Tras sentencia electoral, Abdalá Bucaram no podrá ser procesado penalmente

El partido político Fuerza Ecuador (FE) espera que la próxima semana su lista de candidatos a asambleístas nacionales esté legalmente inscrita por el Consejo Nacional Electoral (CNE), con lo que uno de los participantes, Abdalá Bucaram Ortiz no podrá ser procesado penalmente.

El expresidente de la República guarda arresto domiciliario, al ser investigado por el presunto delito de delincuencia organizada por la venta irregular de insumos médicos durante la pandemia del COVID 19, y por la sospecha de tráfico de bienes patrimoniales.

Pero con la sentencia del viernes último, dictada por el Tribunal Contencioso Electoral (TCE) en el marco de las elecciones generales del 2021, Bucaram adquirirá la denominada ‘inmunidad’.

Es decir, se aplicará el último inciso del artículo 108 del Código de la Democracia, que establece que los candidatos «no podrán ser privados de la libertad ni procesados penalmente desde el momento de la calificación hasta la proclamación de resultados ni enjuiciados, salvo los casos de delito flagrante, delitos sexuales, violencia de género e intrafamiliar. Proclamados los resultados podrán activarse procesos penales​ ​contra ellos, y solo los candidatos​ ganadores gozarán de fuero de Corte, excepto en delitos de violencia intrafamiliar que no se reconoce fuero alguno​»​.

El fallo del TCE ordenó al Consejo Electoral calificar la lista de asambleístas y del exmandatario como primer postulante.

Él interpuso un recurso subjetivo contencioso electoral en contra de las resoluciones del Consejo con las que se rechazó su candidatura, el 12 y el 27 de octubre, por incumplir con la aceptación personalísima de la postulación.

El Tribunal argumentó que el candidato sí aceptó su candidatura de forma indelegable y personalísima, como lo establece el reglamento de Democracia Interna, porque las elecciones en el partido se hicieron de forma presencial, y Bucaram había firmado el acta ante el delegado del Consejo; aunque el funcionario se había rehusado a suscribir el informe, porque se consideraba que la aceptación de una candidatura nacional debía realizarse en el CNE, en Quito.

Guillermo Castro Dáger, abogado de Bucaram, aseguró que sí se cumplió con el requisito de la aceptación el 23 de agosto, pues el reglamento establecía dos formas para hacer las primarias: presenciales y telemáticas. Y, «Bucaram no fue electo por vía telemática, sino presencial. Si la habría hecho por Zoom tendría que haber ido a Quito, pero como la hizo presencial frente a un delegado electoral no tenía por qué ir a Quito», precisó.

Estimó que la sentencia del TCE estará en firme en dos días (el lunes), y el CNE tiene dos días para calificarlos, por lo que la «lista debería estar inscrita como máximo, el jueves».

Entonces, Bucaram Ortiz no podrá ser procesado penalmente.

En el TCE se explicó que el candidato tiene arresto domiciliario, pero no tiene sentencia ejecutoriada, por lo que no se puede impedir su participación, según el artículo 113 de la Constitución; además que sí aceptó la candidatura.

Otro candidato que fue rechazado por el CNE fue Pablo Romero Quezada, exsecretario de Inteligencia, y que formaba parte de la lista de asambleístas de la coalición electoral Unión por la Esperanza (UNES). Él no aceptó la candidatura porque tiene prisión preventiva por el caso Balda.

El director nacional de Centro Democrático (CD), Enrique Menoscal (parte de la alianza UNES con Fuerza Compromiso Social), dijo que en este caso, ellos subsanaron el requisito remplazando a Romero.

«Él fue remplazado y ya no podemos inscribir candidatos. Sin embargo, hubo un tratamiento diferente, porque si fueron a tomarle la aceptación a domicilio, yo hubiera pagado el pasaje al delegado del CNE para que se vaya a Bélgica a tomar la firma al expresidente Rafael Correa para que sea candidato. No pueden cambiar los procedimientos en la mitad de las elecciones. El CNE debe aclarar, debe indicar cómo se hizo esta aceptación», cuestionó Menoscal.

Fuente: El Universo

feature image