Divulgan la fecha exacta del posible impacto de asteroide devastador para la Tierra

El año próximo, el sexto asteroide más peligroso del universo podría chocar contra la Tierra. Según la Lista de Riesgo de Objetos Cercanos a la Tierra de la Agencia Espacial Europea (ESA), el cuerpo celeste rocoso chocaría contra nuestro planeta el 6 de mayo de 2022.

La lista que rankea los objetos más peligrosos que orbitan en el espacio se elabora a partir de la escala de Palermo, que calcula el riesgo de cada asteroide a partir de distintas variables (como su tamaño, su velocidad, su probabilidad de impacto y el tiempo que falta para la posible colisión). Según ese listado, el asteroide 2009 JF1 fue considerado «potencialmente peligroso».

Venus era como lo Tierra hasta que un fenómeno extremo lo cambió todo

El 2009 JF1 mide unos 13 metros de diámetro y llega a una velocidad de 95.000 kilómetros por hora. Se trata de un asteroide con un tamaño similar al que cayó cerca de Cheliabinsk (Rusia) en 2013. En esa oportunidad, el cuerpo rocoso liberó una energía de 500 kilotones, que equivale a la energía de treinta bombas atómicas como la que cayó en Hiroshima.

Además de confirmar que el impacto -aunque poco probable- podría ocurrir el 6 de mayo de 2022, la Agencia Espacial determinó un horario exacto de llegada a la Tierra, que sería las 5.12 de la mañana, en hora de Argentina.

Agua cotiza en el mercado de futuros de materias primas de Wall Street

El agua, la base de la vida en la Tierra, comenzó este lunes a cotizar en el mercado de futuros de materias primas debido a su creciente escasez en cada vez más regiones del mundo. En consecuencia, su precio fluctuará ahora como lo hacen el petróleo, el oro o el trigo, informó este lunes el Chicago Mercantile Exchange (CME) Group.

El índice Nasdaq Veles California Water Index, con el “ticker” NQH2O, se basa en un indicador de precios de los futuros del agua en California. Este lunes cotizaba a unos USD 486,53 por acre-pie, una medida de volumen utilizada normalmente en Estados Unidos equivalente a 1.233 metros cúbicos.

El precio del agua en California se ha duplicado en el último año según este indicador y, a medida que se acrecienta su escasez, su llegada al mercado de materias primas permitirá -según los expertos- una mejor gestión del riesgo futuro vinculado al recurso.

Agricultores, fondos de inversión o municipios podrán protegerse o especular ante los cambios en el precio del agua.

Aunque el índice está basado en los precios de las principales cuencas fluviales de California, donde la escasez del agua ha aumentado, este valor podrá ser usado como referente para el resto del mundo en los mercados del agua.

El agua comenzó a cotizar en Wall Street (REUTERS/Mike Segar)

Estos contratos de futuros no requieren entrega física de agua y son puramente financieros, basados en el precio semanal promediado entre las cinco principales cuencas de California hasta 2022.

El nuevo índice permitirá no tener que recurrir a una estimación “a ojo” del precio futuro del agua, sino a cuáles son las expectativas de los principales actores de este mercado.

Los contratos fueron anunciados en septiembre, cuando la costa oeste de Estados Unidos fue devastada por el calor y los incendios forestales. Según la cadena Bloombergestán destinados a “servir como protección para los mayores consumidores de agua de California contra la subida de los precios y como indicador de escasez para los inversores de todo el mundo”.

“2.000 millones de personas viven ahora en naciones plagadas de problemas con el agua, y casi dos tercios del mundo podrían enfrentar escasez de agua en solo cuatro años”, declaró el jefe global de índice de acciones y productos de inversión alternativos de CME GroupTim McCourt. “La idea de gestionar los riesgos asociados al agua sin duda está cobrando mayor importancia”, subrayó.

Según las Naciones Unidas, China y Estados Unidos son los principales consumidores globales de agua.

La explotación excesiva de este recursos por el sector primario, la industria y el consumo humano, así como el cambio climático, han llevado a que este recurso sea cada vez más escaso y podría derivar en migraciones masivas desde regiones donde procurarlo se vuelva cada vez más difícil.

Con información de EFE y Bloomberg

NASA registra misteriosa materia oscura rodeando la Tierra

Si bien, todavía no se tiene mucha certeza respecto a qué es la materia oscura, los científicos creen que resultaría esencial para el universo.

La NASA, en tanto, cree que se trata de una “fuerza invisible” que une las galaxias y los cúmulos, y que habría sido clave en los orígenes del universo.

Por eso se puede definir como una sustancia invisible y enigmática que constituye cerca del 27 por ciento de toda la materia y la energía del universo.

En tanto, la materia regular, es decir todo lo que podemos ver a nuestro alrededor, alcanza apenas el 5 por ciento del universo.

Ahora, la NASA ha compartido una reveladora imagen que muestra a la Tierra esparciendo “filamentos de materia oscura”.

Los científicos de la agencia, estiman además que nuestro planeta podría contener cuerdas de materia oscura “peluda” originada acá en la Tierra.

En una imagen generada por computador se pueden apreciar miles de estos filamentos emergiendo de la superficie de nuestro planeta.

Su procedencia exacta, eso sí, continúa siendo un misterio.

“Si pudiéramos localizar la raíz de estos filamentos, probablemente enviaríamos una sonda allí y obtendríamos una gran cantidad de datos sobre la materia oscura”, explica Gary Prezzo, de la NASA.

Y desde la misma agencia afirman que dar con este hallazgo podría tener importantes alcances en materia de investigación.

“En teoría, si se puede obtener esta información, los científicos pueden utilizar los pelos de materia oscura fría para mapear las capas de cualquier cuerpo planetario, e incluso deducir las profundidades del océano en las lunas heladas”, agrega Prezzo.

¿Cuánto costaría la Tierra?

La Tierra es -al menos por ahora- el único planeta habitable que conocemos y nuestro hogar. Por ello la importancia de cuidarlo de la contaminación y otras acciones que lo ponen en grave riesgo y, en consecuencia, se afecte nuestro bienestar.

Al ser un lugar único, generalmente es un lugar con un valor incalculable, sin embargo alguien se encargó de ponerle precio.

Greg Laughlin, profesor asistente de astronomía y astrofísica de la Universidad de California (EE. UU.), desarrolló una fórmula especial para conocer el precio que, según él, tendría el tercer planeta del sistema solar.

La formula arrojó que la Tierra vale aproximadamente $ 5’000.000.000.000.000. Este valor surgió después de medir la masa, la temperatura, la edad y otros factores del planeta que se correlacionan directamente con su capacidad para mantener la vida.

Laughlin no solo le dio un valor a la Tierra sino que también estimó el precio de otros. Por ejemplo, para Marte, cuesta aproximadamente $ 16.000. Venus, en cambio, costaría apenas un centavo.

Pese a la curiosa fórmula, el científico no espera que los valores dados tengan alguna repercusión en el mundo real. (I)

Tierra estaría más cerca de un agujero negro de lo que se pensaba

Científicos japoneses elaboraron un nuevo mapa de la galaxia en la que se encuentra el Sistema Solar, la Vía Láctea. Con este trabajo demostraron que nuestro Sistema Solar, y por ende la Tierra, se encuentra más cerca del agujero negro que está en el centro de la galaxia.

En el centro de muchas galaxias existen agujeros negros supermasivos, alrededor de los que orbitan estas constelaciones. En el caso de la Vía Láctea, orbita alrededor de Sagitario A y lo hace a mayor velocidad de lo que se pensaba.

Además, la galaxia está más cerca de lo calculado del agujero negro. La Unión Astronómica Internacional estableció la distancia al centro galáctico en 27 700 años luz, en 1985.

Ahora, con los estudios realizados en Japón se definió esta distancia en 26 673 años luz. Por otro lado, se había establecido que la velocidad en la que galaxia orbita alrededor de Sagitario A es de 227 kilómetros por segundo, pero los nuevos estudios establecieron que lo correcto es a 220 kilómetros por segundo.

Para realizar este estudio se utilizaron nuevas tecnologías, entre ellas radiotelescopios que se encuentran ubicados en todo el archipiélago japonés.

Combinaron las imágenes de todos estos telescopios para simular un aparato de 2 300 kilómetros de diámetro, con mejor resolución. Así lograron una imagen más fiable de nuestra galaxia.

Fuente: Europa Press

La Estación Espacial Internacional detectó 150 ovnis ¿se dirigen a la Tierra?

La Estación Espacial Internacional (EEI) logró avistar a más de 150 objetos voladores no identificados (ovnis) en trayectoria hacia la Tierra. Según CNN Brasil, estos objetos fueron captados el pasado 15 de noviembre del 2020.

Una cámara instalada en la EEI, que la NASA gestiona en conjunto con las agencias espaciales de Europa, Canadá, Rusia y Japón, registró los ovnis en la órbita terrestre el pasado 15 de noviembre.

Es por eso que el cosmonauta ruso, Iván Vagner, fue el que avistó el fenómeno por primera en agosto de este años. Vagner captó la secuencia de imágenes de 60 segundos, los objetos que circulan en la órbita terrestre son tantos que exceden el campo de visión de la cámara.

En un principio, miles de usuarios de las redes sociales pensaron que se trataban de luces de algún centro urbano o alguna lluvia de meteoritos, pero los expertos determinaron que no era posible.

La EEI es un centro de investigación situado en la órbita terrestre, cuya administración, gestión y desarrollo están a cargo de la cooperación internacional. El proyecto funciona como una estación espacial tripulada, en la que rotan equipos de astronautas e investigadores de las cinco agencias del espacio participantes: la NASA, la Agencia Espacial Federal Rusa (FKA), la Agencia Japonesa de Exploración Espacial (JAXA), la Agencia Espacial Canadiense (CSA) y la Agencia Espacial Europea (ESA).

No es la primera vez que los científicos llegan a captar imágenes de piezas sueltas que vuelan en dirección al planeta. Aunque este último avistamiento llamó la atención de los especialistas por la gran cantidad de objetos voladores observados.

En abril pasado, el Pentágono (sede del Ministerio de Defensa de Estados Unidos) publicó varios videos grabados en 2004 y 2015 por pilotos de la Armada, en los que se alcanzan a apreciar «fenómenos no identificados» o «inexplicados».

El lugar más seco de la Tierra arroja luz sobre la vida en Marte

En Marte hubo agua líquida y, debido a su presencia, pudieron haber vivido microorganismos. Dos nuevas investigaciones publicadas hoy en Scientific Reports aportan más evidencias al respecto. La primera detalla el reciente descubrimiento de arcillas húmedas en el desierto de Atacama en Chile, el lugar más seco de la Tierra. El estudio arroja pistas sobre la vida en el planeta rojo.

La segunda investigación ha hallado indicios de grandes inundaciones en el cráter Gale de Marte. Posiblemente, las corrientes de agua se debieron al un gran impacto junto con las consecuencias para el clima que generó el evento.

El agua líquida es un prerrequisito para la presencia de vida. A una profundidad de unos 30 centímetros, Armando Azua, investigador del Centro de Astrobiología CSIC-INTA, en Madrid, y sus colegas encontraron una capa de una arcilla llamada esmectita. En ella habitaban más de 30 tipos diferentes de microorganismos compuestos por bacterias y arqueas. Toda una comunidad microbiana viviendo bajo el árido desierto chileno que había pasado desapercibida hasta el momento.

“Nuestra investigación amplía las perspectivas de identificar entornos habitables en Marte, porque era totalmente inesperado encontrar una capa húmeda en el subsuelo del lugar más seco de la Tierra”, explica por correo Alberto G. Fairen, investigador en el Centro de Astrobiología CSIC-INTA y la Universidad Cornell en Nueva York, y director del grupo del centro de astrobiología que ha hecho posible el artículo.

Arcillas como la esmectita son muy abundantes en Marte. Fairen explica que, si hablamos de vida en el pasado, las arcillas marcianas convertidas en rocas podrían guardar compuestos de origen biológico.

“La superficie está a temperaturas de ultracongelación, la atmósfera es finísima, la sequedad es enorme y la radiación ultravioleta muy intensa. Pero bajo la superficie, a tan solo uno o dos metros de profundidad, las condiciones parecen ser muy distintas: hay hielo, no llega la radiación, existen nutrientes potenciales… Ahí es donde buscamos”, cuenta el investigador.

Las arcillas marcianas son también una de las mejores pruebas existentes de que en el planeta hubo agua en estado líquido hace mucho tiempo. El segundo de los estudios supone una prueba adicional de la presencia de grandes cantidades de agua líquida en Marte en el pasado.

El equipo identificó antidunas en el cráter Gale, en el ecuador del planeta, gracias a datos obtenidos por el rover Curiosity de la NASA. Se trata de formaciones onduladas en el suelo debidas al paso de fuertes corrientes. El agua que las cavó tenía al menos 24 metros de profundidad y fluía a una velocidad mínima de 10 metros por segundo.

En conjunto, las nuevas investigaciones añaden más información sobre el agua en Marte y la posible presencia de vida en el planeta. Los futuros datos de los rovers que actualmente viajan hacia el planeta aportarán piezas extras que ayuden a completar el rompecabezas marciano.

Exoplaneta potencialmente habitable existe a 102 años luz de la Tierra

El Satélite de Sondeo de Exoplanetas en Tránsito (TESS, por sus siglas en inglés), se lanzó en 2018 por parte de la Nasa con el objetivo de buscar exoplanetas. Hasta ahora ha descubierto 17 planetas pequeños alrededor de 11 estrellas cercanas que son enanas M, estrellas más pequeñas que el Sol y más frías

Recientemente un grupo de astrónomos del Centro Harvard Smithsonian de Astrofísica detallaron en The Astronomical Journal que uno de estos planetas descubiertos, TOI-700d, es del tamaño de la Tierra y también se encuentra en la zona habitable de su estrella, lo que le permitiría que el agua (si la tuviera) permanezca líquida cuando hay atmósfera.

TOI-700d es uno de los tres planetas pequeños orbitando una M enana (su masa es 0.415 la del Sol) a unos 102 años luz de la Tierra.

NASA confirma que hay agua en la Luna; Nature Astronomy difundió estudio

La Luna contiene agua helada, según nuevos datos inequívocos de detección, y en su superficie hay numerosos cráteres, incluso muy pequeños, a los que nunca llega la luz solar, donde esta podría estar atrapada de forma estable, lo que puede tener implicaciones para futuras misiones humanas.

Nature Astronomy publica este 27 de octubre del 2020 dos estudios firmados por científicos estadounidenses, uno de los cuales señala la inequívoca detección de agua molecular (H20) en la Luna y el otro sugiere que aproximadamente 40 000 metros cuadrados de su superficie, de los que un 40 % están en el sur, tiene la capacidad de retener agua en las llamadas trampas frías.

Hace dos años ya se habían detectado signos de hidratación en la superficie lunar, particularmente alrededor del polo Sur, que posiblemente correspondían a la presencia de agua, pero el método empleado no podía diferenciar si se trataba de agua molecular (H2O) o de hidroxiles (radicales llamados OH).

En esta nueva publicación, un equipo dirigido por Casey Honniball de la Universidad de Hawai, usó datos del Observatorio Estratosférico de Astronomía Infrarroja (SOFIA) de la NASA, un avión Boeing 747SP modificado para transportar un telescopio reflector.

Los datos fueron tomados del cráter Clavius, cerca del polo Sur, que fue observado por SOFIA en una longitud de onda de seis micras, a la que el agua molecular produce una firma espectral única.

Las observaciones previas, a una longitud de tres micras, señalaban indicios de agua, que «todavía dejaban abierta una explicación alternativa», pero los nuevos datos «no tienen otra explicación que la presencia de agua molecular», dice Ignasi Ribas, astrofísico del Instituto de Estudios Espaciales de Cataluña (IEEC) y del Instituto de Ciencias del Espacio del CSIC.

El agua, atrapada dentro de granos de polvo o de cristales, cuando es excitada por la luz del Sol vibra y la vuelve a emitir a una longitud de onda de seis micras.

«En la práctica, es como si esas zonas de la Luna brillaran más que lo que deberían a esa longitud de onda», agrega Ribas comentando el artículo del que no es firmante.

Los investigadores estiman que la abundancia en las altas latitudes meridionales es de 100 a 400 gramos de H2O por tonelada de regolito (el material del que está formado la superficie lunar) y la distribución del agua en ese pequeño rango de latitud es resultado de la geología local y «probablemente no un fenómeno global».

Esa cantidad de agua es mucho menor que en la Tierra, «pero es más que cero», indica Ribas, quien recuerda que las condiciones en la Luna son extremas por lo que es difícil retenerla pues se evapora y escapa.

El segundo estudio, encabezado por Paul Hayne de la Universidad de Colorado Boulder, examinó la distribución en la superficie lunar de zonas en un estado de oscuridad eterna, en las que el hielo podría ser capturado y permanecer estable.

«En las trampas frías las temperaturas son tan bajas que el hielo se comportaría como una roca», si el agua entra ahí «no irá a ninguna parte durante mil millones de años», señala el científico citado por la universidad.

Aunque no se puede probar que estas trampas frías realmente contengan reservas de hielo -«la única forma de hacerlo sería ir allí en persona o con rovers y cavar», dice Hayne- los resultados «son prometedores» y futuras misiones podrían arrojar aún más luz sobre los recursos hídricos de la Luna.​

El estudio se hizo con datos del Orbitador de Reconocimiento Lunar de la NASA para evaluar una gama de posibles tamaños de trampas frías, las cuales podrían ser mucho más comunes en la superficie de la Luna de lo sugerido en investigaciones anteriores.

El equipo usó también herramientas matemáticas para recrear cómo podría ser la superficie lunar a muy pequeña escala y la respuesta es que sería «un poco como una pelota de golf», repleta de pequeños hoyos.

El estudio indica que las «micro» trampas frías, en ocasiones de un tamaño no superior a un céntimo de euro, son cientos o miles de veces más numerosas que las de mayor tamaño, que pueden tener varios kilómetros, y se pueden encontrar en ambos polos.

Los autores sugieren que aproximadamente 40 000 metros cuadrados de la superficie lunar tiene la capacidad de atrapar agua, cuya presencia puede tener implicaciones para futuras misiones lunares que tengan como objetivo el acceso a estos potenciales depósitos de hielo.

«Si estamos en lo cierto -consideró Hayne-, el agua va a ser más accesible», teniendo en mente, en un futuro, el posible establecimiento de bases lunares.

La existencia en la Luna de agua que potencialmente se pueda usar es una perspectiva «muy interesante» y «emocionante», destaca Ribas, aunque el tiempo dirá si se puede utilizar para ayudar a futuras bases lunares.

EFE

Un asteroide podría caer en la Tierra el 2 de noviembre

Como si ya no fuera demasiada la atención puesta en que el 3 de noviembre se realizarán las elecciones en Estados Unidos, ahora un asteroide podría caer a la Tierra un día antes.

Así lo informó el popular astrofísico Neil deGrasse Tyson, quien agregó que la roca es del tamaño de una refrigeradora y tiene el nombre de 2018VP1. Esta se acerca al planeta a 34.200 km/h, pero no es demasiado grande como para causar daño.

El asteroide es vigilado por la Nasa desde 2018 tras su observación y análisis de que no representaba un riesgo para la Tierra.

De acuerdo con la institución, la probabilidad de que la roca entre a la atmósfera es de 0,41%, pero si pasa, se desintegraría por ser muy pequeño (cerca de dos metros).

Para la Nasa lo más probable es que el asteroide pase a 500.000 km de la Tierra.

Por esa razón, deGrasse ha bromeado de que si el mundo se acaba en 2020, no sería culpa del universo, en referencia a las elecciones del día después

feature image