niños en Indonesia

Un hombre fue condenado en la ciudad de Banda AcehIndonesia a recibir 169 azotes luego de ser hallado culpable de violar niños, bajo las estrictas leyes de la Sharia de la provincia.

El hombre nombrado solo como Roni en los medios locales, debía ser golpeado en 169 ocasiones con un bastón de mimbre en un edificio público el jueves pasado, pero cayó después de recibir 52 golpes.

Los médicos forenses dictaminaron que no se encontraba en condiciones de continuar, por lo que una vez que se recupere, deberá recibir los latigazos restantes.

Roni había reducido su sentencia de 175 a 169 azotes, tras pasar seis meses en la cárcel.

Según declaraciones hechas por uno de los médicos al medio IDN Times, tras los 52 latigazos, le fueron encontrados grandes ampollas en la parte derecha de la espalda, por lo que de continuar su castigo le pudieron haber explotado los vasos sanguíneos.

Esta provincia, la más conservadora de Indonesia, es la única que basa su sistema legal en la ley Sharia, que forma parte de la fe surgida del Corán y los dichos y acciones del profeta Mahoma.

Además de la violación, ingerir alcohol, tener una aventura amorosa y el sexo homosexual también pueden ser castigados con latigazos.

Mientras que el adulterio, la violación, la homosexualidad, el robo y el asesinato reciben los «hudud», que son los castigos más severos, tales como la ejecución.

Niño de 11 años murió tras beber 5 botellas de cerveza artesanal

Un niño de 11 años murió luego de beber cinco botellas de cerveza artesanal en un concurso de ingesta de alcohol para menores de 14 años.

Información citada por Daily Star indica que el niño participó en una competencia en la ciudad de Mzimba, en Malaui, país del sureste de África.

El menor de edad habría bebido cinco botellas de Kachashu, una cerveza destilada tradicional, que no tiene licencia. Además, muchos ciudadanos la usan como desinfectante de manos.

La prensa local apunta a ciertas irregularidades en el concurso. Sgeún informan los medios en otras competencias el niño había ganado y no descartan que otro competidor haya adulterado las bebidas.

De igual manera, se indica que el niño se desplomó y murió luego de beber las botellas de cerveza artesanal.

El concurso de beber cerveza tuvo un premio de MWK 20.000 (USD 26,71). Y según los informes, la competencia se organizó en tres categorías, menores de 14, menores de 21 y mayores.

Por lo pronto, la policía busca esclarecer detalles sobre la muerte. Mientras que Shanks Nkhata, oficial local de protección infantil, anunció un seguimiento del caso y un emplazamiento a los jefes locales a que prohiban la elaboración de cerveza ilícita.

La presión y preocupación se ha centrado en el Gobierno que inicialmente no habría intervenido para evitar que se realicen los concursos de consumo de alcohol para menores de edad.

feature image