Falla entre volcanes Rumiñahui y Pasochoa es la fuente de los sismos

La fuente de los sismos de magnitud 4.86 y 3.52, registrados la mañana de este martes 27 de octubre de 2020, es la falla cortical del valle interandino. Así lo dio a conocer el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional en un informe sísmico especial divulgado antes de las 10:00 de este martes.

Según el boletín de la entidad de monitoreo climático, el movimiento telúrico principal -de magnitud 4.86- fue el registrado a las 06:59 a 10,16 kilómetros al este de Machachi, en el cantón Mejía, provincia de Pichincha. La réplica registrada a continuación (07:02), de magnitud 3.52, formó parte de una serie de «eventos asociados». 

El sismo presentó, según informa el organismo, «un mecanismo focal de tipo transcurrente (…), por lo que su fuente es una falla cortical del valle interandino». La continuación de esta falla pasa entre los volcanes Rumiñahui y Pasochoa, ubicados al suroriente de Quito. 

A través de la aplicación ‘Sintió el Sismo’, el Instituto Geofísico recibió 1 454 reportes. La mayoría de los reportes vinieron de la provincia de Pichincha, aunque también se registraron desde Cotopaxi. 

En Machachi, Tambillo, Amaguaña, y Sangolquí el movimiento sísmico fue sentido por toda la población en el interior de sus hogares. Además, se reportó desplazamiento y balanceo de objetos.

Por esta razón, en estas localidades el Instituto Geofísico catalogó al sismo principal como de intensidad 4-5 en la Escala Macrosísmica Europea (EMS).

En Quito, en especial en la zona sur de la ciudad, la intensidad macrosísimica asignada fue de 3-4 (EMS), mientras que en Latacunga (Cotopaxi) y Tena (Napo) fue de 2-3 (EMS).

Además, la entidad informó que «se tienen pocos reportes de paredes fisuradas, pero en general no se tienen reportes de daños en edificaciones».

Fuente: El Comercio

Ocho personas fueron rescatadas por bomberos en el Atacazo, Pasochoa y Rucu

La tarde y noche de ayer sábado, 24 de octubre del 2020, fue muy activa para los bomberos de Quito y de Mejía, a lo largo de nueve horas localizaron y colaboraron con la evacuación de ocho personas que subieron al Atacazo, al Pasochoa y al Rucu Pichincha.

Es muy frecuente que los excursionistas, en estos tres cerros, se pierdan. Las razones: son de fácil acceso y la gente sube sin las debidas medidas de seguridad, contó el subteniente Jonathan Pazmiño, de la Unidad Especializada en Rescate en Montaña de Bomberos Quito.

Agregó que a estas montañas se llega en vehículo y los excursionistas van confiados para hacer camping o caminata. Pero no toman en cuenta una regla básica: verificar el clima, más todavía en esta temporada; además, no toman en serio la hora en la que salen.

Luis Morales, de 74 años, fue localizado alrededor de las 12:30 del sábado, en el punto de la Laguna Seca, del cerro Atacazo; estaba en buenas condiciones de salud, previamente le brindaron hidratación y se lo guío por el sendero para, al final, entregarlo a un familiar.

Después de su rescate, el hombre contó a los Bomberos Quito que había subido el jueves junto con un compañero, pero su amigo tuvo que bajar antes y se quedó solo en el cerro, allí perdió la noción del tiempo. Para combatir el frío, se protegió con la vegetación del sector (pajonal).

Cuatro personas fueron rescatadas el 24 de octubre del 2020 después de extraviarse en el cerro del Rucu Pichincha. Foto: Cortesía Bomberos Quito y Mejía
Cuatro personas fueron rescatadas el 24 de octubre del 2020 después de extraviarse en el cerro del Rucu Pichincha. Foto: Cortesía Bomberos Quito y Mejía

Unas horas después, el personal de Bomberos Mejía localizó a tres personas extraviadas en el Pasochoa, el encuentro fue a las 19:00 tras una búsqueda de algo más de dos horas, pues la emergencia del ECU 911 la recibió a las 16:45.

El cabo Rubén Sandoval contó que los tres jóvenes, de entre 24 y 26 años, estaban en el sector de Rumihurco. Allí les contaron que subieron en grupo de seis personas, pero tres de ellos no hicieron cumbre y bajaron antes.

Los tres extraviados sí consiguieron llegar al pico más alto de este cerro; sin embargo, al bajar tomaron un camino equivocado y se perdieron, contó el cabo Sandoval.

En cambio, entre las 20:15, la misma unidad de Bomberos Quito localizó y colaboró con la evacuación de cuatro personas extraviadas en el Rucu Pichicnha: dos hombres y dos mujeres, de aproximadamente 30 o 35 años. Según Bomberos, los excursionistas se encontraban en buen estado de salud. Solo uno de ellos tenía una fractura en el pie, y por eso no pudieron hacer cumbre y se regresaron del sector El Arenal.

También contaron que comenzaron su ascenso a las 14:00, una hora no recomendada para empezar ese tipo de actividad, agregó el subteniente Pazmiño. Más todavía cuando el clima de la tarde es lluvioso y con tormentas eléctricas.

Fuente: El Comercio

ECU 911 alerta presencia de rayos en volcán Pasochoa

El ECU 911 alertó la noche de este 11 de octubre del 2020 sobre la presencia de rayos en el sector del volcán Pasochoa, ubicado al sureste de Quito.

En un video publicado en la cuenta de Twitter de la institución, se observa que la zona se ilumina en medio de la noche debido a los rayos. El clip fue captado desde varios sectores de la ciudad como las antenas de El Teleférico y la Loma de Puengasí.

El ECU 911 recomendó que ante la presencia de rayos lo mejor es mantenerse en el interior de la vivienda y si está al aire libre, no debe refugiarse debajo de un árbol.

Javier Macas, ingeniero del área de pronósticos y alertas Hidrometeorológicas del Inamhi, explicó que este fenómeno se produce cuando hay mucha carga eléctrica en la atmósfera y agrega que lo que ayudó a este escenario es el incendio que se registró en la Reserva del Antisana, desde la noche del 9 de octubre y que fue sofocado la mañana de este domingo.

«No hay la humedad suficiente para que llueva pero sí hay condiciones para que se produzca una tormenta seca que se da entre nubes», menciona.
Macas dice que todo ese material particulado que se registró en la zona debido al fuego, sube, interactúa con la atmósfera, se producen los choques y todo el movimiento abrupto de vientos ocasionan los rayos.

Fuente: El Comercio

feature image