Los «niñeros online» que entretienen en la pandemia

¿Cuidado infantil a distancia y remoto? Puede parecer un concepto extraño, pero ya es una realidad en tiempos de pandemia.

Para muchos padres el cuidado de los niños está siendo un todo un reto este año, así que varias empresas tecnológicas se pusieron a trabajar en una solución: cuidadores «virtuales».

El servicio está diseñado para que mamá o papá puedan trabajar desde casa mientras otra persona, a través de la pantalla de una computadora, mantiene a los niños ocupados.

«Los niños más pequeños necesitan un poco de entretenimiento, y si los padres están trabajando, no siempre pueden darles el tiempo que necesitan», le cuenta a la BBC Richard Conway, fundador de Childcare.co.uk, la mayor plataforma online de cuidado infantil en Reino Unido.

Su empresa ofrece un servicio virtual de cuidado de niños para atender a menores de al menos dos años de edad.

«Nosotros pensamos que ofrecer nannies virtuales, que son niñeros y niñeras reales que trabajan por videoconferencia, sería una gran solución».

Pero no todos están de acuerdo con que los cuidadores realicen sus tareas mediante llamadas de Zoom.

«A mucha gente le parece una idea loca que implica dejar al niño solo en casa», reconoce Conway.

La experiencia virtual de cuidar niños

A principios de este año, Thea Herodotou, de 37 años, profesora universitaria en Londres, contrató a una niñera virtual para que cuidara de su hija Zoe, de cinco años.

Zoe

Con la guardería de Zoe cerrada durante el primer confinamiento en Inglaterra, Thea dice que era «imposible» hacer malabares con la crianza de los hijos y el trabajo desde casa.

«Mi esposo y yo tomábamos descansos frecuentes para cuidar a Zoe y la entreteníamos, pero resultaba estresante«.

Así que contrataron a Antoinette Wood, una niñera profesional registrada en Ofsted, una agencia gubernamental de educación, que cuidaba de la niña de manera «virtual» durante una hora al día.

Zoe tardó algunas sesiones en acostumbrarse, dice Thea. «Mi hija salía corriendo de la habitación [en un primer momento]. Sin embargo, Zoe se acostumbró poco a poco a la sesión diaria y pude empezar a dejarla[s] en el cuarto».

Antoinette dice que las sesiones funcionan si son «de una hora cada vez, especialmente porque los niños pequeños tienen períodos de atención cortos».

«Yo planifico mucho, así que preparé un plan de lecciones de cómo Zoe y yo pasaríamos nuestra hora virtual juntas cada día», dice ella. «También le envié una lista de artículos como papel, lápices, crayones, tijeras, dados y un vaso de agua, que necesitaría durante esa hora».

«La sesión consiste en una breve presentación y charla, y luego leer cuentos, cantar rimas infantiles y contar números, juegos, música y movimiento. La hora la dirige la niña y cada día terminamos nuestra sesión bailando alrededor de la sala alguna canción conocida «.

Antoinette Wood

«Una bomba de relojería»

Richard Conway dice que ahora hay más de 4.000 niñeros virtuales disponibles en su sitio web y que más de 50.000 padres hicieron consultas sobre el servicio.

Sin embargo, se puede afirmar que la idea de que alguien cuide a los hijos desde el otro lado de una videollamada no gusta a todos los padres.

La experta en cuidado de niños Sarah Ockwell-Smith, autora de The gentle parenting book: How to raise calmer, happier children (que no tiene versión en español, pero podría traducirse como «El libro sobre crianza gentil: cómo criar niños más tranquilos y felices»), ve algunos problemas en los cuidadores virtuales.

Ella considera que la crianza a través de pantallas no puede sustituir a la interacción humana, en persona.

«Los niños suelen tener dificultades a la hora de vivir la vida a través pantallas», dice la especialista. «La separación de amigos y familiares, a quienes solían ver pero que ahora solo pueden ver por pantalla, y el traslado de toda la interacción social y las clases a internet creo que ha creado una especie de bomba de relojería».

«No es así como se supone que debemos vivir, y creo que veremos un impacto prolongado en esta generación a medida que los niños crezcan».

Un niño se dispara durante clase ‘online’ frente a sus compañeros en EE.UU

El caso de Adán, un niño estadounidense de 11 años, da cuenta la importancia de cuidar la salud mental, sobre todo, en el desarrollo escolar y aún más en tiempos de pandemia.

El miércoles 2 de diciembre del 2020, el estudiante tomó un arma de fuego y se disparó en la cabeza frente a sus compañeros, con quienes compartía sus jornadas en la escuela vía telemática. La Oficina de la Policía del condado de San Joaquín, en Estados Unidos, informó sobre la tragedia.

De acuerdo con el reporte de medios internacionales, fue su hermana, que supervisaba la clase en una habitación aledaña a la de Adán, quien encontró el cuerpo sin vida del pequeño.

La joven avisó a su vecino y a su maestra para que pidiesen ayuda a las autoridades.  Cuando los agentes policiales llegaron a la vivienda del niño, era tarde, sus signos vitales se iban apagando.

Ellos trasladaron a Adán a un hospital local, pero, debido a las lesiones autoinflingidas, no logró sobrevivir y certificaron su muerte ese mismo día.

Su familia recibió la noticia en la sala de espera de la casa de salud.  “Nuestros pensamientos están con la familia y todos los afectados por este trágico suceso”, escribió la vocería de la Policía en su página de Facebook. Una investigación se abrió luego de la muerte de Adán, aunque las primeras indagaciones aún no han arrojado resultados.

Los investigadores se concentran en determinar de quién era el arma que el pequeño usó.  La familia de Adán no contaba con recursos suficientes para su velatorio y posterior entierro. Entonces, levantaron una campaña de Crowdfunding y la respuesta solidaria ha sido inmediata.

Hasta este viernes 4, han logrado recaudar USD 25 000. 

Fuente: El Comercio

¿Cuál es el mejor horario para comprar ‘online’ en Black Friday?

El 27 de noviembre se dará el denominado Black Friday o Viernes Negro, una jornada de origen estadounidense que inaugura la temporada de compras navideñas con llamativos descuentos en grandes almacenes y pequeños comercios. La actividad actualmente es popular en todo el mundo y Ecuador no escapa a ella.

Una encuesta realizada a 1.000 personas por Advance Consultora y Marketwatch refiere que el 34% tiene pensado hacer compras en el Viernes Negro y el 38% aún no sabe. Otro 28% señala que no lo hará.

Según la encuesta, el 31% prefiere hacer la adquisición en línea y el 21% en el establecimiento físico. Ropa y calzado, equipos electrónicos, artículos de belleza, juguetes y electrodomésticos son las cinco categorías con más oportunidades en Black Friday o el Cyber Day.

Días previos al Black Friday, muchos comercios ya habían anunciando descuentos.

De shopping en la madrugada

En este año la pandemia del COVID-19 limitará las tradicionales escenas de personas aglomeradas en los comercios, que deberán cumplir las normas de bioseguridad. Por ello varias empresas han apostado a los canales digitales para atender la demanda de sus clientes.

El portal especializado Profesional Review detalla que las peores horas para hacer shopping online en el Black Friday son de 14:00 a 16:00 y de 20:00 a 23:00, pues se trata de las horas de comida o descanso, y por tanto las horas en la que hay más gente navegando en sus dispositivos para comprar. En estas franjas de horario además posiblemente se encontrará con falta de stock de ciertos productos, y es probable que los sitios webs de algunos comercios se caigan o experimenten lentitud debido al elevado número de visitantes.

Por ello lo aconsejable es hacer las compras muy temprano, entre las 03:00 y las 07:00, cuando la mayoría está durmiendo.

Tome precauciones

Entre las ventajas de realizar las compras online se encuentran la comodidad, la opción de comprar durante las 24 horas del día, mejores precios, variedad, así como evitar las multitudes, destaca el portal blackfriday.ec, que también da pautas para realizar las compras de forma segura.

  • Solo haga compras en establecimientos de confianza y que posean un servidor seguro para proteger su información.
  • Antes de introducir los datos de su tarjeta, asegúrese de que sea un sitio web seguro. Debe aparecer un icono de un candado o llave sin romper en la barra de estado de la ventana de su navegador. La conexión segura cambiará la dirección en la barra de direcciones desde “http://..”. a “https://…”.
  • Asegúrese de la autenticidad del comercio y que tiene sus certificados actualizados.
  • Las pasarelas de pago ofrecen mayores garantías de seguridad, por lo que conviene realizar el pago a través de una siempre que se ofrezca esta opción.
  • Nunca escriba el número de su tarjeta en un correo electrónico.
  • Nunca debe ser necesario introducir el PIN de su tarjeta para comprar por internet, aunque sí se suele pedir el número de seguridad (CVV) del dorso.
  • Opere preferentemente con una tarjeta de crédito que tenga la disposición de efectivo restringida a su límite de crédito.
  • Lleve un control de todas las operaciones que realiza a través de internet. Imprima los justificantes de pago del comercio que aparecen en pantalla y las confirmaciones enviadas por correo electrónico.
  • De la misma forma como si comprara en cualquier comercio físico, hay que conocer el precio total final del producto, incluyendo impuestos y coste de transporte. Consulte también los plazos de entrega y los términos y condiciones para la devolución del producto.

Lunes 100% online

Tras el Black Friday, en Ecuador la Cámara Ecuatoriana de Comercio Electrónico (CECE) llevará a cabo el próximo lunes 30 el CyberDay, en el que participarán 45 comercios, entre empresas y emprendimientos. Esta jornada se extenderá hasta el martes 1 de diciembre. 

Fuente: El Universo

feature image