Geofísico:posibles lahares que descienden del volcán Sangay en los ríos cercanos

El Instituto Geofísico (IG) de la Escuela Politécnica Nacional aseguró que una de sus estaciones sísmicas, que monitorea la actividad volcán Sangay, detectó una señal de alta frecuencia pasadas las 17:30 de este viernes 11 de diciembre de 2020. 

La entidad aseguró que este fenómeno podría deberse a la ocurrencia de flujos de lodo y escombros (lahares), «que descienden por las quebradas del volcán».

Este tipo de eventos, asegura la institución de monitoreo sísmico y volcánico, «ha sido recurrente en el actual periodo eruptivo y se originan porque las lluvias en el volcán removilizan el material acumulado en los flancos».

El Geofísico recomienda a la ciudadanía alejarse de las riberas de los ríos aledaños, como el río Volcán o el río Upano. 

El pasado jueves 10 de diciembre, el Instituto Geofísico alertó sobre una posible de caída de ceniza en dos provincias: Morona Santiago y Chimborazo. 

El Sangay, de 5 230 metros de altura sobre el nivel del mar, se ubica en la llamada Cordillera Real, un ramal de los Andes que se adentra en la Amazonía, en una región despoblada de la provincia amazónica de Morona Santiago.

Junto con el Reventador, el Tungurahua y el Cotopaxi, el Sangay se encuentra entre los volcanes más activos de Ecuador, que cuenta con más de un medio centenar de este tipo de montañas.

Fuente: El Comercio

Instituto Geofísico: posible caída de ceniza del volcán Sangay en dos provincias

El Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional (IG) alertó este jueves 10 de diciembre del 2020 de una posible caída de ceniza proveniente del volcán Sangay en dos provincias del país. 

Una nube de ceniza se observa desde las 07:45 (hora local) en dirección noroccidental, señaló el Geofísico.  Según el Geofísico, el fenómeno «se viene intensificando desde las 05:00» y podría generar caídas de ceniza en Morona Santiago y Chimborazo. 

El reporte dice que los cantones de Guamote, Riobamba y Colta podrían verse afectados particularmente por la caída de ceniza.  El informe añade que «este fenómeno ha sido persistente dentro del actual período eruptivo». 

Fuente: El Comercio

Se esperan flujos de lodo en ríos Upano y Volcán ante lluvias registradas en Sangay

Se espera que este jueves 26 de noviembre de 2020, puedan producirse flujos de lodo en los ríos Upano y Volcán, aledaños al volcán Sangay, debido a las lluvias registradas en los alrededores del coloso y a la actividad volcánica del mismo. 

A través de imágenes satelitales, el Instituto Geofísico (IG) de la Escuela Politécnica Nacional observó una posible generación de lluvias en el sector.

Estas «podrían desencadenar la remoción del material volcánico acumulado en los flancos» del volcán, asegura la entidad de monitoreo sísmico y volcánico. Así, podrían producirse los flujos de lodo en los ríos que rodean al volcán. 

Por esta razón, el IG recomienda a la ciudadanía no acercarse a las riberas de estos dos ríos. Además, explicó que este es un fenómeno que «ha sido recurrente desde el inicio de la actividad en mayo de 2019». 

El Sangay, de 5 230 metros de altura sobre el nivel del mar, se ubica en la llamada Cordillera Real, un ramal de los Andes que se adentra en la Amazonía, en una región despoblada de la provincia amazónica de Morona Santiago.

Junto con el Reventador, el Tungurahua y el Cotopaxi, el Sangay se encuentra entre los volcanes más activos de Ecuador, que cuenta con más de un medio centenar de este tipo de montañas.

Fuente: El Comercio

Nube de ceniza del volcán Sangay se mueve hacia el noroccidente

El Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional (IG) informó que este 26 de octubre de 2020, las imágenes satelitales GOES-16 muestran una nube de ceniza del volcán Sangay que se mueve en dirección al noroccidente.

En Facebook, el IG detalló que ello  podría generar ligeras caídas de ceniza en las poblaciones localizadas al occidente del volcán en la provincia de Chimborazo.

Según el instituto, este fenómeno ha sido recurrente desde la reactivación del volcán en mayo de 2019. También asegura que se mantiene atento a la actividad en el volcán, e informará sobre los cambios que puedan registrarse.

El volcán Sangay es el último volcán al sur del Ecuador, ubicado en la Cordillera Real, en la provincia de Morona Santiago. Es uno de los volcanes más activos del país manteniéndose en actividad eruptiva constante desde 1628. Está limitado al norte y sur por los ríos Sangay y volcán, el flanco oriental baja hasta la selva amazónica y al oeste el cono se une  con una llanura formada de material piroclástico (principalmente ceniza y lapilli no consolidado).

El pasado 20 de septiembre, el volcán Sangay generó una fuerte explosión de gases y ceniza que alcanzó una altura de entre 6 y 10 kilómetros y que, por efecto del viento, se dirigió hacia el sur y el oeste del macizo.

Entre los volcanes más activos de Ecuador se encuentran el Reventador (en la región amazónica), el Chiles-Cerro Negro (fronterizo con Colombia) y el Tungurahua y Cotopaxi (en el centro andino), estos dos últimos con poca actividad en los últimos años.

Agencia científica de EE.UU. registra columna de ceniza del volcán Sangay

l Servicio de Gestión de Riesgos informó a las 11:50 de este lunes 12 de octubre del 2020, que la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés) captó imágenes satelitales en las que se registró que el volcán Sangay emitió una columna de gas y ceniza de 1 170 metros sobre el nivel del cráter.

Según Riesgos, el material volcánico va en dirección hacia el oeste del país. Ante la emisión de la ceniza del coloso, ubicado en la provincia de Morona Santiago, en la Amazonía del Ecuador, el organismo del Gobierno recomendó a la población a tomar medidas de autoprotección.

En el último informe del el Instituto Geofísico (IG) de la Escuela Politécnica Nacional, emitido la tarde del 11 de octubre, se señala que desde las 15:00 hasta las 15:30 del domingo se detectó una «señal de alta frecuencia, posiblemente asociada con la ocurrencia de flujos de lodo».

El IG, que monitorea la actividad sísmica y volcánica del Ecuador, informó que el Sangay mantiene una actividad volcánica e interna alta, con una tendencia superficial ascendente.

Hasta las 12:37, las autoridades no informaban sobre la caída de ceniza en los poblados cercanos al coloso.

Fuente: El Comercio

Sangay: Se pronostican precipitaciones en la zona

La noche de ayer, martes, el Instituto Geofísico (IG) de la Escuela Politécnica Nacional informó que el satélite GOES-16 muestra un frente de nubes con posibles precipitaciones, acercándose a la zona del volcán Sangay.

«Las lluvias -con el consecuente aumento de caudales en ríos y afluentes- pueden remover productos rocosos dejados por los flujos piroclásticos (del 20 de septiembre) generando lahares secundarios que podrían llegar a zonas bajas», alerta el IG.

Tanto el IG como el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias del Ecuador (SNGRE) recomiendan a la ciudadanía tomar precauciones y evitar la cercanía a las riberas de los ríos Volcán y Upano.

El IG aseguró que se mantiene atento a la actividad en el volcán, e informará sobre los cambios que puedan registrarse.

El Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) notificó que prevén precipitaciones de variable intensidad en la región Amazónica y Callejón Interandino y que los eventos más relevantes se presentarán entre el 23 y 24 de septiembre.

«Ingresa hacia la Amazonía nubosidad con fuerte desarrollo convectivo que produce intensas lluvias y alta densidad de tormentas eléctricas en las provincias de Zamora Chinchipe Morona Santiago», dice el Inamhi.

En el informe se detalla sobre lluvias persistentes e intermitentes de variable intensidad, en algunos casos con tormentas eléctricas, en la Amazonía. «Puede presentarse niebla y neblina en horas de la noche y madrugada», se lee.

Ubicado en la provincia de Morona Santiago, en la Amazonía, el Sangay entró en un proceso eruptivo en 2019. La madrugada del domingo se visualizó una nube de ceniza de gran tamaño que alcanzó una altura de entre 6 y 10 kilómetros sobre el nivel del cráter, según el SNGRE. La parte más alta de la nube se dirigió al este, mientras la baja fue al occidente.

El domingo seis provincias amanecieron con grandes cantidades de ceniza que llegaron hasta Guayaquil, donde el aeropuerto debió ser paralizado.

Las operaciones aéreas se retomaron la tarde del domingo tras siete horas de suspensión, y este lunes se desarrollaban con normalidad luego de que los equipos de limpieza retiraran unas veinte toneladas de ceniza.

En las zonas afectadas se apreciaba ayer a la ciudadanía volcada a las calles para limpiar el polvo volcánico y reunirlo en fundas.

Los Ríos: 30% del banano se perdería por cenizas del Sangay

La parte sur de la provincia de Los Ríos fue una de las más afectadas por la caída de las cenizas del volcán Sangay, el pasado domingo 20 de septiembre. Miles de hectáreas se vieron perjudicas por este fenómeno, especialmente las del banano.

El presidente de la Federación Nacional de Productores Bananeros del Ecuador, Franklin Torres, informó que el material volcánico afectó a 20 mil hectáreas de cultivo de banano en la provincia de Los Ríos.

“Con mayor intensidad lo que es Babahoyo, Mata de Cacao y parte de San Juan. Es obvio que esa fruta se va a perder un 30%, y lamentable porque nosotros como sector productor salimos de una situación muy complicada, y ahora nos toca enfrentar esta calamidad que nos duele mucho, pero hay que hacerle frente y salir adelante”, manifestó el dirigente.

Que el material volcánico haya caído sobre miles plantaciones significa que la comercialización va a disminuir en las próximas 9 semanas, ya que se perdería una parte de la producción. Además, Torres menciona que con los precios de sustentación tan bajos que pagan los exportadores, están viviendo una crisis sin precedentes.

“El ministro es un productor bananero y debería estar enterado de lo que está sucediendo (…) nosotros hemos tenido precios bajos durante todos estos meses y de alguna forma debió estar apersonado de esta situación, somos el sector primario y debemos estar protegidos”, manifestó.

En noviembre sería la próxima reunión para que los exportadores y productores de banano, que serían unos 8.000 entre pequeños y medianos, puedan fijar un precio a la caja de la fruta; pero no  siempre se llega a un acuerdo; es allí, cuando el Ministerio de Agricultura interviene con una cifra.

Fuente: Al Día

Sangay: La erupción más fuerte luego de 400 años

El último episodio eruptivo del volcán Sangay, ubicado en la provincia de Morona Santiago, se produjo en 1628.

El Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional informa en su portal digital que en el “último periodo eruptivo que habría empezado en 1628, se conoce que el volcán emitió una gran columna de ceniza que se dirigió hacia el noroccidente hasta 50 km de distancia, afectando a la ciudad de Riobamba”, por la caída de ceniza.

Según el Geofísico, es uno de los volcanes más activos del Ecuador y ha mantenido una actividad eruptiva constante. Desde su última reactivación, que comenzó el 7 de mayo del 2019, su actividad no había tenido manifestaciones tan intensas como la del domingo 20 de septiembre del 2020.

Ese día, una fuerte erupción generó una columna de ceniza de 10 kilómetros de altura, desde el nivel del cráter. El material volcánico llegó hasta Guayas, Manabí y Santa Elena, pasando por Los Ríos, Chimborazo y Bolívar.

Este episodio es considerado mucho mayor al del 8 de junio del 2020, que también produjo la emanación de ceniza y llegó a las provincias que actualmente están afectadas. Sin embargo, en ese entonces, la erupción no fue tan intensa y su columna no sobrepasó los 4 kilómetros sobre el nivel del cráter. La velocidad y la dirección de los vientos incidieron en el desplazamiento del material volcánico.

El último volcán en el sur del Ecuador

Está ubicado en la Cordillera Real, en la provincia de Morona Santiago.

El comportamiento eruptivo

Desde el 7 de mayo del 2019, la actividad eruptiva es continua, con emisiones de ceniza, explosiones, expulsión de flujos piroclástico y de lava; y la formación de lahares hacia la confluencia de los ríos Volcán y Upano. Diariamente se producen cientos de explosiones pequeñas.

Se parece al volcán Tungurahua

El Sangay tiene un comportamiento parecido al que tuvo el volcán Tungurahua, según Silvana Hidalgo, directora del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica. Es decir, puede tener erupciones muy largas y duraderas, como lo hizo el Tungurahua, entre 1999 y el 2016; ambos tienen un magma de una composición similar, aunque el del Sangay es más fluido. Hidalgo indica que la erupción se puede mantener muchos meses y años.

Su proceso de reactivación

Su actividad es considerada de moderada a alta; por lo que se mantiene la alerta amarilla. La erupción del 20 de septiembre tuvo una duración de dos horas, con la emisión de la columna, lo que significa que ya se acabó, indica la Directora del Instituto Geofísico. Pero aclara que la actividad eruptiva no ha acabado, sino que el volcán retomó su nivel anterior, es decir, se volvieron a tener explosiones pequeñas.

Fuente: El Comercio

Sangay; columna de ceniza de cerca de 10 km afecta poblaciones

Alausí, Chillanes y otras localidades de la Sierra Centro de Ecuador amanecieron sin divisar el sol, con el cielo oscuro, este domingo 20 de septiembre del 2020. Una intensa lluvia de ceniza proveniente del volcán Sangay afectó a localidades de la región andina y se prevé que impactará en parte de la Costa.

El Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional, que monitorea la actividad volcánica y sísmica del país, difundió esta mañana un reporte sobre el Sangay. La entidad señaló que se ha registrado “un incremento significativo en su nivel de actividad eruptiva.

En especial, a partir de las 04:20 (TL) los registros sísmicos muestran la ocurrencia de explosiones y emisiones de ceniza mucho más energéticas que cualquiera de las observadas en los meses precedentes”.

En el reporte se precisa que, a partir de las 04:40, “varias imágenes satelitales muestran una nube de ceniza de gran tamaño, ascendiendo hasta una altura probablemente superior a 6 km hasta 10 km sobre el cráter del volcán, con la parte más alta de la nube dirigiéndose al este, mientras la parte baja se dirige al occidente del volcán”.

Los técnicos de la Unidad de Gestión de Riesgos de los Municipios de Alausí y Chunchi recibieron los primeros reportes desde las 19:00 del sábado 19 de septiembre.

Diego Tello, comunicador del Municipio de Alausí, informó que un grupo de funcionarios monitorean los sectores donde cae el material volcánico. El informe preliminar deberá ser presentado al Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal, que se reunirá en las próximas horas.

«Hay reportes de caída de ceniza en la Matriz, Multitud, Huigra, Sibambe y Tixan. El cielo está oscuro y continúa cayendo la ceniza», aseguró Tello.

En el documento del Geofísico se indica que en los modelos de dispersión de ceniza se muestra que «existe alta probabilidad de caída de ceniza en las provincias de Chimborazo, Bolívar, Guayas y Los Ríos, y menos probabilidades en Santa Elena y Manabí».

«Si se intensifica la emisión, en las próximas horas la ceniza fina podría llegar a la ciudad de Guayaquil. Este fenómeno ha sido recurrente desde la reactivación del volcán en mayo de 2019», informó la entidad en un informe especial.

Columna de gases y ceniza de 2 070 metros en el Sangay

El Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias del Ecuador (Sngre) alertó este 14 de septiembre del 2020 de un incremento de actividad del volcán Sangay.

Comunicado

En un mensaje difundido en su cuenta de Twitter, se habló de un informe del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional que «registra una columna de gases y ceniza de 2 070 metros sobre el nivel del cráter» del volcán Sangay.

En un informe emitido la noche del 13 de septiembre del 2020, el Instituto Geofísico dio a conocer que «la estación sísmica SAGA registra un incremento en el número de explosiones que ocurren en el volcán Sangay».

¿Erupción?

No obstante, el Geofísico señaló que «este nivel de actividad es similar al observado en ocasiones anteriores durante el actual período eruptivo», que se inició en mayo del 2019. Según la entidad, el incremento «podría asociarse a otros fenómenos consecuentes» entre los que están «leves caídas de ceniza y/o removilización del material acumulado en los flancos del volcán».

En un informe emitido la noche del 13 de septiembre del 2020, el Instituto Geofísico dio a conocer que «la estación sísmica SAGA registra un incremento en el número de explosiones que ocurren en el volcán Sangay».

No obstante, el Geofísico señaló que «este nivel de actividad es similar al observado en ocasiones anteriores durante el actual período eruptivo», que se inició en mayo del 2019.

Según la entidad, el incremento «podría asociarse a otros fenómenos consecuentes» entre los que están «leves caídas de ceniza y/o removilización del material acumulado en los flancos del volcán».

El coloso, según el Sngre, es monitoreado a través de las cámaras del ECU 911 en Macas (Morona Santiago). Asimismo, el Geofísico aseguró que «se mantiene atento a la actividad del volcán e informará sobre los cambios que puedan registrarse».

El Sangay, explica el Geofísico en su página web, » es el último volcán al sur del Ecuador, ubicado en la Cordillera Real, en la provincia de Morona Santiago. Es uno de los volcanes más activos del Ecuador, manteniéndose en actividad eruptiva constante desde 1628″.

Según el portal, la actividad de este volcán «es poco conocida porque no afecta sitios habitados a diferencia del volcán Tungurahua. Sin embargo, se conoce por exploraciones de investigadores, andinistas y sobrevuelos que realiza el Instituto Geofísico con fines de monitoreo, que en el volcán es común la generación de flujos piroclásticos, flujos de lava y lahares».

Fuente: El Comercio

feature image