Proveedores impagos protestaron en varias ciudades del país

Nuevamente, proveedores privados a quienes el Gobierno les adeuda por bienes y servicios prestados, realizaron marchas y plantones en Quito, Guayaquil y Cuenca. La movilización en Quito empezó en el edificio del Servicio de Contrataciones Públicas (Sercop). Luego recorrió la avenida Naciones Unidas hasta llegar a la Plataforma Gubernamental. Ya en el sitio los proveedores pedían sus pagos, pero además rechazaban la posibilidad de que se les pagara con bonos internos a 3, 5 y 7 años.

Hubo momentos de tensión cuando los proveedores, que estaban haciendo una quema simbólica de dichos bonos en la calle, fueron dispersados por la Policía. Fernanda Romano, una de las proveedoras impagas, comentó que los policías agredieron con tolete y gas a una de las manifestantes. Ella considera que su protesta es legitima pues son muchas son pequeñas empresas a las que se les debe entre $ 3000 y $ 6000, dinero que es necesario para que sigan trabajando sus empresas.

De acuerdo con Marco Leguízamo, presidente de la Cámara de Computación y representante de la Plataforma de Proveedores del Estado, los proveedores están angustiados por la falta de liquidez para sus empresas. Indicó que hay decenas de empleos en juego. El colectivo de empresas acreedoras del Estado aglutina a unas 120 empresas de salud, educación, informática, servicios, construcción y guardianía. De acuerdo con el dirigente, el Gobierno les adeuda a estas empresas, al menos $ 20 millones.

En los bajos de la Gobernación también se concentraron decenas de proveedores, quienes rechazaron el pago con bonos y reclamaron los pagos del Gobierno.

Fuente: El Universo

feature image