Especiales

Victoria Salcedo, aspirante a Miss Ecuador

feature image

Victoria Salcedo candidata a Miss Ecuador 2021.

“Desde muy pequeña era mi sueño seguir, poder crecer; y tener una voz propia que inspire a otras chicas ha sido una meta desde siempre”, empieza diciendo con una voz dulce, pero con carácter determinante, la guayaquileña Victoria Salcedo, una de las 24 candidatas a Miss Ecuador 2021.

Cuando tenía cinco años perdió tres de sus cuatro extremidades producto de una descarga eléctrica. Estaba con amigas, andando en patines, y para no caer se agarró de una vara de metal que llegó al cable de alta tensión. La descarga afectó sus dos brazos y pierna izquierda, de modo que amputaron aquellas partes de su cuerpo para salvarle la vida. Por eso no teme vivirla. Victoria Salcedo ha aprendido a no dar la vida por sentada. Cada vez que tiene la oportunidad de hacer algo que le gusta, lo hace; si no tiene la oportunidad, entonces la crea. Así es como ha tomado las riendas de su destino.

Desde pequeña se encantó por el modelaje; hizo un par de cursos, pero llegó la adolescencia y, como es común, las inseguridades de la etapa hicieron que dejara a un lado ese sueño. Varias preguntas rondaban por su cabeza en ese entonces, como si algún día iba a llegar a tener pareja. Y actualmente la tiene. “Creo que he vivido todas las etapas que una mujer puede vivir, no me he ausentado de ninguna etapa (...)”.

“No me he criticado, pero en mi mente había muchas preguntas porque siempre he sido inocente. Siempre he sido muy cuidada, muy guiada en mi hogar. Pero eso de criticarme a mí misma nunca ha sido mi estilo en mi vida”.

Declara que cuando era adolescente desistió del modelaje, “porque no me sentía capaz de seguir. La verdad tuve estas ideas, que suelo comentar, que no me sentía tan bonita, veía diferencias. Tuve una adolescencia apagada por temas superficiales que pude superar con la madurez de los años”, indica teniendo apenas 25, pero con la madurez emocional de un sabio de 100.

Lo que le gusta

En primer lugar, su valentía. “Considero que soy una mujer muy valiente y considero que lo puedo decir, que es lo mejor”.Le gusta viajar, bailar, los deportes extremos, como sostiene ella: “Soy una chica que se vive el momento, que se está viviendo la vida”. Recuerda una vez en la que se lanzó de un puente en Baños de Agua Santa, describe la sensación como “increíble”; sobre el dolor físico, dijo que le dolió el abdomen por una semana y que la experiencia “fue como un bautizo”, pues ella buscaba adrenalina para su vida en ese entonces y la consiguió.

También le gusta estar siempre involucrada en lo que le llama la atención. Nadie la obliga a hacer nada, son ella y sus ganas contra lo que pueda decir el mundo.

Victoria es apasionada por la comunicación social, de modo que se encuentra cursando sus estudios en el ITV. Decidió no pausarlos mientras concursa por llevarse la corona, de modo que en las noches se dedica a invertir tiempo para obtener su título. Previamente estudió psicología.

Su rutina ha cambiado

Se declara hogareña, y dice que si salía era a “cosas muy puntuales, como ir con mis amistades, salir de pronto a bailar. Suelo pasar en la casa, pinto, me gusta escribir...”. Agrega que “ahora todo ha cambiado un poco por las entrevistas, mi dieta también, por cuestiones del certamen”, indica.

El maquillaje, los vestidos y todo lo que implica el rol de una reina de belleza es ahora también parte de su día a día. “Yo sé maquillarme”, repite dos veces. Lo suele hacer con su pie, ha desarrollado la habilidad, aunque por el momento cuenta con una plantilla que la ayuda a agilizar el proceso del estilismo en maquillaje y peinado.

Descubrimiento a través de los años

“Todo se ha desarrollado con mi pie, he podido estudiar, puedo alistarme, puedo vestirme, como cualquier otra chica de mi edad. Puedo tener esa independencia de vivir los momentos que decida vivir y eso me da mucha felicidad. Fue un proceso, en realidad, debido a que mi prótesis me da esa facilidad. Antes no podía ponerme la prótesis yo sola, pero la cambié y me cambió la vida”. Actualmente, por la tecnología del “accesorio”, como la llama Salcedo, ella puede colocársela por su cuenta.

Sus compañeras de reinado
Cuenta que ya se conocen un poco mejor, que así como a ella la inspiran supone que también las inspira a ellas. Se encuentra emocionada de poder compartir con personas nuevas y salir de su zona de confort, sobre todo conocer Ecuador con mujeres increíbles que comparten su mismo sueño.

“Si gano sé que habría un cambio que va a ser guiado por la organización, que cambiaría el rumbo de la visión que tenemos hacia los certámenes de belleza. Y si no gano, pues, también tengo muchos proyectos, quiero seguir modelando. Nada me va a detener y llegaré a la gran meta que es seguir ayudando”.

Su proyecto de ayuda social
La aspirante a Miss Ecuador apunta a ayudar a los emprendedores para la reactivación de la economía. “Soy embajadora de Mentes Brillantes y de Ecuador Brilla en el Mundo. Estamos siendo apoyados por la Cámara de Comercio en Nueva York y ese es el proyecto que hemos presentado”. (I)

Fuente: El Universo