OMS celebra luz verde de China a misión expertos y espera que Pekín colabore

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus celebró hoy, 11 de enero de 2021, que China finalmente haya autorizado la entrada de su misión internacional de expertos para investigar el origen del coronavirus, y expresó el deseo de que continúe la colaboración con Pekín.

«Esperamos trabajar estrechamente con nuestros homólogos chinos en esta misión crítica para identificar la fuente del virus y su ruta de transmisión a los humanos», señaló Tedros en su cuenta de Twitter.

El director general reaccionó de esta manera al anuncio de la Comisión Nacional de Sanidad de China, que hoy confirmó que el equipo de expertos llegará al país asiático el jueves 14 de enero.

La semana pasada varios expertos de la misión tuvieron que regresar a sus países de origen tras haber emprendido sus viajes a China, por problemas con los permisos de entrada que llevaron al propio Tedros a declararse «muy decepcionado» con la actitud de las autoridades chinas.

La misión, cuya preparación se ha demorado meses y ha estado rodeada de secretismo, está formada por expertos ligados a la OMS, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de Sanidad Animal.

En ella hay científicos de Estados Unidos, Japón, Rusia, el Reino Unido, Países Bajos, Dinamarca, Australia, Vietnam, Alemania y Catar. Equipos de expertos de la OMS ya visitaron China en febrero y julio del pasado año para investigar esos orígenes del coronavirus, aunque en ambas ocasiones apenas trascendieron detalles.

El Comercio

China cierra los accesos a ciudad de 11 millones de habitantes por COVID-19

Las principales carreteras que llevan a Shijiazhuang estaban cortadas este miércoles por la mañana, en un intento de las autoridades chinas por contener un brote de coronavirus en esta gran ciudad de 11 millones de habitantes cercana a Pekín.

Se cerraron diez carreteras que conducen a la ciudad situada a 300 km al sur de la capital, así como una estación de autobuses, para evitar que el contagio se propague fuera de la urbe.

También se han cerrado todos los colegios.

Shijiazhuang, capital de la provincia de Hebei, que rodea a Pekín, ha registrado 117 contagios, de los cuales 63 fueron anunciados el miércoles. De este total, 78 son asintomáticos.

Uno de sus distritos, Gaocheng, está considerado de «alto riesgo» y fue aislado. Este sector de 40.000 habitantes es el único territorio del país bajo este calificativo.

Todos sus habitantes han sido sometidos a un test de detección, según las autoridades sanitarias.

La televisión nacional difundió imágenes en las que se veían los controles de carreteras y enfermeros con trajes de protección haciendo pruebas a los residentes.

La televisión también mostró a empleados municipales rociando con desinfectante las calles de Shijiazhuang (pronunciado: «cheu-djia-djouangue»).

China, donde apareció el nuevo coronavirus hace un año, ha erradicado en gran medida la pandemia en la primavera (boreal), pero durante los últimos días el saldo oficial de contagios ha subido, aunque sigue siendo muy inferior a los registrados en el extranjero.

Este aumento preocupa a las autoridades porque se acerca la gran migración del Año Nuevo chino, que este año cae el 12 de febrero.

Estas festividades conducen a la mayor migración del mundo, ya que cientos de millones de trabajadores abandonan las principales ciudades para visitar a sus familias.

Además se espera que un equipo de la Organización Mundial de la Salud llegue a China para investigar el origen del virus, aunque la OMS anunció el martes que los expertos no habían recibido un visado para entrar en el país a pesar de que algunos de ellos ya están de camino.

Fuente: AFP

feature image