Alcalde de Santa Elena rechaza cierre de playas

El alcalde de Santa Elena, Otto Vera, acusó “falta de planificación” y tachó de “inadecuada” la decisión del Gobierno Nacional de cerrar las playas de su cantón para los días 24, 25, 31 de diciembre del 2020 y 1 de enero de 2021.

El funcionario indicó que son 7 000 familias las que dependen del turismo, quienes hicieron inversiones para los feriados de Navidad y Año Nuevo, y que ahora ven peligrar los recursos invertidos y la esperanza de recuperarse en algo de un año catastrófico para el sector.

“La responsabilidad del manejo de playas y la movilidad ya nos la habían delegado a los municipios, nosotros hicimos un análisis técnico y epidemiológico, y con tiempo le hemos dicho a la gente que puede trabajar. Es irresponsable que a última hora nos quiten el manejo, la competencia, y se decida de forma unilateral”, cuestionó Vera.

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional dispuso el cierre de balnearios como parte de un paquete de medidas que incluyen estado de excepción, toque de queda y restricciones de movilidad como prevención ante las aglomeraciones navideñas y ante el descubrimiento de una nueva variante de covid-19, más virulenta, en el Reino Unido.

Vera informó a EL COMERCIO que luego de una sesión del COE cantonal se resolvió este martes 22 de diciembre de 2020 solicitar al COE nacional liberar dos restricciones en el cantón. Se pidió derogar la restricción vehicular y permitir abrir las playas durante los feriados, con aforo y horario limitado, en atención a las extensas playas con las que cuenta esa circunscripción.

“Nuestro cantón es grande y tiene 22 playas activas, abiertas al público. Hemos garantizado el distanciamiento, tenemos la logística armada para controlar los aforos”, agregó Vera, quien sostuvo que el cantón ha sido responsable en el control y cumplimiento de protocolos en los balnearios. Las medidas anunciadas por el COE nacional contemplan toque de queda de 22:00 a 04:00, el cierre de bares, discotecas y centros de diversión nocturna, además de la reducción del aforo de restaurantes y hoteles al 30%, sensibles para el sector turístico.

Santa Elena había autorizado para los feriados abrir 22 de sus playas, con horario y aforo controlado (de 8:30 a 17:00). Y autorizó además la apertura de bares, discotecas y locales de diversión nocturna con el 50% de aforo, hasta las 3:00. “Los bares y discotecas van a ser imposible de abrirlos, como habíamos autorizado, porque el toque de queda inicia a las diez de la noche”, reconoció el alcalde.

La Cámara de Turismo de Santa Elena informó que, en el norte de la provincia, donde se encuentran comunas turísticas como Ayangue, Montañita y Olón, registraban reservaciones de entre el 70 y 80 por ciento de la capacidad hotelera, pero tras el anuncio presidencial comenzaron a sucederse las cancelaciones.

“Nos están exigiendo la devolución de un dinero que ya no tenemos”, indicó Carlos Abad, presidente de la Cámara de Turismo de Santa Elena, quien pidió un salvamento y desahogo financiero para lograr sostener la industria turística de la península.

El Comercio

Balnearios de Santa Elena y Manabí dictan medidas por Navidad y fin de año

Para las festividades de Navidad y Año Nuevo están prohibidos el uso de pirotecnia y la quema de monigotes en todo el cantón Santa Elena, perteneciente a la provincia del mismo nombre. Así lo resolvió el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) local, sin embargo, dicha instancia autorizó la venta de años viejos allí.

Está permitido el comercio de los monigotes, lo que no se va a permitir es que se quemen. Entonces, mañana usted compra su monigote o hace su monigote y sencillamente luego, cuando ya termine el año, tendrá que esperar que venga el camión de la basura o el camioncito que lo retire o lo guarda, eso ya será potestad de cada uno de los ciudadanos”, expresó el alcalde Otto Vera Palacios, el martes.

El funcionario sostuvo que el propósito de prohibir el uso de pirotecnia y la quema de muñecos es evitar complicaciones respiratorias en aquellas personas que padecen de COVID-19 y de quienes se han recuperado luego de estados críticos durante la pandemia.

Vera manifestó que no se restringe la venta de los monigotes para no coartar el derecho al trabajo, pues hay muchas familias que dependen de esto por la baja en el turismo y por la quiebra de negocios ante la crisis sanitaria.

El alcalde mencionó que de 8.000 personas testeadas en las brigadas, se determinó que hay 200 infectadas con el virus. Por ello, defendió las medidas adoptadas por el COE local.

También están prohibidos los agasajos navideños, bingos, eventos masivos y deportivos, sobre todo, porque no se está respetando el distanciamiento social para evitar contagios.

De la misma manera está prohibido el ingreso de buses turísticos. Es decir, se habilitará la transportación interprovincial con un aforo del 75 %, pero los micros de turismo no podrán llegar a las playas.

Vera indicó que en el cantón hay 2,8 % de personas infectadas en la última semana.

El comisario municipal Javier Reyes anunció que para evitar el expendio de pirotecnia se ejecutarán operativos.

De la misma forma, un total de 92 agentes de control junto con elementos de la Policía Municipal harán recorridos la madrugada del 1 de enero para constatar que no se quemen los años viejos, expresó.

Recorrerán hasta con extintores y multarán a las familias, luego de tomarles los datos (aún no se decide el valor). Ayer hubo una reunión para definir más detalles sobre aquello.

Otros cantones de la Península

En tanto, en Salinas, entre las resoluciones anunciadas con anterioridad consta el cierre de la playa para el próximo 31 de diciembre y 1 de enero del 2021. Asimismo, rige la prohibición de quemar monigotes en el área de playa o en el malecón.

La incineración sí está autorizada entre la Segunda y Tercera avenida del cantón.

En La Libertad está permitida la venta de años viejos, pero no los eventos públicos navideños que impliquen aglomeración de personas.

Este jueves 17, el COE de La Libertad autorizó la quema de monigotes en solares vacíos y espacios abiertos. Además, dispuso el cierre de sus playas desde las 12:00 del 31 de diciembre del 2020 hasta las 08:00 del 2 de enero del 2021.

En el caso de la playa El Cautivo, el acceso estará restringido desde el 24 de diciembre hasta el 3 de enero del 2021.

Además, la avenida Malecón de esa cantón será peatonal desde las 12:00 del 24 diciembre hasta las 00:01 del siguiente día, y desde las 12:00 del 31 de diciembre hasta las 00:01 del 1 de enero del 2021. El ingreso de buses turísticos con fines turísticos también estará prohibido durante las festividades de diciembre.

Provincia de Manabí

Mientras, en la provincia de Manabí, en localidades como Portoviejo se mantiene prohibido el expendio de bebidas alcohólicas de lunes a sábado y feriados, a partir de las 22:00. El domingo esta restricción rige las 24 horas.

En las playas de Crucita La Boca el aforo permitido es del 25 %.

En Manta no han variado las medidas adoptadas el pasado 20 de noviembre. Así, por ejemplo, el acceso a las playas continúa de 05:00 a 15:00.

Se mantiene la prohibición de juegos infantiles y recreativos que impliquen contacto; también se mantiene el aforo del 50 % en centros de alta comercialización, negocios y restaurantes, los que deben cerrar a las 22:00.

El COE de Puerto López determinó el pasado lunes que las playas de este cantón estarán abiertas al público de 05:00 a 18:00; también que hasta este 30 de diciembre están prohibidos los mítines políticos con más de 25 personas.

En Jaramijó, las playas del Fondeadero y Balsamaragua estarán abiertas al público de 05:00 a 14:00. 

Fuente: El Universo

En playas de Santa Elena está prohibido fumar, consumir bebidas alcohólicas, llevar mascotas y alimentos preparados

No se puede consumir bebidas alcohólicas ni fumar. Tampoco se permite llevar mascotas ni alimentos preparados. Y todos los visitantes deben tener puesta su mascarilla hasta llegar a la zona de la playa.

Con estas y otras prohibiciones, 21 playas de la provincia de Santa Elena (20 del cantón Santa Elena y 1 de La Libertad) reabrieron ayer la atención al público, y con horarios establecidos, tras más de cinco meses de cierre al turismo por la pandemia del COVID-19 en Ecuador.

Ninguna playa del cantón Salinas abrirá todavía. Así, los turistas aún no podrán ingresar a Chipipe, San Lorenzo y Puerto Lucía, competencia del Municipio local, ni a Punta Carnero, a cargo del Ministerio del Ambiente, que reabrirá cuando todos los balnearios de Salinas lo hagan, se indicó.

Esto ante el incremento de casos de COVID-19 en este cantón peninsular y porque todavía no se cumple con la instalación de cámaras de vigilancia como establecen los protocolos del Comité de Operaciones de Emergencia nacional (COE-n), en el plan piloto de las reapertura de playas, se dijo.

En cambio, entre las playas que este martes volvieron a recibir a turistas constan: Montañita, Punta Blanca, San Pablo, Ayangue, San Pedro, Cadeate, Olón, Chanduy, el malecón de La Libertad, entre otras. En estas playas se deberán cumplir también con los protocolos y exigencias del COE nacional.

El Universo

feature image