China se negó a dar a la OMS información

Son datos médicos personalizados sobre los primeros pacientes que contrajeron la enfermedad en Wuhan. Un reporte describió acalorados intercambios entre el equipo de la organización y las autoridades sanitarias del gigante asiático

De la derecha a la izquierda: Marion Koopmans y Peter Ben Embarek, miembros del equipo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Liang Wannian, jefe del grupo de expertos sobre la respuesta al COVID-19 en la Comisión Nacional de Salud de China, y el portavoz de la Comisión Nacional de Salud de China, Mi Feng, llegan a la conferencia de prensa sobre el estudio conjunto de la OMS y China en un hotel de Wuhan, provincia de Hubei, China, el 9 de febrero de 2021. REUTERS/Aly Song

Las autoridades chinas se negaron a dar a los investigadores de la Organización Mundial de la Salud (OMS) información personalizada sobre los primeros casos de COVID-19 que podrían ayudarlos a determinar cómo y cuándo comenzó a propagarse el coronavirus en China. Así lo aseguraroninvestigadores del organismo, que describieron que hubo acalorados intercambios con las autoridades del gigante asiático por la falta de detalles.

De acuerdo con información exclusiva publicada por The Wall Street Journallas autoridades chinas rechazaron los pedidos de información sobre 174 casos de COVID-19 que fueron registrados durante la fase inicial del brote en la ciudad china de Wuhan en diciembre de 2019.

Los pedidos se hicieron en el marco del viaje del grupo de investigadores de la OMS que tiene como objetivo determinar los orígenes de la pandemia.

De acuerdo con información que fuentes del equipo de la OMS brindaron al medio estadounidense, los funcionarios y científicos chinos proporcionaron sus propios resúmenes y análisis de datos sobre los casos, además de datos agregados y análisis sobre búsquedas retrospectivas a través de registros médicos en los meses anteriores a la identificación del brote de Wuhan, diciendo que no habían encontrado evidencia del virus.

Un equipo de la OMS viajó a Wuhan a investigar los orígenes de la pandemia (Shutterstock)

Un equipo de la OMS viajó a Wuhan a investigar los orígenes de la pandemia (Shutterstock)

Sin embargo, al equipo de la OMS no se le permitió ver los datos sin procesar de esos estudios, lo que podría permitirles realizar su propio análisis sobre qué tan temprano y cuán extensamente se expandió el virus en China.

“Nos mostraron un par de ejemplos, pero eso no es lo mismo que poder acceder a todos, que es lo que se hace en una investigación epidemiológica estándar”, dijo Dominic Dwyer, un microbiólogo australiano del equipo de la OMS. “Entonces, ya sabes, la interpretación de esos datos se vuelve más limitada desde nuestro punto de vista”.

La renuencia de China a proporcionar esa información se suma a las preocupaciones de muchos gobiernos y científicos extranjeros sobre la falta de transparencia del país a la hora de colaborar con la búsqueda de los orígenes de la pandemia.

La investigación de la OMS ha buscado determinar si el COVID-19 se estaba propagando en China antes de diciembre de 2019, cuando las autoridades chinas informaron del primer paciente con síntoma. La detección temprana de la enfermedad podría haber detenido su propagación antes de que estallara en una pandemia que hasta ahora ha matado a más de 2,3 millones de personas.

El jefe de la misión de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Peter Ben Embarek (c) a su salida del Hospital Provincial de Medicina China y Occidental de Hubei, en Wuhan, China, el pasado 29 de enero. EFE/EPA/ROMAN PILIPEY/Archivo
El jefe de la misión de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Peter Ben Embarek (c) a su salida del Hospital Provincial de Medicina China y Occidental de Hubei, en Wuhan, China, el pasado 29 de enero. EFE/EPA/ROMAN PILIPEY/Archivo

Aproximadamente 90 pacientes de hospitales tenían síntomas similares al COVID-19 en el centro de China en los dos meses antes de que se identificara el brote de Wuhan, según investigadores de la OMS.

Las autoridades chinas realizaron pruebas de anticuerpos en ese grupo más de un año después, pero los mismos podrían haber disminuido a niveles indetectables, y todos fueron negativos. Como consecuencia, los investigadores no logran determinar si esos pacientes fueron efectivamente casos tempranos de COVID-19 o si padecían una enfermedad respiratoria similar.

La OMS carece de poder para obligar a los gobiernos miembros, que eligen a los líderes y financian los presupuestos de la agencia de las Naciones Unidas, a que le proporcionen la información que requieren.

La negativa de las autoridades chinas a proporcionar datos brutos y personalizados sobre los 174 primeros casos de COVID-19 y sobre posibles casos anteriores, como los pacientes con neumonia de los meses anteriores a diciembre de 2019, dio lugar a acaloradas discusiones entre el equipo de la OMS y sus homólogos chinos durante la misión, dijo Dwyer.

Thea Fischer, epidemióloga danesa que es parte del equipo de los investigadores de la OMS, afirmó: “Soy científica y confío en los datos. Confío en la evidencia documentada basada en datos, no solo confío en lo que alguien me dice“.

Foto del lunes dde un hombre con mascarilla pasando frente a la sede del CDC de Wuhan, en China 
Feb 1, 2021. REUTERS/Thomas Peter
Foto del lunes dde un hombre con mascarilla pasando frente a la sede del CDC de Wuhan, en China Feb 1, 2021. REUTERS/Thomas Peter

Fischer dijo que no había visto inconsistencias en los datos que estaban disponibles en Wuhan, pero que no podía realizar un análisis más profundo sin ver los datos sin procesar.

El líder del equipo de la OMS, Peter Ben Embarek, dijo el martes que lo más probable es que el virus se haya transmitido a un humano a partir de un animal, en lugar de un accidente de laboratorio, y que podría haber llegado desde afuera de China a través de alimentos congelados.

Beijing, que ha sugerido repetidamente que el virus provino de afuera de China, probablemente a través de alimentos congelados importados, acogió con satisfacción los hallazgos y pidió a otros países, incluido Estados Unidos, que inviten a la OMS a realizar investigaciones similares. Estados Unidos, sin embargo, dijo que falta aún una fuente alternativa y pidió una mayor transparencia por parte de China.

Con todo, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que la agencia de la ONU no había descartado ninguna hipótesis. “Quiero aclarar que todas las hipótesis siguen abiertas y requieren más estudio”, dijo en una reunión con diplomáticos el jueves.

Se espera que la próxima semana se publique un informe resumido de los hallazgos de la misión.

Infobae

OMS registra la cifra más baja de casos diarios de covid-19 desde octubre

La Organización Mundial de la Salud (OMS) notificó este miércoles 10 de febrero 304 000 nuevos casos de covid-19 en las últimas 24 horas, la cifra más baja desde que el 13 de octubre de 2020 se bajara por última vez de los 300 000 contagios diarios.

La cifra de fallecidos diarios (8 028) es la menor desde el 28 de diciembre, última jornada en la que se notificaron menos de 8 000 fallecimientos. El 20 de diciembre se registró la cifra más alta de casos diarios en la pandemia (840 000, más del doble que en la actualidad), mientras que el día con más fallecidos (16 655) fue más reciente, el pasado 22 de enero.

En el acumulado total de la pandemia, los casos globales de covid-19 ascienden a 106,3 millones, con 2,3 millones de muertes, siempre según las estadísticas de la OMS.

Los datos de las redes sanitarias nacionales indican que las dosis de vacuna anticovid administradas en el mundo rozan ya los 150 millones: 43 millones de ellas se han inoculado en Estados Unidos, 40 millones en China, casi 18 millones en la Unión Europea y 13 millones en el Reino Unido.

Los pacientes recuperados en el planeta rozan los 80 millones, casi cuatro quintas partes del total, mientras que de los 25 millones de casos activos un 0,4% (102 000) se encuentran en estado grave o crítico.

El Comercio

Siete tipos de coronavirus se han detectado desde hace 60 años; Covid19, es el último

El término coronavirus se ha vuelto parte del vocabulario diario de millones de personas, debido a la aparición de un nuevo virus que derivó en una pandemia mundial.

Sin embargo, estos ya se habían presentado décadas anteriores. A mediados de la década del 60 se aislaron por primera vez estos agentes patógenos.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus pertenecen a una amplia familia de virus que pueden derivar en afecciones como un resfriado común hasta enfermedades graves.

En total se han identificado siete tipos de coronavirus que afectan a los humanos:

  • HCoV-229E
  • HCoV-OC43
  • HCoV-NL63
  • HCoV-HKU1
  • SARS-CoV
  • MERS-CoV (síndrome respiratorio de Oriente Medio)
  • SARS-CoV-2 (COVID-19)

El doctor David Larreátegui, médico internista infectólogo y docente de la Universidad de las Américas (UDLA), explica que son virus de ARN que pertenecen a la familia del Coronaviridae que a su vez deriva en una subfamilia denominada Orthocoronavirinae. La característica que se establece dentro de la familia es que todos tienen la corona de espículas que caracteriza su nombre.

«(Sobre) El coronavirus humano que nos afecta a nosotros solo teníamos uno hasta antes del 98 que era un coronavirus del resfriado común que por lo general era una enfermedad autolimitada, duraba unos pocos días y chao», refiere el especialista.

Dentro de esta subfamilia hay cuatro géneros, que están condicionados a su origen genético, que son: alfacoronavirus, betacoronavirus, gamacoronavirus y deltacoronavirus.

«Todos son similares, pero cada uno tiene cambios en la simetría, en la forma. Los alfacoronavirus son muchos de los que infectan a las ratas, a los murciélagos, también hay uno que afecta a los humanos. Los betas por ejemplo afectan a cerdos, perros, murciélagos y así cada uno afecta a diferentes especies. El SARS-CoV-2 es un betacoronavirus», dijo Larreátegui.

Justamente recuerda que en la década del 60 se reconoció el primer coronavirus humano que se identificó como el resfriado común que era de baja toxicidad y solo lograba infectar las células de la mucosa y nasal, sin embargo, indica que cambió en el 2002 cuando se tuvieron los primeros reportes de coronavirus en este caso SARS-CoV, que venía desde las aves hacia los humanos.

Además recuerda que años después se tuvo una segunda ola de un coronavirus que causaba infección pulmonar que fue el MERS (síndrome respiratorio de Oriente Medio), en este caso, la transmisión se habría dado de dromedarios hacia humanos.

«El gran cambio genético que sufre este coronavirus actual es que se transmite de humano a humano. Los otros eran de mamíferos a humanos… El problema era que la contagiosidad era baja y se volvían brotes locales», indicó.

Las evoluciones que han tenido este tipo de virus ocasionó que la transmisión llegue hasta el humano y que se propague más fácilmente derivando en una pandemia mundial. 

Fuente EL Universo

Novartis ayudará a Pfizer/BioNTech a fabricar su vacuna contra el COVID-19

El gigante farmacéutico suizo Novartis anunció este viernes que firmó un acuerdo preliminar para ayudar a producir la vacuna contra el covid-19 de Pfizer/BioNTech, basada en la tecnología del ARN mensajero.

El acuerdo prevé que Novartis ponga a disposición sus capacidades para introducir la vacuna en frascos en su planta de Stein, cerca de Basilea, indicó el grupo suizo.

La producción debe arrancar en el segundo trimestre y las primeras entregas se producirán en el tercero.

La vacuna, que debe ser administrada en dos dosis, ha demostrado una efectividad del 95%.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya aprobó su uso, así como 50 países.

Pero la enorme demanda ha provocado una carestía que Pfizer/BioNTech no consigue colmar.

Novartis explicó que está en «negociaciones avanzadas» con otras empresas para contribuir también a la producción de los ingredientes activos de la vacuna. 

Los casos globales de COVID-19 superan la barrera de los cien millones

La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó este 28 de enero que los casos notificados a esta agencia en el mundo se elevan ya a cien millones, tras registrar 468.000 en las últimas 24 horas.

Otras instituciones de referencia, como la Universidad Johns Hopkins, habían anunciado ya en días anteriores que se había superado esta cifra.

Las muertes en más de un año de pandemia se elevan a 2,15 millones, 12.800 de ellas notificadas en las últimas 24 horas por la OMS.

CURVA

La tasa global de nuevos casos diarios muestra una curva en descenso tras haber alcanzado sus niveles máximos hacia el 10 de enero, pero no se registra la misma tendencia en muertes diarias, con una gráfica aún ascendente en la última semana.

REGIÓN MÁS AFECTADA

América se mantiene como la región más afectada por el coronavirus, con 44 millones de casos confirmados y un millón de muertes, seguida de Europa (33 millones de contagios y 722.000 fallecidos).

Ambos continentes muestran una tendencia a la baja en casos diarios desde hace dos semanas, lo que no se traduce todavía en las tasas de fallecidos, aún al alza en el continente americano y estables en el europeo.

Los descensos en casos diarios se registran en todos los países más afectados en números absolutos: EEUU (25 millones), India (10 millones), Brasil (8,9 millones), Rusia (3,7 millones), Reino Unido (3,6 millones) y Francia (3 millones).

España, en séptimo lugar con 2,6 millones de casos, también ha reducido ligeramente sus contagios diarios, pero queda por ver si se consolida el descenso, ya que sufrió picos récord de casi 40.000 nuevos positivos por día hace menos de una semana.

Las tasas diarias de fallecimientos aún no muestran un descenso claro en los países con cifras de mortalidad más altas: EEUU (421.000 fallecidos), Brasil (218.000), India (153.000), México (152.000) o Reino Unido, que esta semana rebasó los 100.000 muertos.

Los pacientes recuperados en el planeta ascienden a 73 millones, y de los 26 millones de casos activos se mantiene estable desde hace meses el bajo porcentaje de pacientes en estado grave o crítico (0,4 %, o 110.000 personas).

Las redes sanitarias nacionales también muestran que las dosis administradas en todo el mundo de vacunas contra la COVID-19 superan ya los 80 millones.

Esto supone más del 1 por ciento de la población mundial pero aún queda lejos del 20 por ciento que la OMS se ha propuesto lograr antes de finales de 2021, o del 70 por cien que los expertos consideran necesario para lograr la inmunidad de grupo.

OMS: recomendaciones para enfermos de covid con síntomas persistentes

La Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió hoy nuevas recomendaciones para pacientes de COVID-19 que muestren síntomas persistentes, incluso después de superar la enfermedad, y que incluyen la medición frecuente de oxígeno en la sangre o el uso de anticoagulantes en dosis bajas.

En sus nuevas recomendaciones, que según la OMS están en continua revisión, se señala que los pacientes de COVID-19 «deben tener fácil acceso a cuidados sanitarios si presentan síntomas persistentes, nuevos o cambiantes».

En particular, el organismo aconseja para los pacientes de COVID-19 que se encuentran en su domicilio el uso de pulsioxímetros (aparatos de medición fotoeléctrica y no invasiva del oxígeno en la sangre), junto a un seguimiento regular de su situación médica.

Para pacientes hospitalizados, la OMS recomienda la utilización de anticoagulantes en dosis bajas, con el fin de prevenir graves trombosis.

Finalmente, en el caso de pacientes hospitalizados que requieren oxigenación suplementaria o ventilación no invasiva, la OMS señala en sus recomendaciones que la mejor postura para incrementar el flujo de oxígeno es la de decúbito prono (tumbado boca abajo con la cabeza hacia un lado).

Largo plazo

La OMS también señaló que está estudiando síntomas y dolencias a largo plazo de la COVID-19, entre los que ha identificado con frecuencia fatiga extrema, tos persistente e intolerancia al ejercicio.

El organismo celebrará en febrero varias consultas con expertos para sistematizar esta variante o consecuencia de la COVID-19, contactando también con grupos de pacientes, y podría categorizarlo como una enfermedad nueva, cuyo nombre anunciaría tras esos encuentros. 

Fuente: Teleamazonas

OMS advierte que el mundo está al borde de un «fracaso moral catastrófico»

Las vacunas anticovid, la gran esperanza para acabar con la pandemia, no están llegando a todos.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió este lunes de la enorme desigualdad en la distribución de la vacuna contra el SARS-CoV-2 y alertó de graves consecuencias.

«Debo ser franco: el mundo está al borde de un fracaso moral catastrófico, y el precio de este fracaso se pagará con las vidas y el sustento de los países más pobres», alertó Tedros en el discurso de apertura del Comité Ejecutivo de la OMS, que se reúne a lo largo de los próximos nueve días.

El máximo responsable de la OMS consideró que no es justo que gente sana y joven en naciones ricas acceda a la vacuna antes que grupos vulnerables en países más pobres.

Como ejemplo, explicó que se habían distribuido alrededor de 39 millones de dosis de la vacuna anticovid en 49 de los países más ricos, en comparación con tan solo 25 dosis en una nación pobre.

Hasta este enero, China, India, Rusia, Reino y Estados Unidos han desarrollado vacunas contra el coronavirus, y otras han sido desarrolladas por equipos multinacionales, como la de Pfizer, una colaboración germano-estadounidense.

Casi todas estas naciones han priorizado la distribución a su propia población.

Una trabajadora sanitaria muestra la vacuna rusa que se suministra en Argentina.

El máximo responsable de la OMS consideró que la estrategia del «yo, primero» será contraproducente ya que hará que suban los precios y llevará a la acumulación de vacunas.

«Al final, estas acciones tan solo prolongarán la pandemia, las restricciones necesarias para contenerla y el sufrimiento humano y económico«, añadió.

El jefe de la OMS pidió un compromiso pleno con la plataforma COVAX, coordinada por la OMS para garantizar un acceso equitativo de las vacunas en los países en desarrollo con ayuda financiera de los países desarrollados, que está previsto que empiece a funcionar el mes que viene.

«Reto a todos los estados miembros a que garanticen que, para el Día Mundial de la Salud el 7 de abril, las vacunas contra la covid-19 estén siendo administradas en todos los países, como símbolo de esperanza para superar tanto la pandemia como las desigualdades que están en la raíz de tantos desafíos globales de salud».

Hasta este enero, más de 180 países se habían unido a la iniciativa COVAX. Su objetivo es unir a los países en un bloque para que tengan mayor poder a la hora de negociar con las farmacéuticas.

Un total de 92 países -todos ellos de ingresos medios o bajos- adquirirán las vacunas a través de un fondo patrocinado por donantes.

«Hemos conseguido 2.000 millones de dosis de cinco productores, con opción a 1.000 más, y esperamos empezar con la distribución en febrero«, dijo Tedros.

Vacunas

Pese a las desigualdades, el director general consideró que aún no es tarde para revertir la situación.

«Hago un llamado a todos los países para que trabajen conjuntamente para garantizar que en los primeros 100 días de este año, la vacunación de los trabajadores sanitarios y las personas mayores esté en marcha en todos los países».

El mes pasado, la Alianza Vacuna del Pueblo, una red de organizaciones que incluye a Amnistía Internacional, Oxfam o Justicia Global Ahora, denunciaron que los países ricos estaban acumulando dosis de vacunas anticovid y alertaron que las personas de países pobres se quedarían atrás.

La coalición señaló que cerca de 70 países de bajos ingresos tan solo podrían vacunar a una de cada 10 personas.

Vacuna

Canadá, en concreto, fue muy criticada; la coalición denunció que el país había pedido suficientes dosis de vacunas como para proteger a cada canadiense unas cinco veces.

En diciembre, la ministra de Desarrollo Internacional de Canadá, Karina Gould, rechazó las acusaciones de que el país estuviera acumulando vacunas y señaló que cualquier debate sobre un excedente era algo «hipotético» ya que las dosis no se habían entregado.

Gould aseguró que Canadá estaba destinando US$380 millones para ayudar a países en desarrollo en su lucha contra la covid-19.

BBC

OMS: Variaciones de covid-19 están presentes en decenas de países

Las variantes británica y sudafricana del coronavirus casusante del covid-19, más contagiosas que la original, han sido identificadas ya en decenas de países, mientras que la posible mutación brasileña está siendo investigada, señalaron este lunes 18 de enero de 2021 expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El director de Emergencias Sanitarias de la OMS, el irlandés Mike Ryan, declaró en su intervención en el Comité Ejecutivo del organismo que la variante británica se ha identificado ya en 58 países de cuatro continentes, y la sudafricana en 22.

A la hora de repasar la situación actual de la pandemia, ante expertos de todo el mundo, Ryan destacó que la semana pasada se alcanzó una cifra récord de 93 000 muertes por covid-19 en el planeta, y se teme que esta semana se superen las 100 000.

América, donde las gráficas de casos y muertes siguen al alza, concentra un 47 % de los fallecidos en la pandemia, mientras que en Europa las cifras se han estabilizado, pero siguen siendo altas. La situación epidemiológica actual «está complicándose debido a las variantes (del virus), pero pese a ello muchos países están controlando los niveles de contagio», subrayó.

El director de emergencias también destacó que muchas redes sanitarias siguen soportando una «extrema presión», mientras que los sistemas de monitoreo de nuevos casos «están encontrando dificultades para soportar los altos niveles de infección» y la desinformación «sigue dificultando la aplicación de medidas».

El asesor de la OMS para la covid-19, Bruce Aylward, añadió que en los 42 días transcurridos desde el inicio de las campañas globales de vacunación se han suministrado unos 40 millones de dosis en 50 países. La vacuna más usada es la de Pfizer-BioNTech (usada en 44 países que han iniciado sus campañas de inmunización), seguida de las de Moderna (seis).

La vacuna rusa Sputnik V (de los laboratorios Ganaleya) y la china de Sinopharm se han implantado en tres países, mientras que las de Sinovac y AstraZeneca están administrándose en dos (algunos países autorizan el uso de más de un fabricante).

Aylward insistió en que las vacunas de Moderna y Pfizer-BioNTech, que utilizan la nueva tecnología del «ARN mensajero», presentan desafíos a la hora de ser llevadas a países en desarrollo, por requerir jeringas especiales y almacenamiento a muy bajas temperaturas.

El Comercio

OMS: Enorme desigualdad en la distribución de vacunas anticovid

De los 39 millones de dosis de la vacuna anticovid que se han administrado ya en el planeta, solamente 25 (es decir, un 0,00006 por ciento) han sido inoculadas a personas en países pobres, criticó este 18 de enero del 2021 el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), quien pidió un reparto más justo.

«El mundo está al borde de un catastrófico fracaso moral, y el precio de ese fracaso se pagará con vidas y empleos en los países más pobres», señaló el director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en el discurso de apertura del Comité Ejecutivo de la OMS, que se reúne a lo largo de los próximos nueve días.

Tedros recordó que las vacunas para la pandemia de la gripe A que emergió en 2009 no llegaron a los países en desarrollo hasta después de que terminara aquella crisis, o que los fármacos para portadores del virus VIH llegaron a los afectados en las naciones pobres una década después que en las ricas, errores que no han de repetirse.

«La reciente emergencia de variantes del coronavirus altamente contagiosas hace que el despliegue rápido y equitativo de las vacunas sea aún más importante», insistió Tedros.

«No sería justo que adultos jóvenes y sanos en los países ricos se vacunen antes de que puedan hacerlo trabajadores sanitarios y personas mayores en los países más pobres», señaló, asegurando que «habrá dosis para todos, pero ahora debemos actuar como una gran familia para dar prioridad a los que están en más riesgo».

Tedros también lamentó que «algunos países estén dando prioridad a acuerdos bilaterales» para la adquisición de vacunas, lo que en su opinión está encareciendo los precios de las dosis.

Eso «pude retrasar los envíos de la plataforma COVAX», coordinada por la OMS para garantizar un acceso equitativo de las vacunas en los países en desarrollo con ayuda financiera de los países desarrollados, que al mismo tiempo financian las investigaciones de las farmacéuticas en la iniciativa. Pese a las desigualdades, Tedros aseguró que aún no es tarde para revertir la situación, y pidió a la comunidad internacional «trabajar conjuntamente para que en los cien primeros días de este año la vacunación de trabajadores sanitarios y personas mayores esté en marcha en todos los países».

La OMS se ha fijado el objetivo de lograr en 2021 que al menos un 20% de la población mundial esté vacunada, aunque se considera que para lograr una inmunidad de grupo que venza definitivamente al coronavirus SARS-SoV-2, el porcentaje deberá subir en los siguientes años hasta el 70%

Los 39 millones de vacunados por ahora, en 49 países, representan apenas un 0,5 % de la población mundial, y los 25 vacunados en países pobres a los que aludió Tedros se encuentran en Guinea.

Los países que por ahora han logrado vacunar a más personas son Estados Unidos (12 millones), China (10 millones), Reino Unido (4,3 millones), e Israel (2,4 millones, más de la cuarta parte de su población).

EFE

OMS confirma que se superó en una jornada el millón de casos diarios

La Organización Mundial de la Salud (OMS) actualizó hoy, 14 de enero de 2021, sus estadísticas más recientes sobre la pandemia de covid-19 y admitió que el pasado 10 de enero se superó por primera vez el millón de casos diarios en esta enfermedad, que acumula ya 90,7 millones de contagios en un año de pandemia.

En las últimas 24 horas se registró una cifra menor de positivos, próxima a los 600 000, pero la curva muestra que la segunda oleada de coronavirus en continentes como Europa o América sigue sin tocar techo, pese al inicio de las campañas de vacunación en muchos países.

Los fallecidos registrados en las últimas 24 horas ascendieron a más de 12 000, lo que eleva el total en la pandemia a 1,96 millones; en este caso, el récord de muertes diarias se alcanzó el 9 de enero, con más de 15 000 en todo el mundo.

Por regiones, las estadísticas de la OMS indican que América ha franqueado la barrera de los 40 millones de contagios, Europa se aproxima a los 30 millones y el sur de Asia, la tercera zona más afectada en el planeta, supera los 12 millones.

Sus gráficas muestran sin embargo tendencias distintas, ya que en América hubo un ascenso de casos diarios esta semana, en Europa se ha mantenido cierta estabilidad y en Asia Meridional hay un lento pero continuado descenso desde el pico alcanzado en septiembre.

América es también la región con más muertos en la pandemia (932 000), seguida de Europa (642 000) y el sur de Asia (189 000). En los datos por países, EE.UU. sigue destacando como el territorio más afectado, con 22 millones de positivos y una curva aún al alza, seguido de India (10 millones), Brasil (8,1 millones) y Rusia (3,4 millones).

A continuación se sitúan cuatro países de Europa Occidental con tendencias muy diversas: Reino Unido parece por fin bajar sus casos diarios tras un alza exponencial en las últimas semanas, Francia e Italia se mantienen estables, y España muestra una preocupante tendencia al alza, con cifras cercanas a los récords de noviembre.

Los pacientes recuperados en el mundo suman 66 millones, y de los 24 millones de casos activos un 0,5 por ciento (112 000) se encuentran en estado grave o crítico.

Fuente: EFE

feature image