Medidas para ingresar al Ecuador vía aérea, terrestre y marítima

El Comité de Operaciones de Emergencias (COE) Nacional aprobó este 10 de enero de 2021 los «Lineamientos para los puntos de entrada vía aérea, terrestre y marítima», mismos que entrarán en vigencia desde el miércoles 13 de enero de 2021 a las 00:00.

El Gobierno confirmó este 11 de enero el primer caso de la nueva variante de coronavirus detectada en Reino Unido. Se trata de un hombre de 50 años que viajó desde Londres, hizo escala en Madrid, y arribó a Ecuador el 12 de diciembre de 2020.

MEDIDAS PARA ENTRAR AL ECUADOR

1. Toda persona que ingrese al Ecuador debe cumplir con las medidas de bioseguridad establecidas por el Ministerio de Salud Pública  como son:

  • Uso obligatorio de mascarilla.
  • Todo pasajero al arribo en los aeropuertos en el Ecuador pasará por un sensor térmico que permitirá identificar temperaturas superiores a 37.5°C.
  • Lavado de manos frecuente con agua y jabón o alcohol gel de al menos 70%.
  • Mantener un distanciamiento físico de 2 metros.
  • Limpieza continua de superficies.
  • Evitar participar en reuniones de más de 10 personas en sitios cerrados. En el caso de ser necesario, la reunión debe ser con menos de 10 personas y asegurando la ventilación del lugar.

2. Toda persona que ingrese al Ecuador por cualquier punto de entrada (aéreo, terrestre y marítima) deberá presentar de manera obligatoria una prueba RT-PCR negativa realizada hasta diez (10) días antes del arribo al Ecuador.

3. Sin perjuicio de lo anterior, al ingreso al país se realizará de forma aleatoria una prueba rápida de antígeno, la cual será tomada en los puntos de entrada aéreos, marítimos y terrestres. La toma de esta prueba estará a cargo del MSP del Ecuador.

En el caso de que la prueba rápida de antígeno sea positiva, el pasajero pasa a ser un paciente y deberá realizar aislamiento obligatorio por diez (10) días en los albergues asignados por el MSP para el efecto y cumplir con las disposiciones que indique la autoridad sanitaria. En caso de que la prueba rápida de antígeno sea negativa la persona no deberá realizar aislamiento obligatorio.

4. No se considerará ningún tipo de caso excepcional a los pasajeros que ingresen al país. Para ello, las líneas áreas que operan hacia el Ecuador deberán verificar en el punto de origen que el pasajero cuente con una prueba RT-PCR negativa previo a su embarque. La aerolínea que incumpla con esta disposición será sancionada según lo establecido en la legislación correspondiente.

5. Los pasajeros menores de catorce años estarán exentos de realizarse una prueba rápida de antígeno en el punto de entrada.

6. Los tripulantes estarán exentos de realizarse una prueba RT-PCR o de antígeno.

7. En el caso de que un pasajero a su llegada al Ecuador presente síntomas relacionados con la COVID-19 (alza térmica, tos, malestar general, pérdida del olfato, pérdida del gusto, y cualquier otro relacionado a la COVID-19), independientemente del resultado de la prueba RT-PCR, será evaluado por el personal de salud del MSP en el punto de entrada correspondiente y se realizará de manera obligatoria una prueba rápida de antígeno.

8. Los pasajeros deberán llenar y firmar, previo a su desembarque la Declaratoria Jurada de Salud del Pasajero, que deberá ser entregada al pasajero por parte de la aerolínea, y que será presentada al personal de salud del MSP en la sala establecida para tal fin en el punto de entrada.

9. Para el cabal cumplimiento de estos requisitos el Ministerio de Transporte y Obras Públicas –MTOP, comunicará los mismos a las aerolíneas y navieras, subrayando que todo pasajero deberá presentar previo al embarque el resultado de una prueba RT-PCR negativa, caso contrario no se deberá permitir su embarque; el Ministerio de Turismo hará lo propio con el sector turístico; y, el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana comunicará a las misiones diplomáticas y consulares ecuatorianas en el exterior, y misiones diplomáticas y consulares extranjeras en el país.

Metro

Gobierno cambia la Cúpula Militar en sus tres ramas

Hoy, con los decreto ejecutivos 1198, 1199 y 1299, el presidente Lenín Moreno cambió a las tres cabezas de las Fuerzas Amadas: Naval, Terrestre y Aérea.

El contraalmirante Rafael Poveda Romero fue designado como Comandante General de la Fuerza Naval, en reemplazo del contraalmirante Darwin Patricio Jarrín Cisneros.

El brigadier general Gustavo Agama Pérez fue designado como comandante general de la Fuerza Aérea Ecuatoriana, en lugar del brigadier general Mauricio Campuzano Núñez.

El general de Brigada Washington Buñay Guevara es el nuevo comandante General de la Fuerza Terrestre, en reemplazo del general de Brigada Luis Altamirano Junqueira.

El mandatario agradeció sus servicio a las tres autoridades militares salientes.

Tras las protestas de octubre del 2019, el presidente Moreno designó al general de división Luis Lara como jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, en sustitución de Roque Moreira, y al general de brigada Luis Altamirano como comandante general del Ejército.

Ahora, a aproximadamente catorce meses, el comandante general de la Fuerza Terrestre vuelve a ser cambiado por el jefe de Estado.

El 5 de diciembre del 2018, hace dos años, a través del decreto 607, se designó al general de División Roque Moreira Cedeño como jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, en reemplazo del general del Aire César Merizalde Pavón.

Moreira se desempeñaba como comandante del Ejército, por lo que el primer mandatario, mediante el decreto 608, ordenó que su lugar sea ocupado por el general de División Javier Pérez Rodríguez.

Mientras, con los decretos 609 y 610 designaron al brigadier general Mauricio Campuzano Núñez y al contraalmirante Darwin Jarrín Cisneros como comandantes de la Fuerza Aérea y de la Fuerza Naval, respectivamente.

Ellos reemplazan al brigadier general Patricio Mora Escobar y al contraalmirante Carlos Ruiz Cornejo. (I)

feature image