Qué compras nunca se deben hacer con tarjeta de crédito; evita problemas financieros

El consumismo ha sido un rasgo fijo del mes de diciembre. No obstante, el contexto actual de pandemia debería de ser un factor a tomar en cuenta por las familias que buscan una salud financiera, ya sea para sortear la crisis económica o para atender alguna emergencia. Este es el panorama que describe el analista económico Jorge Calderón Salazar, quien ofrece ciertas pautas sobre el uso adecuado de la tarjeta de crédito.

«Hemos atravesado una pandemia durísima que ha afectado no solo en lo personal, familiar, emocional, sino también en lo económico, personas que están desempleadas, personas que tienen jornadas laborales reducidas, por ende menor sueldo, en fin. Un sinnúmero de connotaciones que llevan a repensar si es dable que en una época como esta, en la que normalmente hemos estado acostumbrados a gastar o consumir de una forma, lo sigamos haciendo», reflexiona.

Calderón recomienda a las familias tener claro cuáles son sus ingresos reales, sobre todo, si entre sus miembros hay alguno que ya no cuenta con un empleo fijo o si le redujeron la jornada laboral.

«Probablemente se hayan aumentado las deudas en estos meses de pandemia producto de que tenían menos ingresos, no vendieron lo que estuvieron acostumbrados a vender en otros años, si es importante tener en cuenta que lo tengan presente», indica el rector del Instituto Tecnológico Argos.

En segundo lugar, sugiere, identificar los gastos fijos -aquellos que usted no puede dejar de realizar, porque solventan servicios básicos, por ejemplo- y aquellos gastos que usted puedo reducir: «Que los puedo recortar, que no son necesarios que los realice, los famosos gastos hormiga, esos dos, tres, cuatro, cinco dólares diarios, que multiplicados por 20 días laborables pueden llegar a $100, una parte importante de un salario básico.

Entre esos gastos hormiga, refiere, entran los pedidos de comida que se hacen por aplicaciones de celular y que se cargan a la tarjeta de crédito y que representan un pago por concepto de intereses.

En qué tipos de compras usar la tarjeta de crédito

El analista económico entiende que en este mes aumentan las compras por concepto de alimentos. Por ello sugiere mantener un flujo de dinero en efectivo que le permita al ciudadano costear pagos por debajo de $40 y, en caso de que se necesite usar la tarjeta de crédito, se lo haga como un gasto corriente.

«No pagos diferidos. Algo perjudicial son los pagos diferidos, porque se empiezan a acumular con los siguientes meses hasta que llega un punto en que está al tope mi cuota crediticia. Sugiero que las compras mayores a $50 se realicen con tarjeta de crédito en tanto y en cuanto sean necesarias, reflexionemos, hagámonos las preguntas: ¿Es necesario hacer ese gasto? ¿Qué pasa si no lo realizo?«, detalla Calderón. (I)

feature image