Se recuperó del Covid, fue a una fiesta y murió al volverse a contagiar

Una historia ha causado conmoción después de hacerse viral en las redes sociales. Se trata de un joven que se recuperó de Covid-19 y asistió a una fiesta. Al ir al lugar se volvió a contagiar y murió.

Wilber Portillo tenía 18 años cuando murió, era de El Salvador pero vivía en la ciudad de Denver, Estados Unidos. El joven no pertenecía al grupo de personas de alto riesgo, incluso era un deportista y no tenía enfermedades. Su historia fue contada por su familia para ayudar a concientizar sobre el peligro de no cuidarse de la pandemia. Así lo contaron en una entrevista con People.

Portillo tenía su propia empresa de venta de artículos deportivos. Según contó su tío, Óscar Castillo, al medio mencionado, la primera vez que Wilber se contagió fue cuando asistió a un viaje de negocios en Los Angeles, California, en octubre 2020.

En aquella ocasión, su sobrino tuvo síntomas leves durante dos semanas. Fiebre y dolor corporal le llegaron, pero luego se recuperó según una prueba PCR.

Lamentablemente, tras su recuperación, Wilber asistió a una fiesta en noviembre. En ese lugar hubo gente contagiada pero asintomática. Pasó poco tiempo para que el joven fuera al hospital tras sentirse mal. El médico lo revisó y tras exámenes resultó tener “una infección muy fuerte en los pulmones”.

El joven recibió tratamiento pero no resistió y el 19 de noviembre murió. La autopsia indicó que tenía Covid-19.  “Es un poco difícil saber que ya no existe físicamente. Tenía mucha luz”, dijo su tío.

Su novia también habló en una entrevista en Fox: «Fue devastador no poder estar ahí para el y ayudarlo». «Solo porque seas joven no significa que seas inmune (…) es importante quedarse en casa», añadió la joven.

Fuente: Metro

Los suicidios vuelven a aumentar en Japón con la pandemia de COVID-19

El número de suicidios en Japón aumentó el año pasado por primera vez en más de una década, como consecuencia de la pandemia de COVID-19, que hizo añicos los progresos en la lucha contra este fenómeno particularmente importante en el país.

El ministerio de Salud anunció este viernes que 20.919 personas se quitaron la vida en 2020 en el archipiélago, un aumento de un 3,7% interanual. En comparación, Japón registró el año pasado 3.460 muertes por coronavirus.

Es el primer aumento anual de los suicidios en 11 años en el país asiático, que tiene la tasa de suicidio más alta de los miembros del G7 (16,6 por cada 100.000 habitantes en 2020), pero que había tenido un cierto éxito en la última década para brindar mejor apoyo a las personas frágiles psicológicamente.

El número de suicidios en Japón había caído a 20.000 en 2019, su nivel más bajo desde 1978, tras alcanzar un pico de 34.000 en 2003.

Mujeres, niños y adolescentes fueron quienes más se suicidaron el año pasado y los expertos estiman que la pandemia y las restricciones por el virus parecen haberlos afectado en particular.

Japón registró hasta el momento cifras de contagio menos elevadas que muchos otros países, y al mismo tiempo evitó confinamientos obligatorios.

Tras haber en principio bajado en el primer semestre de 2020, los suicidios comenzaron a aumentar en julio. Esta evolución confirma un modelo de los expertos según el cual los suicidios tienden a disminuir en la fase inicial de un periodo de crisis para luego subir con fuerza. (I)

Brasil superó las 210.000 muertes por coronavirus en el día

Alexandro Pinheiro Martins, de 32 años, reacciona durante el entierro de su hermana Elissandra Pinheiro, de 39, y su sobrina Maria Ketheleen, 22, que fallecieron debido a la enfermedad del coronavirus COVID-19, en el cementerio Parque Taruma en Manaus, Brasil, 17 de enero de 2021. REUTERS/Bruno Kelly

Brasil, uno de los países más afectados por el COVID-19 en el mundo, registró en las últimas 24 horas 452 nuevas muertes por la enfermedad y superó la marca de las 210.000 víctimas precisamente el día en que inició la campaña de vacunación en todo el país, informó este lunes el Gobierno.

Según el boletín divulgado por el Ministerio de Salud, con 452 muertes y 23.671 casos este lunes, Brasil acumuló 210.299 víctimas desde que registró el primer fallecimiento el 12 de marzo del año pasado y 8.511.770 contagios desde el primer caso el 26 de febrero.

Estas cifras confirman al gigante latinoamericano, con sus 210 millones de habitantes, como uno de los epicentros globales de la pandemia y como el segundo país con más muertes en el mundo después de Estados Unidos y como el tercero con más contagios tras la nación norteamericana e India.

Los números de muertos y contagios este lunes se ubicaron muy por debajo de los que se venían registrando, algo que tradicionalmente ocurre tras los fines de semana por la reducción de la cantidad de funcionarios procesando los datos.

El domingo habían sido registradas 551 muertes y 33.040 contagios, pero entre el martes y el sábado de la semana pasada Brasil contabilizó más de mil óbitos por día y más de 60.000 contagios diarios.

La previsión es que esas elevadas cifras vuelvan a repetirse a partir del martes de esta semana, cuando las cifras del fin de semana serán actualizadas, debido a que el país registra desde diciembre una segunda ola de la pandemia.

El recrudecimiento llevó el promedio de muertes en los últimos 14 días en Brasil hasta 987 fallecimientos diarios el domingo y 981 este lunes, el mayor nivel desde el 19 de agosto (988 muertes diarias).

Por su parte, el promedio de casos en los últimos 14 días se ubicó en 54.140 contagios por día, la mayor media diaria desde el inicio de la pandemia.

Foto del lunes de Dulcineia da Silva Lopes recibiendo la vacuna de Sinovac contra el coronavirus bajo la estatua del Cristo Redentor en Río de Janeiro. 
Ene 18, 2021. REUTERS/Ricardo Moraes
Foto del lunes de Dulcineia da Silva Lopes recibiendo la vacuna de Sinovac contra el coronavirus bajo la estatua del Cristo Redentor en Río de Janeiro. Ene 18, 2021. REUTERS/Ricardo Moraes

Pese a las elevadas cifras de muertes y contagios, el Ministerio de Salud informó de que cerca de 7,45 millones de pacientes que contrajeron la enfermedad ya se recuperaron, lo que representa cerca del 87,5 % del total de casos, y que otros 849.424 continúan bajo observación médica (cerca del 10 %).

Estas cifras indican que la tasa de letalidad por el COVID-19 en Brasil es del 2,5 % de los contagiados y que el índice de mortalidad llega a 100 muertes por cada 100.000 habitantes y el de contagios a 4.050 casos por cada 100.000 habitantes.

El agravamiento de la pandemia coincidió con el inicio de la campaña de vacunación en Brasil con las 6 millones de dosis del antídoto desarrollado por el laboratorio chino Sinovac que estaban almacenadas en el Instituto Butantan de San Pablo.

El domingo, poco después de que el regulador sanitario autorizara el uso en el país en carácter de emergencia de las vacunas de Sinovac y del laboratorio anglo-sueco AstraZeneca, el Gobierno del estado de San Pablo se anticipó al resto del país y vacunó a 112 personas.

La primera mujer vacunada en Brasil fue Mônica Calazans, una enfermera negra de 54 años, a quien le siguieron varios trabajadores del área de salud en San Pablo.

Pero este lunes el ministro de Salud, Eduardo Pazuello, cedió a la presión de los gobernadores y les permitió iniciar la vacunación en sus estados a partir del lunes y no el miércoles como estaba previsto.

Infobae

Primeras vacunas contra Covid-19 llegarán a Ecuador la tercera semana de enero

Son 50.000 dosis de la empresa Pfizer que serán aplicadas en Ecuador al personal sanitario, personas de la tercera edad y trabajadores de geriátricos.

El ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, confirmó a PRIMICIAS que las primeras 50.000 dosis de la vacuna contra el Covid-19 llegarán al país durante la tercera semana de enero:

“La semana del 18 de enero llegarán, aproximadamente, 50.000 dosis”.

Este cargamento será parte de la fase 0 del plan de vacunación que anunció el Gobierno en diciembre de 2020 y que busca que nueve millones de ecuatorianos reciban la vacuna durante 2021.

Durante esta fase, 25.000 personas, entre personal sanitario, personas de la tercera edad y trabajadores de geriátricos recibirán las dos dosis de la farmacéutica Pfizer.

La fase 1, que empezará en marzo, incluirá al personal sanitario que no alcanzó a vacunarse en la fase previa, así como a los trabajadores de los sectores estratégicos (militares, policías, agentes de tránsito, recolectores de basura y otros).

En las fases 2 y 3 se aplicará las vacunas a la población mayor de 18 años. El lunes, el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, anunció que el Gobierno ha acelerado las conversaciones con la universidad de Oxford y su socio AstraZeneca para adquirir esta vacuna que ya es utilizada en el Reino Unido.

Además, el funcionario espera que se concrete la compra de dos millones de dosis más de la vacuna de Pfizer.

Primicias

El mercado de Wuhan donde surgió el covid-19 intenta pasar página

El mercado de Huanan, donde se cree que comenzó a propagarse la covid-19, sigue hoy sellado, desinfectado y celosamente vigilado por guardias de seguridad, pero con establecimientos abiertos en su segunda planta en los que, un año después, los dependientes tratan de rehacer sus vidas.

Las dos naves que componían el mercado, separadas por la calle Nueva China de Wuhan, en pleno centro del gigante asiático, permanecen desde hace meses cerradas al exterior con barreras de color azul que ahora han sido adornadas con cuadros de pintura tradicional china.

Poco después de que se informara de los primeros casos del entonces llamado «brote misterioso de neumonía», el mercado cerró sus puertas el primero de enero de 2020, tras detectarse la propagación de contagios en vendedores y clientes.

Apenas un día antes, el Gobierno chino había informado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) de la detección en Wuhan de los primeros casos de covid-19.Entonces, el coronavirus ya se transmitía de manera rápida.

Las ópticas, únicas tiendas abiertas en Huanan

Investigadores enfundados en monos blancos de protección, gafas, guantes y mascarillas fueron, durante meses, los únicos autorizados a entrar al recinto para desinfectarlo y recolectar muestras.

Hoy en Huanan no queda rastro de ellos ni de los comerciantes ni los clientes que acudían al piso de abajo para visitar el «mercado húmedo», donde en China es habitual encontrar al aire libre desde frutas y verduras hasta carne fresca, mariscos, hierbas y especias.

Solo quedan activos los establecimientos de su segunda planta, que reabrieron el pasado junio. Se trata de una amplia galería que ampara un centenar de ópticas.

Uno de los dependientes, que no quiere dar su nombre por la «sensibilidad» del asunto, recuerda brevemente que cuando el mercado cerró, los comercios del piso de arriba continuaron abiertos. «Nos preguntábamos demasiadas cosas. Algunos intentaban ver qué pasaba abajo, pero estaba todo ya demasiado restringido», explica.

Pocos días después, el 11 de enero, recibieron una notificación en la que se ordenaba el cierre del resto de tiendas al tiempo que aumentaba el número de contagiados y hospitalizados.

Ese mismo día se anunció la primera muerte en Wuhan, un hombre de 61 años que había estado, precisamente, en el mercado de Huanan. Ahora, la prioridad del dependiente es rehacer su vida y salvar su negocio, aunque apenas hay clientes que se atrevan a visitar la galería.

También cree que, aunque el brote se propagase a través del mercado, el origen del virus podría estar en otra parte: «No se sabe nada… por qué se da por hecho? El virus podría haber estado circulando antes, no?», pregunta, antes de que los guardias de seguridad interrumpan abruptamente la conversación y acaben por expulsar a los reporteros del lugar.

La OMS investigará en Wuhan el origen del virus

Entretanto, continúan los preparativos para que un equipo de expertos de la OMS viaje el próximo enero al país asiático para investigar el origen del virus, aunque se desconoce si tendrán acceso a las muestras recogidas en el mercado.

El epidemiólogo de la OMS Michael Ryan indicó en noviembre que «todos necesitamos saber de dónde viene el virus y saber dónde podría reaparecer en el futuro», y que el equipo visitaría Wuhan.

Pese a meses de investigaciones sigue sin conocerse con exactitud el origen del coronavirus, si bien se sabe que se trata de un virus zoonótico, es decir, transmitido desde los animales al hombre.

Existen sospechas de que ciertos murciélagos oriundos del sur de China o el pangolín podrían haber participado en la transmisión, que podría haber pasado por más de una especie antes de llegar al ser humano.

Varios estudios han sugerido que las jinetas podrían ser portadores del virus que causa el covid-19, pero todavía no está confirmado epidemiológicamente.

En ese sentido, periódicos locales como The Paper informaron en enero de que en el millar de puestos en el mercado de Huanan podían verse «cabezas de conejo abandonadas y despojos de animales», y que los comerciantes confirmaron que allí se vendían hasta faisanes y serpientes.

«La mayoría de estos mercados se construyeron hace 20 o 30 años, cuando el drenaje y el tratamiento de aguas residuales estaban relativamente poco desarrollados», indicó la Comisión Central de Control Disciplinario del Partido Comunista de China (PCCh) en un informe del pasado junio tras desatarse otro brote en el mercado mayorista de Xinfadi en Pekín.

La epidemia, decía aquel informe, «es un espejo que no solo refleja su aspecto sucio y desordenado, sino que también evidencia un bajo nivel de gestión».

Queda por ver si el país tomará medidas decididas para mejorar la higiene en mercados subterráneos y semisubterráneos, espacios cerrados y húmedos en los que apenas hay ventilación.

EFE

Los «niñeros online» que entretienen en la pandemia

¿Cuidado infantil a distancia y remoto? Puede parecer un concepto extraño, pero ya es una realidad en tiempos de pandemia.

Para muchos padres el cuidado de los niños está siendo un todo un reto este año, así que varias empresas tecnológicas se pusieron a trabajar en una solución: cuidadores «virtuales».

El servicio está diseñado para que mamá o papá puedan trabajar desde casa mientras otra persona, a través de la pantalla de una computadora, mantiene a los niños ocupados.

«Los niños más pequeños necesitan un poco de entretenimiento, y si los padres están trabajando, no siempre pueden darles el tiempo que necesitan», le cuenta a la BBC Richard Conway, fundador de Childcare.co.uk, la mayor plataforma online de cuidado infantil en Reino Unido.

Su empresa ofrece un servicio virtual de cuidado de niños para atender a menores de al menos dos años de edad.

«Nosotros pensamos que ofrecer nannies virtuales, que son niñeros y niñeras reales que trabajan por videoconferencia, sería una gran solución».

Pero no todos están de acuerdo con que los cuidadores realicen sus tareas mediante llamadas de Zoom.

«A mucha gente le parece una idea loca que implica dejar al niño solo en casa», reconoce Conway.

La experiencia virtual de cuidar niños

A principios de este año, Thea Herodotou, de 37 años, profesora universitaria en Londres, contrató a una niñera virtual para que cuidara de su hija Zoe, de cinco años.

Zoe

Con la guardería de Zoe cerrada durante el primer confinamiento en Inglaterra, Thea dice que era «imposible» hacer malabares con la crianza de los hijos y el trabajo desde casa.

«Mi esposo y yo tomábamos descansos frecuentes para cuidar a Zoe y la entreteníamos, pero resultaba estresante«.

Así que contrataron a Antoinette Wood, una niñera profesional registrada en Ofsted, una agencia gubernamental de educación, que cuidaba de la niña de manera «virtual» durante una hora al día.

Zoe tardó algunas sesiones en acostumbrarse, dice Thea. «Mi hija salía corriendo de la habitación [en un primer momento]. Sin embargo, Zoe se acostumbró poco a poco a la sesión diaria y pude empezar a dejarla[s] en el cuarto».

Antoinette dice que las sesiones funcionan si son «de una hora cada vez, especialmente porque los niños pequeños tienen períodos de atención cortos».

«Yo planifico mucho, así que preparé un plan de lecciones de cómo Zoe y yo pasaríamos nuestra hora virtual juntas cada día», dice ella. «También le envié una lista de artículos como papel, lápices, crayones, tijeras, dados y un vaso de agua, que necesitaría durante esa hora».

«La sesión consiste en una breve presentación y charla, y luego leer cuentos, cantar rimas infantiles y contar números, juegos, música y movimiento. La hora la dirige la niña y cada día terminamos nuestra sesión bailando alrededor de la sala alguna canción conocida «.

Antoinette Wood

«Una bomba de relojería»

Richard Conway dice que ahora hay más de 4.000 niñeros virtuales disponibles en su sitio web y que más de 50.000 padres hicieron consultas sobre el servicio.

Sin embargo, se puede afirmar que la idea de que alguien cuide a los hijos desde el otro lado de una videollamada no gusta a todos los padres.

La experta en cuidado de niños Sarah Ockwell-Smith, autora de The gentle parenting book: How to raise calmer, happier children (que no tiene versión en español, pero podría traducirse como «El libro sobre crianza gentil: cómo criar niños más tranquilos y felices»), ve algunos problemas en los cuidadores virtuales.

Ella considera que la crianza a través de pantallas no puede sustituir a la interacción humana, en persona.

«Los niños suelen tener dificultades a la hora de vivir la vida a través pantallas», dice la especialista. «La separación de amigos y familiares, a quienes solían ver pero que ahora solo pueden ver por pantalla, y el traslado de toda la interacción social y las clases a internet creo que ha creado una especie de bomba de relojería».

«No es así como se supone que debemos vivir, y creo que veremos un impacto prolongado en esta generación a medida que los niños crezcan».

“La falta de empatía viene de ahí”: Edgar Vivar habló sobre “El Chavo del 8″

Pocas figuras hay tan emblemáticas en la comedia como quienes formaron parte del proyecto de uno de los programas que revolucionaron la televisión mexicana y que además lo proyectaron a nivel internacional como “El Chavo del 8″, y una de la figuras más representativas fue encarnada por el actor Edgar Vivar.

En una charla con Infobae México,  el legendario comediante, quien encarnó a personajes como “El Señor Barriga” y “Ñoño”, nos habla de la importancia de la comedia en los tiempos de crisis como la pandemia y de su regreso a la pantalla chica, pues ahora se encuentra contento de regresar a la televisión de manera regular en la tercera temporada del programa “Mi Querida Herencia”, junto a Roxana Castellanos y Paul Stanley.

Es una responsabilidad muy grande para el actor cómico, (estamos) en un estado anímico que no es el mejor, no es luminoso, que vamos del gris hacia el negro. Qué no puede uno salir, que las noticias que salen… a través de la comedia llegas a un estado mucho más luminoso, un poco más agradable, no tan adverso ni burdo, al final de la vida lo importante es reír

Edgar Vivar consideraba a Roberto Gómez Bolaños y a Ramón Valdés como dos de sus mejores amigos (Captura de Pantalla: El Chavo del 8)

Edgar Vivar se había decantado por la medicina, pero en su camino por los hospitales le invitaron a participar en el teatro, donde encontró su verdadera vocación, aunque no dejó de lado su compromiso hipocrático y se especializó en la obstetricia, por lo que ayudó a venir al mundo a muchos bebés, así como el teatro le permitió dar a luz a muchos personajes. Ahora se da cuenta de que la comedia es medicina para el alma:

Es lo mismo que el factor médico, (la comedia) es una terapia social de la que estoy muy agradecido… Todo esto ha desencadenado un montón de cosas, que ya no puedes abrazar a tu gente, nos enseña a revalorizar y ves un programa de tele ahora y como no pueden salir, lo toman con más atención y se interesan más en la pantalla, crece la oferta y uno como proveedor de risas pues tiene un reto mayor… me ha tocado que tengo que ser mi propia competencia en la televisión, uno con el chavo y otro con otros proyectos

Y es que el actor afirmó que adaptarse a los malos tiempos también es una cualidad que debemos tener como personas, asegurando a que pesar de que se han presentado pérdidas de personas queridas, pero la vida sigue y lo que más nos conviene hacer es vivir con la risa, sobre todo de nosotros mismos y de nuestros errores, pues esa es una forma de querernos también:

Venimos a aprender, a intentar un ensayo y error. No tenemos la razón todo el tiempo y cuando queremos fingir que sí la tenemos pues nos frustramos, cuando en realidad lo que deberíamos hacer es reírnos de nosotros mismos. Así es como demostramos que nos queremos tanto que podemos bromear. A veces la falta de empatía viene de ahí, de no admitir que uno se equivoca

Edgar Vivar consideró a Chespirito como un visionario pues supo dirigir un programa a través de la censura y de diversos problemas (Foto: Twitter Edgar Vivar)

Sobre la popularidad del Chavo en países de Sudamérica, el actor habló sobre porqué se dio un boom tardío sobre el programa, pues aseguró que lo que retardó la llegada del proyecto fue la barrera del idioma. Cuando las traducciones llegaron al portugués y el proyecto pudo se exportado a Brasil, fue cuando se dio cuenta del fenómeno del proyecto de Roberto Gómez Bolaños, algo que ahora es comparable con las redes sociales:

Es un fenómeno de masas, es algo surreal, ahora me encuentro haciendo una serie y resulta que soy mi propia competencia en los programas, me asombra que todo haya llegado tan lejos… ahora con la redes sociales, antes ni siquiera soñábamos con esto

A pesar de los papeles que ha realizado en los distintos programas, Edgar Vivar asegura que nunca se sintió muy apegado a ninguno de sus personajes, aunque sí extraña ambientes, pues nada era más divertido para él que cuando compartía escenario con Roberto y con Ramón Valdés, de quien recuerda que era muy chistoso por su actitud y su manera de ver la vida, pero que el trato con todos siempre fue de mucha amistad:

Extraño mucho eso, sobre todo por cómo me llevaba con Don Ramón, era bien ocurrente, él era mi vecino, siempre me hacía reír con frases de mucha sencillez

Vivar consideró por mucho tiempo a Ramón y a Roberto como dos de sus mejores amigos, estando los tres unidos por momentos complicados, como cuando se dio la muerte de Germán Valdés “Tin Tan”, el cual fue un proceso muy doloroso para su hermano menor, quien no le lloró en su momento, sino cuando pasó un tiempo después se deshizo en lágrimas y Edgar Vivar a su lado, apoyándolo.

«Don Ramón» (Ramón Valdés) y la «Bruja del 71» (Angelina Fernández), en «El Chavo del 8». Ambos tuvieron un romance de por medio (Captura de Pantalla: Twitter)

Quizá el trato más discreto que tuvo fue con Angelines Fernández, quien interpretaba a “La Bruja del 71″, pues según Edgar ella era un poco cortante pero que era algo que comprendía pues en su juventud vio muchas cosas fuertes, pues había sido combatiente en la Guerra Civil Española en contra de los Franquistas, y la derrota de la república le obligó a salir al exilio, en donde también tuvo muchos problemas para encontrar trabajo:

Había otras personas como era el caso de Angeline (Doña Cleotilde en la serie), ella era más seria, un poco cortante pero supongo que era así por su herencia española, porque una vez vino a la casa y me cocinó una tortilla española y ambos quedamos maravillados porque a los dos nos gustaba la cocina, tuvo una vida muy interesante, conoció a Federico García Lorca y hacía teatro desde muy pequeña, pasó por mucho porque fue guerrillera y eso te deja marcado para siempre

Edgar no pierde vigencia, ahora sabe que tiene que trabajar más que nunca y se tiene que retar a si mismo para poder superar la brecha del tiempo. Tiene en mente poder adaptarse a la nueva comedia, está consciente que tiene camino por delante. “El señor Barriga” fue polémico y dio de qué hablar. Su trabajo responde por él, a pesar de su edad, siente que tiene mucho que aprender: va a cumplir 76 años y más de 50 de carrera artística.

Uno de los emblemas vivos de la comedia clásica mexicana.

Estudio: cada semana de encierro aumenta consumo excesivo de licor

El consumo nocivo de alcohol entre los adultos aumenta cuanto más tiempo pasan en casa encerrados, según un estudio publicado en el American Journal of Drug and Alcohol Abuse y difundido el jueves 10 de diciembre del 2020.

La investigación, revisada por pares y basada en una encuesta de casi 2 000 mayores de 18 años de Estados Unidos, es la primera en resaltar la relación a nivel nacional entre el consumo peligroso de alcohol y el estrés vital desencadenado por la pandemia del covid-19 y los confinamientos asociados.

Los hallazgos muestran que las probabilidades de consumo excesivo de alcohol entre los bebedores compulsivos (aquellos que, en dos horas, consumieron cinco o más bebidas para los hombres y cuatro o más para las mujeres) aumentaron un 19% adicional por cada semana de encierro.

Las probabilidades de una mayor ingesta de alcohol en general para los bebedores compulsivos eran más del doble que las de las personas que no bebían en exceso (60% frente a 28%), especialmente aquellas con depresión o antecedentes de la enfermedad.

Realizado por expertos de la Facultad de Salud Pública del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas, el estudio también destaca que durante la pandemia, los bebedores compulsivos en promedio bebieron cuatro tragos por ocasión, en comparación con dos tragos entre los bebedores no compulsivos.

Los participantes que bebieron a niveles dañinos durante la pandemia consumirían siete bebidas como máximo en una ocasión, según el estudio. Esto se compara con un máximo de dos por sesión durante la pandemia para aquellos que no lo hicieron.

Además, vivir con niños encerrados redujo mínimamente las probabilidades (en un 26%) de recurrir al biberón para las personas en general. Los investigadores ahora piden nuevas estrategias de intervención y prevención para las personas aisladas que corren el riesgo de beber de forma peligrosa.

De lo contrario, dicen que podría haber consecuencias duraderas para la salud. «Pasar más tiempo en casa es un factor estresante de la vida que afecta la bebida y la pandemia de Covid-19 puede haber exacerbado este estrés», dice Sitara Weerakoon, candidata a doctorado de la Universidad de Texas.

«Las investigaciones futuras deben considerar la posibilidad de que los síntomas depresivos actúen como moderadores (un factor que cambia el impacto) en la relación entre el tiempo pasado bajo un mandato de refugio en el lugar (encierro) y el consumo excesivo de alcohol -señala-. Se necesitan (también) investigaciones adicionales para desarrollar el mejor tratamiento para las personas con trastornos por uso de sustancias que pueden ser más susceptibles a resultados de salud adversos».

El objetivo del estudio fue identificar un vínculo entre los factores de estrés relacionados con el covid-19 y los cambios en el consumo de alcohol y el consumo excesivo de alcohol desde que comenzó la pandemia.

Los datos provienen de una encuesta en línea completada por 1 982 adultos desde mediados de marzo hasta mediados de abril, que coincidió con el primer confinamiento en Estados Unidos el 19 de marzo. Según las respuestas de la encuesta, los investigadores categorizaron a los participantes como bebedores compulsivos, bebedores no compulsivos y no bebedores compulsivos.

Entre los factores analizados se encuentran la duración del encierro, la cantidad de adultos o niños con los que vivían, los episodios actuales o anteriores de depresión y el estado laboral relacionado con el encierro, como la disminución del salario.

En promedio, todos los encuestados habían estado encerrados durante cuatro semanas y pasaban 21 horas al día en casa, y la mayoría (72%) no iba a trabajar.

En general, casi un tercio (32%) de los participantes informaron beber en exceso durante la pandemia y los bebedores en exceso aumentaron su consumo. Sin embargo, quienes no bebían en exceso consumían aproximadamente la misma cantidad de alcohol que antes del encierro.

Europa Press

El consumo de leche en Ecuador sube el 16 % en este año de pandemia

El supermercado apenas lleva unos minutos abierto. Es domingo 22. En el pasillo de lácteos varias personas esperan que otros clientes terminen de agarrar leches de las perchas. Un hombre lleva unos 10 litros de leche en cartón, mientras otra mujer toma cinco.

Los carteles anuncian opciones desde $ 0,69 el litro de leche entera y saborizadas que van desde $ 0,75. Una mujer comenta que un día antes había llevado varios litros y regresaba por más ante la rebaja en ese autoservicio, que había incluido varios productos lácteos en su anticipo de Black Friday.

El consumo de leche está entre lo que más ha crecido en medio de esta pandemia. Las industrias que elaboran leche en funda y en tetrabrick (cartón) perciben este crecimiento, que empuja sus producciones.

Las principales industrias sitúan un aumento en el consumo de leche líquida que va del 16 % al 17 % en este año, algo que está por encima de la tasa anual normal.

Pablo Vélez, gerente comercial de Lácteos San Antonio (Nutri), explica que durante los últimos años el mercado reportaba un crecimiento en función del aumento de la población, que era de alrededor del 2 % anual

“Los hogares han tenido que priorizar ciertos productos, y en esa priorización, la leche parece que ha jugado un papel fundamental en Ecuador, sobre todo por el bajo desembolso. Uno puede conseguir una funda de leche en unos $ 0,80”, sostiene Vélez.

En Ecuador se estima que el consumo anual por persona está entre unos 90 y 94 litros, un poco por debajo de los 150 litros que recomienda la Organización Mundial de Salud.

Las restricciones que hubo en los meses más críticos del COVID-19 influyeron además en los hábitos. En parte del primer semestre y hasta septiembre si bien bajó el nivel de frecuencia de compra, el consumidor incrementó la cantidad de litros que llevaba a su casas, según otras empresas.

Gabriela Lunavictoria, vocera de Pasteurizadora Quito (Vita), asevera que a nivel del mercado de leche blanca, desde septiembre de 2019 hasta septiembre de 2020, ellos visualizan un incremento en el consumo de leche en el 17,2 % de litros.

Según los datos que manejan, a septiembre se consumen 355’832.000 litros de leche, 48 millones de litros más que en el lapso de un año calendario.

Vélez y Lunavictoria coinciden en que la leche en funda representa el mayor volumen de venta. Casi 75 de cada 100 litros que se consumen en Ecuador corresponden a este tipo de formato.

“El formato en funda concentra el 75 % share volumen lo que va hasta septiembre de 2020, dinamizándose en el 23 %. Es el formato de elección durante la pandemia por una mayor accesibilidad en canales de tienda al nivel socioeconómico bajo”, dice Lunavictoria.

Después de la funda, el tetrabrick sigue en las preferencias. De hecho, la oferta en este segmento, que suelen comprar los estratos medios y altos, ha aumentado e incluso ha registrado un ajuste de precios conforme avanza la competencia. En precios normales estas leches se venden sobre $ 1.

En medio de esto, los autoservicios sacan partida. Las marcas han visto crecer las compras a través de esos canales de ventas, donde se atrajo a nuevos compradores. Los supermercados tienen sus propias marcas.

Y aunque este ha sido un año complejo para el consumidor, el sector lechero no ha perdido la oportunidad para ir introduciendo nuevos productos.

En este segundo semestre, El Ordeño, con la marca TRÜ, incorporó leche deslactosada y néctares de naranja y durazno. Cristina Borja, gerenta de marketing de TRÜ, afirma que estos productos llegan para diversificar el portafolio.

Por su parte, Nutri, que en los dos últimos años ha venido trabajando en la reformulación de sus productos, introdujo este mes leche en polvo fortificada en tres presentaciones. En tanto que durante la pandemia Vita desarrolló una línea completa de yogur, elaborado con 100 % leche de mejor calidad. (I)

La innovación llega a los empaques

Beber un litro de leche en un breve desayuno familiar puede ser un asunto de unos pocos minutos. Pero producirla demanda un esfuerzo que conlleva largas jornadas que comienzan desde temprano, con el ordeño que hacen pequeños y medianos productores.

Las industrias que compran la materia prima están tratando de que el consumidor conozca de cerca este esfuerzo de los productores visibilizando sus historias y el proceso que encierra la cadena productiva. Lácteos San Antonio (Nutri) comenzó a usar este semestre sus envases para contar este tipo de historias a través de la realidad aumentada.

Con esta herramienta, el consumidor puede bajar la app Pack Story, acercar su celular y escanear el logo de la Vaca Toña para acceder a contenidos, como la historia de una productora ganadera.

Pablo Vélez, gerente comercial de Lácteos San Antonio (Nutri), sostiene que además han incorporado historias de artesanos, emprendedores de diversos lugares de Ecuador. El ejecutivo señala que en estos procesos de innovación han invertido unos 200.000 dólares.

Tonicorp es otra de las firmas que incorporaron la realidad aumentada para que sus consumidores puedan aprender de manera didáctica a través de sus smartphones la historia de cómo funciona el proceso de recolección de la leche y cuidado del medio ambiente. Para eso, el consumidor también debe descargar la aplicación gratuita Pack Story, disponible para Android e IOS.

El Ordeño ha venido trabajando en la innovación de sus empaques. Por ejemplo, la tapa de sus envases tetrabrick de TRÜ se elaboran del bagazo de la caña de azúcar. En su línea de néctares que acaba de introducir incorporó sorbetes de papel en el empaque tetrabrick en las presentaciones de 200 ml. Los sorbetes cuentan con una certificación que acredita que el material con el que está hecho proviene de bosques gestionados de forma sostenible en los aspectos ecológicos, sociales y económicos. 

Fuente: El Universo

Fiscalía inicia proceso de exhumación de los cuerpos perdidos en pandemia

La Fiscalía de Ecuador dijo este martes, 24 de noviembre del 2020, que comenzó con un proceso de exhumación de 45 cadáveres para comprobar su identidad a través de pruebas de perfil genético, como parte de la investigación que realiza por decenas de muertos desparecidos durante los meses críticos de la pandemia en el país.

Dentro de la investigación, la autoridad encontró más de 200 cuerpos en contenedores que fueron instalados en hospitales tras el colapso del sistema de salud público entre marzo y abril en Guayaquil, pero meses después la mayoría fueron identificados por Medicina Legal de la policía y entregados a sus familiares.

Casi ocho meses después, sin embargo, aún hay familias que reclaman al Gobierno los restos de sus seres queridos extraviados durante la pandemia, mientras que la fiscalía ha ubicado cadáveres que fueron trasladados directamente desde el hospital para ser sepultados en un cementerio.

«Se han ejecutado 18 de 45 exhumaciones de cuerpos trasladados desde Hospital Los Ceibos», dijo la fiscalía en su cuenta de Twitter, al señalar que el procedimiento se realiza en el camposanto La Aurora en Daule, cerca de Guayaquil. «FiscalíaEc, con apoyo de Sistema Nacional de Medicina Legal, toma muestras de ADN para definir identidades de fallecidos durante la emergencia por #Covid_19», añadió.

Los procedimientos llevarán varios días, según la entidad, que no dio mayores detalles. La exhumación de los 45 cadáveres abre una esperanza para las familias que aún buscan a sus seres queridos, que murieron en los meses más duros de la pandemia.

«Conservo aún la esperanza de encontrar a mi tía, espero que con estas exhumaciones nos puedan brindar las respuestas que esperamos desde hace ocho meses», dijo Carolina Zúñiga, vía telefónica a REUTERS.

Ella aún busca el cuerpo de su tía de 62 años, quien falleció el 29 de marzo en el hospital Los Ceibos. «Para mi familia es muy importante tener un cuerpo, darle cristiana sepultura y poder ir a dejarle una flor», agregó.

La Defensoría del Pueblo logró en junio que un juez ordene al Gobierno la pronta entrega de los cuerpos a sus familias y una reparación integral para los deudos.

La fiscalía investiga desde abril a los hospitales donde estaban los contenedores con los cuerpos por incumplimiento de protocolos en la identificación de personas fallecidas en medio de la pandemia, que ha dejado cerca de 187 000 contagios y más de 8 800 muertes confirmadas por covid-19

Fuente: El Comercio

feature image